Psicólogo explica por qué es difícil creerle a las famosas que hablan públicamente de maltrato

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El experto indicó que cuesta aceptar este tipo de revelaciones debido a que son situaciones sobre las que muchos no pueden sentirse al margen.

Publicidad

La entrevista que otorgaron Meghan Markle y el príncipe Harry a Oprah Winfrey a principios de este mes causó gran revuelo debido a la revelación de la duquesa sobre discriminación por parte de la casa real británica y haber pensado en suicidio debido al acoso de la prensa.

El príncipe Harry y Meghan Markle en el Palacio de Kensington, el 27 de noviembre de 2017 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Publicidad

Ahora, en España, Rocío Carrasco confesó en su documental trasmitido por Telecinco que había sufrido violencia por parte de su exesposo Antonio David Flores y que había intentado quitarse la vida al enterarse de que su hija lo iba a defender.

Según reseñó Mujer hoy, las redes sociales han sido escenario de opiniones encontradas sobre lo declarado por la hija de la fallecida Rocío Jurado, entre los que creen que lo que dijo es cierto y los que no le creen nada.

CUESTA ACEPTAR ESTE TIPO DE CONFESIONES

Un psicólogo explicó el motivo por el cual cuesta creer este tipo de declaraciones sobre tragedias y dramas cuando la confesión la hace un artista o personalidad conocida.

Publicidad

El profesor colaborador de los Estudios de Psicología de la UOC, José Ramón Ubieto, dijo al medio de comunicación que, por lo general, cuesta aceptar este tipo de revelaciones debido a que son situaciones sobre las que muchos no pueden sentirse al margen.

El profesional indicó que esas violencias no visibles sobre las que hablan estas personas nos obligan a tomar una posición e incluso a admitir que nosotros mismos hemos experimentado en algún momento algún tipo de violencia.

Rocío Carrasco el 31 de enero de 2020 en Madrid, España. | Foto: Getty Images

Publicidad

Según Ubieto, cuando otra persona hace una revelación como esta de forma pública y abierta, rápidamente se activa la negación del hecho como mecanismo de defensa, pues eso evita que tomemos posición o que incluso nos enfrentemos a aspectos de nuestra vida.

Según indicó Mujer Hoy, las personas famosas que hacen estas revelaciones tienen un problema adicional: el hecho de que es fácil desconfiar de ellos, algo de lo que ellos mismos están en pleno conocimiento.

Es por eso que tratan de demostrar la veracidad de lo que dicen, como es el caso de Rocío Carrasco, que presentó pruebas periciales en su documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’.

Publicidad

En muchos casos, algunos de los famosos que revelan públicamente los momentos más oscuros de sus vidas se han forjado durante años una imagen de perfección alrededor de ellos y de una vida sin problemas.

GENERAN INCREDULIDAD

Es por eso que cuando rompen esa imagen generan incredulidad, desconfianza y críticas en las redes sociales. En el caso de Meghan, Mujer Hoy señaló que sus haters alegan que vive una vida llena de privilegios y por eso no creen en sus palabras.

Cuando la vida de estas personas famosas es en apariencia perfecta, y luego cuentan sus dramas personales, problemas e historias de debilidad, es difícil que las personas comunes empaticen con ellas.

Publicidad

Fidel Albiac y Rocío Carrasco en Le Boutique, el 23 de septiembre de 2015 en Madrid, España. | Foto: Getty Images

El experto de la UOC aseguró que si, en cambio, es una persona más cercana, como una amiga o una vecina, la que cuenta este tipo de problemas, es mucho más fácil empatizar con ellas.

Publicidad

“Si es un familiar directo también cuesta, porque eso nos obliga a tomar una posición sí o sí; pero cuando quien ha sufrido esa violencia es una persona con la que tenemos un vínculo de media distancia, por decirlo así, es fácil que empaticemos”, indicó el psicólogo.

Nos resistimos a pensar que estas personas públicas hayan sido víctimas de maltrato o se encuentren agobiadas por el dolor y la desesperación. Sin embargo, hay situaciones que no se pueden ignorar.

El experto advirtió que, si la intención de una persona famosa es dar un testimonio sobre el problema, es algo importante. Sin embargo, destacó que “si lo hace por alimentar el morbo y alimentarse del morbo, al final resulta contraproducente”, finalizó.

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono ofrece atención a través del 0155 5259-8121. En Estados Unidos, puede llamar a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. En España, llame al Teléfono contra el Suicidio a través del 911 385 385. Otras líneas internacionales de ayuda al suicida pueden encontrarse en befrienders.org.

Publicidad