Chico con síndrome de Down salva noche de graduación de su mejor amiga con rara mutación genética

Ella comenzó a ser aislada por sus compañeros que no entendían por qué no estaba madurando de la misma manera que ellos.

Todos los días, las personas con discapacidad sorprenden al mundo con su capacidad para amar. Solo pregúntale a los adolescentes Ciera y Connor. Estos dos mejores amigos tienen una amistad que ha conmovido los corazones de miles.

Según informó Inspire More, Connor nació con Síndrome de Down y Ciera desarrolló una mutación genética única que dio lugar a graves problemas cognitivos. Pero en lugar de ver sus condiciones como un obstáculo en la vida, estos dos enfrentan cada día con una sonrisa y mucha alegría.

Pero el viaje no siempre ha sido fácil. Mientras estaba en el tercer grado, Ciera comenzó a tener convulsiones severas. Esos episodios finalmente condujeron a un daño cerebral que mantuvo a su cerebro en un estado permanente de cognición de tercer grado.

A medida que pasaron los meses y los años, la niña vibrante comenzó a ser aislada por sus compañeros que no entendían por qué ella no estaba madurando de la misma manera que ellos.

Estas fueron las palabras de su madre, Carissa, para Love What Matters: "Pronto nos dimos cuenta de que las invitaciones para pasar la noche cesaron y las invitaciones a fiestas de cumpleaños dejaron de llegar. Mi corazón y mi espíritu estaban rotos. Aunque ella siempre estaba muy feliz, aun así, estaba sola".

Cuando se acercó la escuela secundaria, sus padres se preocuparon de que se sintiera sola todo el tiempo. Sin embargo, afortunadamente el destino le deparaba algo increíble.

Mientras estaba en una de sus clases de educación especial, Ciera conoció a Connor, un chico con Síndrome de Down.

"Por muchos años recé para que un día Dios le diera a mi hija alguien que la viera como el tesoro que realmente era. Durante mucho tiempo luchó con su lugar en este mundo y para encontrar la verdadera amistad".

"[Connor] llegó y la salvó de vivir sola, para ser parte de la unión y el amor. El síndrome de Down no tenía nada que ver con Connor, y rápidamente se aferró a Ciera y la amistad creció rápidamente y febrilmente”.

Ella comenzó a florecer. La madre dijo que el amor que el chico siente por Ciera es exactamente por lo que oró. Él la felicita constantemente, la visita para asegurarse de que todos estén siendo amables, y cuando está enferma, se preocupa obsesivamente por ella.

"Para hacer las cosas aún mejor, Connor trajo consigo a su grupo de amigos... todos chicos, por supuesto. Todos sienten el mismo amor que Connor por Ciera. Luchan por quién se sentará a su lado. Se enojan si uno de ellos no es amable con ella. Ellos la adoran. Y todo se debe a Connor".

Pero, cuando el baile de graduación se acercaba, se reveló que Ciera necesitaba cirugía para remediar su escoliosis severa. El baile estaba fuera de discusión. La joven estaba devastada, pero Connor sabía cómo animarla.

"El día antes, Connor trajo una canasta llena de sus cosas favoritas. Jugó juegos con ella para ayudar a distraer su mente, e incluso lloró cuando él se fue. Estaba abrumado por el estrés y la preocupación por su amiga.

“El día de su cirugía, su maestra se acercó a mí y me pidió que cuando saliera del procedimiento le avisara porque "los muchachos de Ciera" estaban tan preocupados que no estaban haciendo ningún trabajo".

Debido a que no pudo asistir a la graduación de ese año, se preparó un plan para que la fiesta de graduación de este año fuera increíble.

Comenzaron las compras del vestido de graduación y Connor esperó ansiosamente ponerse el esmoquin. “Teníamos que asegurarnos de tener el "tono de rosa perfecto" para sus uñas y, dado que los tacones están fuera de discusión, un brillante par de Converse hizo el truco".

"Cuando llegó la hora de la foto, se podía ver el brillo en los ojos de Connor. Él Estaba emocionado".

Siempre caballero, el chico no solo abrió la puerta de su auto, sino que también dijo que llevaría a Ciera a donde quisiera para cenar. Ella eligió su restaurante favorito, Chick-Fil-A. Entonces finalmente se dirigieron al baile.

"¡Durante el baile, fui inundada con mensajes de texto de todas las chicas mayores sobre la diversión que estaban teniendo con Connor y Ciera! ¡Eran de hecho las estrellas del espectáculo!”.

Su pequeña niña estaba prosperando de la manera que siempre se había merecido. "Estoy bastante segura de que ninguno de ellos dejó de sonreír durante toda la noche. Connor y Ciera son el epítome de "El amor es paciente, el amor es amable", y este mundo necesita más de esto".

¿Quieres ver más videos de tus estrellas favoritas? Suscríbete a nuestro Canal de Youtube!