Las problemáticas relaciones entre Belén Esteban y su exsuegro Humberto Janeiro

Guadalupe Campos
11 ago 2020
12:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El domingo pasado falleció Humberto Janeiro, padre del torero Jesulín de Ubrique y exsuegro de Belén Esteban. Ella no quiso pronunciarse al respecto. Y no es de extrañar: nunca pudo tener una buena relación con el abuelo paterno de su hija.

Publicidad

El 18 de marzo de 2000, Belén Esteban terminó abruptamente su relación con Jesús Janeiro. Abandonó la finca Ambiciones con su pequeña hija Andrea en brazos. La niña tenía apenas siete meses.

Publicidad

Según reveló a Lecturas, la colaboradora de Sálvame decidió irse tras una intensa discusión en que la hermana de Jesulín la insultó. El torero no la defendió, y ese fue el fin.

La relación, sin embargo, venía mal desde antes. Para Belén Esteban, vivir en esa casa era un verdadero calvario.

Publicidad

"No era feliz, no podía seguir allí. Me invitaron a salir", declaró. "Me dijeron que cogiera a mi hija y me fuera porque dije que estaba harta delante de todos. La convivencia era horrible"

Con el tiempo y la distancia, podría recomponer una relación bastante civil con Carmen Janeiro. La hermana de Jesulín habría de convertirse en una tía muy querida de su hija Andrea. También ha recompuesto la relación con Carmen Bazán, su exsuegra, de quien ha hablado bien públicamente.

Publicidad

Con Humberto Janeiro, sin embargo, las cosas fueron distintas. La relación era mala ya desde antes del nacimiento de la niña, como Esteban no ha dejado de remarcar frente a los medios: contó que el padre de su ex siempre le dio muestras de desprecio.

Años atrás, Belén Esteban contó en 'Tómbola' varias escenas muy desagradables de su relación con Humberto Janeiro. Entre ellas, que al día siguiente de enterarse del embarazo, Janeiro la llamó para hacerle saber que no pensaba apoyarla con el embarazo.

Publicidad

"Que pensara hacer con el niño lo que quisiera", refirió sus palabras Esteban. "Que abortara. A mí".

Cuando la niña nació, según ella, Humberto Janeiro puso, a través de su hijo, una condición para ir a conocer a la recién nacida: que no estuvieran los padres de Belén. Esto, según ella, porque su exsuegro había discutido telefónicamente con su madre y no quería enfrentarla cara a cara. Para Belén Esteban, su motivo era la vergüenza.

Publicidad

"El padre de Jesús se siente avergonzado de lo que hizo. Es que es muy fuerte llamar a mi madre y decirle que era una p***", declaró.

En aquel momento, enojada, ella afirmó que Humberto Janeiro se creía Al Capone. El patriarca, por su parte, también tuvo palabras muy poco halagüeñas para Belén Esteban. Su exsuegro llegó a acusarla públicamente de ser una ladrona.

Publicidad

"Mi hijo me dijo que le faltaba dinero", dijo, según Lecturas. "Coincidió que venía Belén y le pusimos una trampa para ver si era ella. Nunca vi que se llevara dinero, pero faltaba".

La respuesta de ella fue furibunda. "Yo no robé jamás", se defendió muy indignada con la severa acusación de su exsuegro.

Ahora, tras su muerte, ella no ha querido expedirse. Su hija ha perdido a su abuelo, y es un momento muy sensible para la familia. Pero puede ser difícil olvidar algunas viejas rencillas.

Publicidad