Perro no puede dejar de llorar tras darse cuenta de que ha sido abandonado en un refugio

La historia que compartiremos a continuación es muy triste, y nos lleva a reflexión acerca de cómo consideramos a los animales, y su verdadera capacidad de sentir y comprender las situaciones. Ellos, al igual que nosotros, pueden tener sentimientos profundos y sentirse angustiados cuando su familia los abandona.

Su familia no tenía los recursos

Cuando AJ y su hermano Toby llegaron a Carson Animal Shelter, no tenían manera de saber que su familia los abandonaría para siempre y que serían separados entre si. La familia con la que habían vivido toda su vida, los entregó porque no tenía los recursos suficientes para seguir cuidándolos.

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

No sabían qué les deparaba el destino

Estos hermosos ejemplares caninos tenían alrededor de siete años y son el resultado de la mezcla de dos razas de gran tamaño, el Pit bull y el Labrador. AJ tiene una personalidad muy dulce, amorosa y noble, además de ser un perro entusiasta con mucha energía. Su hermano es mucho más tranquilo, pero igual de inteligente y cariñoso.

Los hermanos caninos fueron llevados al refugio caminando, atados con una correa, uno al lado del otro. Se divirtieron mucho durante el recorrido, inocentes totalmente de lo que les esperaba al final del camino.

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

Lágrimas de miedo y dolor

Al llegar a Carson Animal Shelter, fueron separados no solo de la familia que habían conocido desde siempre, sino el uno del otro. Su hogar fue reemplazado por ladridos fuertes y una perrera fría rodeada de extraños. Estaban evidentemente confundidos y tristes.

Pero de los dos, AJ fue quien reaccionó con más intensidad. Después de ser separado de su hermano, estaba tan asustado que lloró en su perrera. Gruesas lágrimas inundaron sus ojos y su dolor quedó registrado en un  video que pronto capturaría la atención de todos.

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

Su triste realidad se hizo viral

La organización Saving Carson Shelter Dogs, que se encarga de ayudar a encontrar un nuevo hogar a los perros que han sufrido abuso o negligencia, publicó en Facebook el video del perro llorando y con gran tristeza en su rostro, y este se viralizó de inmediato, logrando sacudir a miles de usuarios de las redes sociales.

El impactante video dio la vuelta al mundo y fue compartido por varias organizaciones de animales que se encargan de invitar a adoptar un perro en lugar de comprarlo. La intención de Saving Carson Shelter Dogs, fue dar inicio a una campaña en línea para salvar a los dos perros, cuyo destino final en ese lugar es la eutanasia.

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

Un nuevo hogar

"AJ es una belleza, dulce y amorosa, ama a otros perros y extraña a su hermano", escribió Saving Carson Shelter Dogs. "Se le está acabando el tiempo, tiene un resfriado y necesita tu ayuda”.

A los pocos días de iniciar esta campaña, las lágrimas de AJ fueron reemplazadas por el meneo feliz de su cola cuando fue sacado del refugio. Los rescatistas estuvieron presentes para filmar su liberación del refugio. Saving Carson Shelter Dogs escribió: "Esta belleza tocó los corazones de mucha gente y hoy tuvo la suerte de encontrar su pase a la libertad".

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

Crédito de imagen: Facebook/Saving Carson Shelter Dogs

Juntos para toda la vida

"Hoy salió del refugio, aun enfermo y luchando contra un fuerte resfriado. Fue rescatado y esperamos que la campaña para salvar a su hermano Toby tenga los mismos resultados. Ambos han estado muy deprimidos desde que fueron separados... Feliz vida, AJ", decía el mensaje. 

Afortunadamente, unos días después, la familia que adoptó a AJ hizo un espacio en sus corazones y en su hogar y decidió adoptar también a Toby.  Fue un final feliz para estos hermosos hermanos, gracias al esfuerzo de muchas personas y organizaciones que se negaron a dejarlos morir. Ahora pueden disfrutar juntos de una vida feliz y no habrá más miedo ni tristeza por su abandono.

AJ y Toby no son un caso único 

Son muchas las historias similares a esta, algunas con finales llenos de emoción y que nos hacen derramar lágrimas de alegría y agradecimiento con las personas que generosamente abren sus hogares y adoptan a estos pequeños, dándoles una segunda oportunidad.

Pero en otras no hay tanta suerte; se llega muy tarde y algún angelito de cuatro patas muere por los maltratos o es sometido a eutanasia en los atiborrados refugios donde son abandonados por quienes debieron cuidarlos y acompañarlo hasta el final de sus días.

El trabajo de estas organizaciones es, sin lugar a dudas, muy importante para marcar la diferencia en la vida de estos animalitos, víctimas de maltrato y/o abandono y bastante difícil a nivel emocional, físico y muchas veces económico.

Desde aquí nos hacemos solidarios con esta causa, y no nos cansaremos de repetir que la adopción de una mascota es para toda la vida. Cuando entran en el hogar, forman parte de nuestras familias y abandonarlos jamás debería ser una opción. Son unos seres maravillosos, sensibles, solidarios y fieles de por vida.