Historias de sanitarios fallecidos durante la pandemia por COVID-19: 'No quería dar la tabarra'

El coronavirus ha dejado varias cosas de manifiesto, entre ellas que no importa quien seas ni a qué te dediques, pues ni los médicos han quedado exentos a la fatalidad de esta enfermedad infecciosa que les ha arrebatado la vida a más de 13.000 personas en España.

En el país ibérico han fallecido 11 sanitarios y dos enfermeras a causa del COVID-19. La mayoría trabajaba en la atención primaria, lo que revela algo más preocupante: para la atención de primera línea que dan a los pacientes no cuentan con la protección necesaria que garantiza su propia salud.

Profesionales de la salud realizan una cirugía. | Foto: Pixabay

Profesionales de la salud realizan una cirugía. | Foto: Pixabay

El doctor Santos Julián González, de 62 años, fue de los primeros en enfermar cuando el virus comenzó a arremeter. Su consultorio en Albacete (Castilla-La Mancha) era una lluvia de infectados que acudían a él en busca de la baja. Cuando sintió los primeros síntomas se aisló en su propia casa. “Aquí no entréis por nada”, hizo prometer a sus familiares, que lo vieron desfallecer en cuestión de días.

No pidió el ingreso hasta que su condición se agravó, pues sabía que en el hospital no cabía un paciente más. “No quería dar la tabarra”, aseguró su colega, el traumatólogo Blas González, quien se sorprendió mucho de la muerte del sexagenario, ya que no fumaba ni bebía y practicaba deportes. Falleció el 28 de marzo.

Profesionales de la salud efectúan una cirugía. | Foto: Pixabay

Profesionales de la salud efectúan una cirugía. | Foto: Pixabay

FALLECIÓ SOLA EN SU CASA

La doctora rural Isabel Muñoz, de 59 años, se encerró en su casa apenas sintió los primeros síntomas del mal. No quería contagiar a nadie. Su hermano Jesús señaló que ella mantenía al tanto a la familia de la evolución de la enfermedad y que un día antes de morir estaba animada.

El 24 de marzo no atendía las llamadas, por lo que la policía acudió a su vivienda en Salamanca para averiguar si estaba bien. La encontraron sin vida en el suelo de la cocina. “Se habría levantado a por agua y le vino la muerte”, expresó su hermano. Falleció ese mismo día.

El miércoles 25, un día después, murió en el Hospital Reina Sofía de Córdoba el doctor Manuel Barragán, quien había ingresado en la UCI aquejado de neumonía bilateral.

Camas de hospital. | Foto: Pixabay/1662222

Camas de hospital. | Foto: Pixabay/1662222

“MAMÁ, TENGO MIEDO DE MORIRME”

Uno de los casos más lamentables ha sido la muerte de la doctora Sara Bravo, de solo 28 años de edad, quien había luchado mucho por convertirse en sanitaria. Sus síntomas fueron muy fuertes, sobre todo el síndrome respiratorio, que describía como un “yunque en el pecho”.

“Mamá, tengo miedo de morirme”, fueron las últimas palabras que pudo decirle a su madre a través de una tablet antes de morir.

Al día siguiente, el 28 de marzo, sus familiares se enteraron de su muerte. Su prima Anabel Fernández lamentó que “la soledad de los pacientes es horrible, sin el abrazo de una madre a su hija, sin poder decirle te quiero…”.

View this post on Instagram

“Es lamentable, lamentable. Me voy a mi centro de salud... los centros de Atención Primaria cerrados y nosotros aquí, sin hacer nada, ni un mono en patines es capaz de organizar tan mal”. Es una médica de familia residente de cuarto año que, por quinto día consecutivo, se presentó la mañana de este miércoles en el hospital de campaña de Ifema para tener que marcharse horas después porque su nombre no estaba en las listas de ninguno de los controles de los dos pabellones que, hasta ahora, están operativos en el recinto ferial: el siete y el nueve, con 930 pacientes por Covid-19 ingresados. “¿No hacemos falta? Vale, pero que no nos hagan venir porque en otros lugares sí hacemos y mucha, como en nuestros puestos de trabajo, de donde nos han sacado obligados para trabajar aquí y trabajar es lo único que no hacemos”. Los residentes de cuarto año de medicina de familia —en el último de la especialidad— fueron llamados de forma obligatoria a asistir en Ifema y no tienen equipos fijos asignados previamente. “Forzados, dejando 180 plazas vacías en los centros de salud”, apunta la residente, que añade: “No solo nosotros, también los adjuntos están dejando sus agendas y sus citaciones para estar aquí unas horas mirando al resto y luego tener que volverse a su casa”. Para los médicos adjuntos la presencia en Ifema fue, en principio, una libre elección. La previsión de la Comunidad para este hospital de campaña es que tenga una capacidad de hasta 5.500 camas y 500 plazas de UCI —las primeras 16 se han instalado este miércoles— con 400 médicos y 400 enfermeras sacados de hospitales, el Summa y los centros de Atención Primaria. Lo que provocó una reorganización que levantó, y levanta, críticas de profesionales, sindicatos y el Colegio de Médicos de Madrid, que ven en esta decisión un “vaciado de la Atención Primaria”. Más información en elpais.com. En la imagen, una paciente en el pabellón 5 de Ifema. Foto: @pedro_armestre #ifema #coronavirus

A post shared by EL PAÍS (@el_pais) on

OTORRINOS CORREN ALTO RIESGO DE CONTAGIO

Juan Francisco Calvo, del servicio de Radioterapia del hospital Quironsalud de Barcelona, explicó que los otorrinos corren un alto riesgo de contagio porque exploran a los pacientes de forma muy íntima y están expuestos a una alta carga viral. Así se ha estudiado en China.

Su amigo, el otorrinolaringólogo Antoni Feixa, falleció el pasado 29 de marzo tras pasar una semana en su casa con dolor muscular y mucho cansancio. El 1 de abril se registró la muerte del médico de familia Albert Coll Nus, de 63 años de edad. Había notado los primeros síntomas alrededor de 11 días antes, el viernes 20 de marzo.

Al día siguiente murió el coordinador del ambulatorio de Eras de la Renueva, Antonio Gutiérrez, de 67 años. Su amigo y colega José Luis de la Cruz manifestó que la muerte de Gutiérrez debe “hacer reflexionar a todos” sobre la desprotección de los que luchan en primera línea contra el virus.

MÉDICO VENEZOLANO MURIÓ EN MURCIA

La madrugada del viernes 3 de abril fue un médico y profesor de médicos venezolano quien perdió la vida a causa de la enfermedad, tras su labor como internista en un hospital de Murcia. Tres años antes Nerio Valarino González había emigrado a España, convalidó su título y logró ejercer su carrera en el país ibérico.

Al día siguiente, una auxiliar de enfermería de 36 años llamada Laura caía en el Hospital de Cruces de Bilbao, después de sufrir un ictus. Los análisis realizados después de su muerte dieron positivo en coronavirus.

El domingo 5 de abril, Luis Pérez, de 61 años, médico de la Unidad de Atención Domiciliaria del SUMMA en la localidad madrileña de El Molar, y Carlos de Aragón Amunárriz, un médico de familia de 65 años natural de La Puebla de Montalbán (Toledo), se convirtieron en los últimos sanitarios muertos por COVID-19 en España.

Mano con guante de látex sostiene muestras de sangre. | Foto: Pixabay

Mano con guante de látex sostiene muestras de sangre. | Foto: Pixabay

CAUSAN REVUELO EN LAS REDES

Los sanitarios han dejado la piel en esta lucha contra la pandemia, que lleva casi de 74.000 fallecidos a nivel mundial. Están haciendo su trabajo pero eso no lo quita lo admirable, sobre todo por el riesgo al que ellos mismos se exponen mientras tratan de salvar tantas vidas.

Las imágenes de los médicos rezando por sus pacientes y por ellos mismos en los hospitales han causado revuelo en las redes sociales. China, Italia, España y más recientemente Estados Unidos, son los países más afectados por esta enfermedad altamente infecciosa, por lo que ya se ha hecho parte del día a día ver cómo el personal de la salud comienza su día después de una oración.

ⓘ En AmoMama hacemos todo lo posible para brindarte las noticias más actualizadas sobre la pandemia de COVID-19, pero la situación cambia constantemente. Alentamos a los lectores a consultar en línea las actualizaciones del CDC, la OMS y los departamentos locales de salud para mantenerse actualizados. ¡Cuídate!

Artículos relacionados
Instagram/lausestrella
Personas Mar 29, 2020
Laura Olmedo, enfermera contagiada de COVID-19: 'Hace casi 20 días que no veo a mi familia'
Getty Images
Salud Apr 02, 2020
950 muertos en 24 horas: España cerca de superar el récord de mortalidad de Italia por COVID-19
twitter.com/Lecturas
TV Mar 25, 2020
Paz Padilla está muy preocupada por la salud de su hermana y su cuñada, aisladas con COVID-19
Shutterstock
Salud Apr 04, 2020
Abuela de 90 años con COVID-19 muere tras rechazar respirador: 'Déjalo para los más jóvenes'