NoticiasPersonas

22 de octubre de 2020

Verónica Castro: la vida, los amores y los desengaños de la gran actriz

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La bella artista azteca se ganó el corazón de millones de personas que siguen su carrera desde el inicio y la han catalogado como la heroína y la reina de las telenovelas.

Verónica Castro no solo ha explotado su talento que le ha brindado grandes éxitos. En su vida personal ha sido la protagonista de grandes amores, pero también algunos desengaños.

La actriz sin fronteras llegó a romper los estereotipos de las artistas en televisión. Su perfecto rostro la llevó a ser de las primeras en la industria. A pesar de su baja estatura, su puesta en escena era gigante.

Publicidad

MADRE SOLTERA

Aunque haberse embarazado sin estar casada provocó un gran escándalo a finales del siglo XX, tener un hijo siendo madre soltera fue de gran orgullo para Verónica.

La estrella que comenzó su carrera en la TV con tan solo 15 años de edad, siempre ha sido muy reservada con su vida privada. De hecho, siempre guardó en secreto los nombres de los padres de Cristian y Michel.

Y es que ninguno de los dos hombres con los que procreó fueron sinceros con ella y la relación amorosa que intentó construir a lado de cada uno terminó fracasando.

Publicidad

LOS AMORES DE CASTRO

Manuel ‘El loco’ Valdés fue el primer gran amor de Verónica Castro y el padre de su primogénito. De él se prendó cuando solo tenía 16 años, seis menos que el actor.

La expareja se conoció cuando hicieron juntos la obra ‘Don Juan Tenorio’ y aunque a la actriz la pretendían otros hombres, fue ‘El loco’ quien la conquistó.

El padre de Cristian era diferente al resto. La hacía reír, era coqueto y divertido. Además, también era muy caballeroso. Sin embargo, hubo algo que terminó por desagradar tanto a la artista que prefirió enterrar sus sentimientos por él.

Publicidad

Cuando quedó embarazada de Cristian, se enteró de que el hombre con el que había iniciado una relación en 1974 tenía otros doce hijos con diferentes mujeres.

Publicidad

Aquella noticia llevó a Verónica a tomar la decisión de criar sola a su hijo y nunca más se comunicó con Valdés. Se reencontraron 30 años más tarde, en el bautizo de Simone, la hija de Cristian con Valeria Liberman.

Publicidad

VOLVIÓ A APOSTAR AL AMOR

Castro seguía cosechando éxitos en el mundo del espectáculo, pero también siguió agregando nombres a la lista de sus amores. Tuvo una breve relación con Víctor ‘El pirulí’ Yturbe, pero ninguno de los dos admitió que hubieran sostenido un romance.

Del que sí hay pruebas y de carne y hueso, es del noviazgo que sostuvo con Enrique Niembro, un empresario mexicano con quien decidió apostar de nuevo al amor.

En 1979, se vinculó sentimentalmente con el adinerado azteca. Pensando que por no tener nada que ver con el mundo del espectáculo, podría construir un futuro a su lado, terminó una vez más desilusionada.

Publicidad

Enrique se había comprometido en matrimonio con ella. Al lado de su segundo gran amor tuvo a Michel, su otro hijo. El final entre ambos causó mucho dolor a la actriz.

Publicidad

Resultó que él tenía una doble vida. Estaba casado y también tenía varios hijos con otras mujeres. Sobre la realidad de su prometido se enteró cuando se estaba probando el vestido de novia.

Publicidad

UNA RELACIÓN QUE TERMINÓ MAL

Tratando de encontrar a un buen hombre con el que compartir su vida, Verónica volvió a creer en el amor y se vinculó sentimentalmente con Adolfo Ángel.

A él lo conoció en un programa de TV que conducía al que el cantante acudió como invitado junto a la banda ‘Los Temerarios’. La relación que comenzaron terminó muy mal, a pesar de que él le escribió la canción "La mujer que soñé".

Sumando nombres a la lista de amores, Verónica también se relacionó con Omar Fierro cuando filmaron ‘Dios se lo pague’.

Publicidad

Tres años duró el noviazgo entre ambos, pero fracasó y terminaron en malos términos porque el galán le fue infiel con otra mujer.

Vale resaltar que uno de los amoríos más sonados de la actriz es el que tuvo con el argentino Jorge Martínez, quien la flechó cuando el actor trabajó con ella en ‘Verónica, el rostro del amor’.

Sin embargo, su noviazgo solo duró tres meses y no tiene muy buenos recuerdos, pues al parecer, era un mal compañero que también le ocultó que estaba casado. Un día, Verónica se lo encontró comiendo junto a una mujer en un restaurante y resultó ser su esposa.

Publicidad

CON DIOS Y LA VIRGEN

Después de intentar muchas veces establecer una relación amorosa sincera y llena de cosas positivas sin tener éxito, Verónica decidió quedarse sola, pero feliz.

"Estoy muy feliz porque estoy casada con Dios, con la Virgen. Estoy viviendo una etapa muy interesante, disfrutando pensar, leer (…) hacer todo lo que me gusta y que no hacía antes, entonces ahora estoy feliz", dijo en una declaración compartida por Infobae.  

Sin embargo, aunque ella había conseguido la paz deseada, unas declaraciones dadas por Yolanda Andrade, convulsionaron una vez más su vida.

Publicidad

Resulta que la presentadora de TV dijo que había tenido un romance con Verónica, con quien incluso se habría casado en una ceremonia simbólica en Ámsterdam en 2004.

Publicidad

Pero lo dicho por la mexicana fue negado rotundamente por Castro, quien ante el revuelo causado por la información emitida de quien la azteca llamó “demonio”, anunció su retiro del medio artístico.

Luego de 53 años en el mundo del espectáculo, la mamá de Cristian agradeció a sus fieles seguidores por todo su amor.

Dijo que estaba agotada y que prefería llevar una vida más tranquila, lejos de cualquier escándalo mediático. Recientemente celebró su aniversario 68º de vida.

Publicidad