Madre habla de su embarazo de trillizos en el que uno de los bebés murió dentro del vientre

La mujer quedó encantada al saber que estaba embarazada de trillizos, pero la felicidad duró poco, y ahora debe lidiar con complejas emociones y salir adelante por sus hijos.

Kirsty Alexander se sintió muy feliz cuando se enteró de que estaba embarazada de trillizos, especialmente tras haber tenido dificultades para concebir a su primer hijo, que nació gracias a fertilización in vitro. La mujer de 33 años oriunda de Kent no esperaba tener que prepararse para tres bebés, pero ella y su esposo John, de 39 años, se enamoraron de los tres en cuanto se enteraron.

Kirsty fue muy cuidadosa durante el embarazo, así que cuando comenzó a manchar, temió que se tratase de un aborto espontáneo. Los doctores le aseguraron que todo estaba bien, y que había tres latidos saludables.

"Tuve barriguita muy pronto al quedar embarazada. Experimenté algo de sangrado, que me pareció preocupante, así que fuimos por un ultrasonido antes de lo planeado. Estaba aterrada de haber tenido un aborto, pero el médico dijo que eran dobles felicitaciones, porque había dos latidos, y luego se detuvo antes de decir, oh, hay un tercero."

Pero tristemente, a las 18 semanas, un examen reveló problemas con el desarrollo de uno de los bebés, que provocó su muerte. Kirsty tuvo que llevar su embarazo a término sabiendo que un bebé nacería muerto. Kirsty confiesa que le costó encontrar apoyo para su luto.

Kirsty rió, lloró, tembló. Se puso débil, y una enfermera tuvo que darle algo de agua. "Amé a cada uno de los bebés desde que supe que serían trillizos. Me imaginé cómo serían, cómo serían sus personalidades, y sobre todo me imaginé sosteniéndolos a salvo en mis brazos", cuenta.

"Fue el ultrasonido de la semana 18 el del problema. Nos hcimos otro ultrasonido de seguimiento, y fue en ese punto que supimos que la habíamos perdido. Quedamos totalmente devastados y destrozados. Lloré tantas lágrimas al pensar en ella, solita", agregó. Por eso, decidió conservar un conejito de felpa que le había comprado especialmente.

View this post on Instagram

I can’t believe our babies are 8 weeks old today! They’ve changed so much from the teeny tiny, sleepy little beauties in this photo. They each have their own little personalities just like their big sister Bonnie does. I’m so glad we have these memories captured of them being so tiny as they really do grow so quickly. Even when @bonnie_and_the_peas_daddy are tired to the point of tears, we try to remind each other that one day they won’t want to be rocked to sleep or cuddled quite as tightly. So we will cherish each and every moment while they do ❤️ . . #newbornbabies #newbornphotography #twinsandmultiples #triplets #survivingtriplets #boygirltwins #multiplebabies #multiplemum #siblings #bondlikenoother #mybabies #newbornsofinstagram #3under2 #8weeksold

A post shared by Bonnie and the Peas Mummy (@bonnie_and_the_peas_mummy) on

Kirsty admite que la pérdida de un niño en el vientre requiere de mucha fortaleza, pero suele sufrirse en silencio. "Las primeras semanas fueron terribles. Sentí que no podía salir de la casa porque mi ansiedad se salía de control y me aterraba que algo le pasara a uno de nuestros sobrevivientes", admite Kirsty.

"Experimentaba tanto luto que no podía hablar con nadie cara a cara. Hubo momentos en que John tuvo que hablar en mi nombre con las parteras del hospital, porque yo no podía hablar por el miedo."

"La fuerza de cualquier padre que ha experimentado una pérdida es fenomenal, pero tantos de ellos sufren en silencio y no reciben el apoyo que necesitan y merecen. Hablar realmente ayuda a quitar el peso del luto, pero los padres necesitan apoyo para sentir que pueden sincerarse y atravesar la experiencia más desgarradora que hay."

"Hayas perdido a tu bebé a las 3 o 30 semanas, o si has perdido a un hijo que ya nació, tienes derecho a sentirte molesto. Cada una de esas mamás y esos papás sigue siendo una mamá o un papá, incluso si es de un bebé angelito, siempre serán padres de su bebé", destacó.

Otra madre que atravesó dificultades en un embarazo con trillizos fue Inés Gómez Mont. Recientemente, se sinceró sobre la experiencia que encaró durante su embarazo de trillizos. Para ella, la gestación fue un duro proceso porque había alto riesgo de perder a sus hijos.

Artículos relacionados
TV Apr 19, 2019
Inés Gómez Mont confiesa las dificultades que enfrentó cuando estaba embarazada de trillizos
Jan 21, 2019
Madre de Julen, el niño atrapado en un pozo, todavía habla con su hijo muerto todos los días
Historias May 04, 2019
La razón por la cual esta madre de gemelas a veces esconde a una de sus bebés cuando sale
Personas Apr 02, 2019
Michelle Galván abrió su corazón y confesó el dolor de perder dos embarazos