logo
Conserje de edad avanzada en el trabajo | Foto: Shutterstock
Fuente: Conserje de edad avanzada en el trabajo | Foto: Shutterstock

"Estás despedido, viejo", le grita encargada al empleado de la limpieza, sin saber que él será su jefe al día siguiente - Historia del día

Vanessa Guzmán
20 oct 2022
07:00

Nilda era una mujer trabajadora, pero su ascenso más reciente en la tienda la convirtió en una jefa agresiva e impaciente. Se salió con la suya hasta que optó por insultar y despedir al viejo conserje.

Publicidad

Solo había pasado una semana desde el gran ascenso de Nilda y todavía no podía creerlo. Ahora era la directora general de uno de los puntos de venta de un gigante minorista de moda.

Años antes de que obtuviera el ascenso, ella había llenado una carpeta con ideas sobre cómo mejoraría la tienda si alguna vez tuviera la oportunidad. Una mañana, la carpeta lucía con orgullo en su escritorio mientras Nilda se dirigía al personal.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"Muy bien, chicos. ¿Todos tienen claro los nuevos protocolos que vamos a seguir?", preguntó ella.

El personal respondió con asentimientos, sonrisas y algunos sí, amables.

“No quiero que nadie sea negligente o se desvíe de mis nuevas pautas. Para garantizar eso, esto es lo que vamos a hacer. Cualquiera que no siga las nuevas reglas, ya sea sobre uniformes, saludos a los clientes, arreglos de exhibición, perderá su incentivo para este mes".

Nilda miró las caras que se pusieron serias y sonrió con orgullo ante su propia idea.

Sin embargo, el personal quedó completamente conmocionado por una decisión tan drástica. No podían trabajar sabiendo que cualquier pequeño error, consciente o inconsciente, les costaría el dinero que pagaba la mayor parte de sus cuentas.

Publicidad

Los hombres y mujeres se miraron estupefactos, preguntándose si deberían tratar de razonar con Nilda.

Aunque la mujer había cambiado mucho en la última semana, todos los empleados de la tienda estaban felices por ella. Todos sabían lo duro que había trabajado por obtener ese cargo durante los últimos tres años. Todos sabían lo apasionada que era por esta industria. Y estaban felices de que alguien que comenzó como pasante hubiera llegado tan lejos.

Sin embargo, la nueva audacia de Nilda estaba haciendo más daño que bien a la tienda y a las personas que trabajaban allí.

Lee también: Mujer rica se burla del conserje: su padre le quita todo y le entrega un uniforme de limpieza - Historia del día

Publicidad

Desde el primer día en su nuevo cargo, había estado cambiando las cosas. Estableció expectativas demasiado altas a personas que sabía que trabajaban duro y comenzó a reaccionar a los errores más pequeños con ira e impaciencia excesivas.

Pero conociendo a la joven Nilda, que había soñado con este trabajo, nadie en el equipo tuvo el corazón para decirle que era terrible en eso.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Un día la persona más inesperada del grupo habló.

"Nilda, niña, tengo algo que decirte", Víctor levantó su mano temblorosa y sonrió.

Nilda se volvió hacia él de mala gana. No estaba de humor para recibir comentarios o sugerencias del conserje de la tienda de 68 años.

"En primer lugar, déjame decirte que todos estamos muy contentos de ayudarte con tu visión de la tienda, Nilda", dijo Víctor, trayendo una sonrisa a la cara de la dama. "Pero creo que este nuevo desafío nos hará trabajar con miedo. Ninguno de nosotros quiere perder nuestro incentivo, y tal vez podamos encontrar una manera de dejar de lado los pequeños errores".

Publicidad

Nilda se había desconectado de las sugerencias de Víctor y no podía dejar de imaginar lo que estaban pensando los demás en el equipo mientras asentían con la cabeza en acuerdo con el anciano.

"No puedo dejar que Víctor me hable como si estuviera a mi nivel. No quiero enviar ese mensaje a los demás aquí", pensó Nilda.

"¡Víctor, es suficiente!", espetó, para sorpresa de todos.

“¿Qué tal si arreglamos nuestros propios errores antes de lanzar sugerencias, eh, Víctor? ¿Crees que no me he dado cuenta de lo tarde que llegas al trabajo todos los días? ¿O cuánto duran tus descansos para el almuerzo? Es posible que te hayan permitido todo eso en el pasado, pero ya no. De ahora en adelante, tienes que seguir mis reglas”.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"Nilda, hay una razón por la que he estado llegando más tarde que los demás".

Nilda no podía creer que el anciano la hubiera vuelto a interrumpir. Observando a los otros empleados, mirándola fijamente, anticipando su reacción, decidió poner dar ejemplo de autoridad de una vez por todas.

Publicidad

"¡No me importa la razón! Y no te di permiso para interrumpirme, ¿verdad?".

Víctor se congeló de incredulidad, ya que nunca antes había estado en el extremo receptor de la ira o los insultos de Nilda.

"Que esto sea un ejemplo, amigos", dijo Nilda. "Cualquiera que ponga excusas bajo mi supervisión será despedido. ¡Al igual que Víctor aquí está a punto de ser despedido!", ella declaró.

El rostro de Víctor palideció y estaba preparado para suplicar que le devolvieran su trabajo.

"Así es. ¡Oye! ¡Estás despedido, viejo! Gracias por todos esos años. Pero ya no te veo apto para trabajar aquí. ¡Vete, por favor!". Nilda sonaba casi jubilosa cuando despidió al conserje.

Publicidad

Al darse cuenta de que nada podía cambiar la opinión de Nilda, Víctor salió en silencio de la tienda mientras el personal lo observaba irse, conmocionado y con lágrimas en los ojos.

Ese pudo haber sido el final del trabajo de Víctor como conserje en la tienda. Aun así, algo inimaginablemente más grande estaba a punto de llegar al día siguiente.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

El Sr. García, el propietario de la cadena de tiendas multimillonaria, frunció el ceño y abandonó su taza de café matutino cuando se enteró del despido de Víctor.

"¿Ella hizo QUÉ?". El jefe no podía creer lo dura que había sido Nilda con el anciano conserje.

Nilda era nueva y no sabía que Víctor fue la primera persona en ser contratada para la empresa. Fue una parte insustituible del éxito de la empresa en toda la ciudad.

Y no había forma de que el Sr. García permitiera que alguien insultara a un hombre que era como el padrino del negocio.

"Llámalo...", pidió. Resulta que Víctor estaba esperando pacientemente afuera, con la esperanza de contar su versión de los hechos. “¡Y convoca una reunión rápida de la junta! ¡AHORA!".

Publicidad

Una hora más tarde, Nilda estaba regañando a otro miembro del personal experimentado cuando una voz desde atrás la llamó.

"¡Nilda! Escuché que despediste a Víctor. Bueno, si no estás muy ocupada, quería presentarte al nuevo gerente regional, alguien a quien debes reportarte".

Nilda estaba emocionada de ver al hombre o mujer joven y sofisticado que iba a entrar por las puertas de cristal.

"Eso no puede ser cierto… ¿Ese es… Víctor?".

Efectivamente, era Víctor. El mismo anciano al que había despedido brutalmente el día anterior había regresado como su jefe, gracias al Sr. García, que ahora le sonreía.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"Víctor ha estado en esta empresa desde el primer día, antes de que fuera una cadena de tiendas, incluso antes de que mi esposa y yo tuviéramos suficiente dinero para colocar un letrero adecuado afuera de la tienda. Estoy seguro de que su experiencia de esos días y todos estos años lo ayudará a manejar este nuevo trabajo de administración”.

Publicidad

"Ahora, por supuesto, seguirá llegando más tarde que todos ustedes, ya que su esposa Martha está luchando contra una terrible enfermedad, y nuestro Víctor aquí ha sido su único cuidador".

El empresario mencionó una cosa increíble tras otra sobre Víctor, lo que hizo que Nilda sintiera un profundo pesar. Miró al anciano, que escuchaba con ojos empañados. El ex conserje nunca había usado un traje en su vida. Pero vestido con ese traje de tres piezas, con una sonrisa amable en su rostro, Víctor parecía un gerente regional ese día.

"¡La primera orden del día es que Víctor debería despedir a cualquiera que haya actuado de manera poco profesional en los últimos días!", declaró el Sr. García y miró directamente a Nilda.

Publicidad

Ella sintió como si alguien hubiera barrido la alfombra debajo de sus pies. Víctor tenía todas las razones para despedirla del trabajo de sus sueños.

"Víctor, lamento mucho haberte tratado como lo hice ayer. Por favor, no me despidas. Esto no volverá a suceder. No puedo permitirme perder este trabajo, Víctor. ¿Me perdonas?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

A Víctor se le partió el corazón al ver a Nilda estallar en llanto. No tenía planes de despedir a la joven trabajadora. De hecho, Víctor todavía estaba sorprendido por su propia promoción y cómo su jefe lo había defendido.

"Nilda, niña, ¿por qué te despediría? Sé cuánto le das a este trabajo. Todos lo sabemos. Claro, dejas que el éxito se te suba un poco a la cabeza, pero estoy seguro de que es un error que cualquiera de nosotros podría cometer”.

"No estoy enojado contigo. No te quitaré tu trabajo", le aseguró Víctor a Nilda y se volvió hacia el resto del personal con una voz alegre.

"Vamos, ahora, todos, de vuelta al trabajo. Se siente raro mandar a todos ustedes, viejos y niños. ¡Vayan, hagan bien su trabajo!".

Publicidad

"Nilda", dijo Víctor, aclarándose la garganta y poniéndose las gafas, "Revisemos esa carpeta tuya, ¿de acuerdo? Realmente tienes algunas ideas fantásticas ahí".

Lee también: Conserje que limpió por 12 años la escuela se convierte en director y le demuestra a su hijo que nada es imposible

Ese fue el comienzo de un nuevo capítulo en la vida de Nilda, Víctor y la tienda. Mientras Víctor continuó administrando el negocio, Nilda se convirtió en su mano derecha. El dúo tuvo una dinámica de trabajo inusualmente brillante e hicieron de la tienda la más exitosa en la historia de la cadena.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Si dejas que el éxito se te suba a la cabeza, te pondrá de rodillas: Nilda abusó de su autoridad y mandaba a la gente. Disfrutaba de su éxito, hasta que despedir al conserje de la tienda la hizo entrar en razón.

  • No se apresure a juzgar a las personas: Nilda pensó que Víctor era solo un viejo conserje vago, pero terminó siendo una de las personas más importantes en la historia de la tienda donde trabajaba.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra
Publicaciones similares

Tras ser despedido, pobre conserje salva a perro atrapado en tubería: al otro día recibe oferta para dirigir una gran empresa - Historia del día

17 de agosto de 2022

Hijo de conserje ayuda a su madre a trapear el piso: el gerente la despide y una mujer rica interviene - Historia del día

19 de junio de 2022

Hombre ayuda a pobre señora y lo despiden por llegar tarde: recupera el trabajo después de que ella irrumpe en oficina del jefe - Historia del día

19 de septiembre de 2022

Anciano es despedido de su trabajo de toda la vida: 1 mes después se convierte en dueño de la empresa - Historia del día

29 de septiembre de 2022

Empleado de comercio es despedido por ayudar a discapacitado, al día siguiente obtiene un trabajo que paga 5 veces más - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Millonario se burla de pobre limpiador de ventanas: se entera de que es padre soltero de dos niñas - Historia del día

11 de agosto de 2022

Pobre estudiante le lleva comida a vecino anciano: el hombre lo ayuda a obtener una beca como recompensa - Historia del día

26 de septiembre de 2022

Anciana no puede pagar los víveres para la cena: halla bolsas llenas de comida al regresar a casa - Historia del día

21 de agosto de 2022

"¡Lárgate!", le grita cajero a una anciana hasta que ve que el dueño de la tienda la saluda - Historia del día

14 de julio de 2022

"¿Cuándo regresan tus padres?", le pregunta señora a niña solitaria en el parque: "Nunca", responde ella - Historia del día

22 de julio de 2022

Chofer de bus es despedido por dar un viaje gratis a chica sin hogar: luego ella visita al jefe en una camioneta negra - Historia del día

05 de octubre de 2022

Hombre mayor es despedido a 2 horas de aceptar trabajo en tienda: recibe $70.000 para tratamiento de esposa al otro día - Historia del día

25 de junio de 2022

Repartidor de pizza arriesga su trabajo para salvar a una anciana atrapada en incendio: al otro día el jefe llega a su casa - Historia del día

25 de agosto de 2022

Desconocido alimenta a una anciana hambrienta en el abasto: se encuentran de nuevo en una elegante limusina poco después - Historia del día

19 de septiembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited