NoticiasNoticias España

08 de mayo de 2021

El trágico final de Luis Ocaña: problemas económicos, enfermedad y depresión

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Luis Ocaña fue uno de los más famosos ciclistas de la historia de España. El ganador del Tour de Francia de 1973 trágicamente se quitó la vida un 19 de abril, hace ya 27 años.

El ciclista Luis Ocaña fue uno de los mejores competidores que ha tenido España en esta disciplina deportiva. Entre sus hazañas destaca el haber ganado la Vuelta a España de 1970 y el Tour de Francia de 1973.

Rebelde y obsesivo, su rivalidad con Eddy Merckx marcó gran parte de su trayectoria profesional y personal. Sin embargo, los problemas económicos, la depresión y la enfermedad lo llevaron a un trágico final.

Luis Ocaña en Francia en 1973. | Foto: Bert Verhoeff / Anefo, Tour de France, Luis Ocaña, CC0 1.0

Publicidad

PRIMEROS PASOS

Jesús Luis Ocaña nació en la localidad de Prego, en Cuenca, en julio de 1945. Su humilde familia se vio forzada a abandonar España en búsqueda de una vida mejor en Francia.

Tras atravesar los Pirineos, la familia Ocaña se asentó en una localidad fronteriza del lado francés. Allí el joven Luis tuvo sus primeros encuentros con el ciclismo, jugando a las carreras a bordo de su bicicleta.

El primero que creyó en su talento fue un soldado veterano de la Segunda Guerra Mundial, Pierre Cescutti. En aquella época, Pierre manejaba un equipo de jóvenes y prometedores ciclistas en la región.

Publicidad

Detectando un gran potencial en el joven Ocaña, Cescutti habló con el padre del chico para convencerlo de perseguir el ciclismo de seriamente. El padre accedió, y Luis se trasladaría a Mont de Marsan para formar parte del equipo.

“EL CANÍBAL”

Ocaña comenzó su trayectoria profesional de vuelta en su natal España, con el equipo Fagor. Eventualmente, volvería a Francia para unirse al equipo Bic, al cual representaría el resto de su carrera.

Un hecho que marcó gran parte de su trayectoria tanto profesional como personal fue su rivalidad con Eddy Merckx. El ciclista belga, apodado “El Caníbal”, era uno de los más fieros competidores del ciclismo internacional de la época.

Publicidad

Ocaña se propuso a vencer a Merckx a como diera lugar. Esta determinación se convertiría en una resolución que rayaría en la obsesión, pero a la vez lo inspiraría a superarse constantemente.

Luis Ocaña en el Tour de Francia en 1973. | Foto: Getty Images

Publicidad

En 1971, casi logró llevarse el título del Tour de Francia por primera vez. Sin embargo, el mal clima y un intento de perseguir a Merckx lo llevaron a caer estrepitosamente, y debió retirarse de la competencia.

Ocaña llegaría a retirarse de múltiples ediciones del Tour de Francia. Por fortuna, logró finalmente alcanzar la victoria en la edición de 1973 de la exclusiva competencia.

Lamentablemente, ese fue el año que Merckx no participó, frustrando el deseo de Ocaña de superar a su rival en competencia.

RETIRO Y MUERTE

Ya hacia el final de su carrera deportiva, Ocaña cumplió uno de sus sueños: comprar un terreno. Adquirió más de 60 hectáreas para cultivar uvas Armagnac y producir un refinado brandy.

Publicidad

Luego de su retiro en 1977, comenzó a trabajar como comentarista deportivo mientras intentaba sacar adelantes sus tierras. Su situación económica se hizo más precaria tras sufrir un grave accidente automovilístico en 1979.

No sería el último accidente de su vida. Cuatro años después, otro choque casi le cuesta la vida. Durante la recuperación, el antiguo campeón de ciclismo contrajo hepatitis C, que agravó su condición de salud.

Estos percances impidieron que Luis se enfocara en sus terrenos, y la inversión finalmente lo llevaría a la ruina. Sumido en la depresión, Ocaña experimentó ataques de pánico y otros padecimientos.

Publicidad

Luis Ocaña y su esposa en Francia en 1973. | Foto: Getty Images

Finalmente, en mayo de 1994, Luis Ocaña tomó su propia vida. El trágico final del atleta español a los 48 años de edad sacudió a la sociedad española, así como a seguidores de Ocaña del mundo entero.

Publicidad

Su historia, de humildes inicios hasta obtener las mayores glorias del deporte, inspiró a generaciones. Su triste final es un recordatorio del peligro que pueden representar la soledad y la depresión.

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono ofrece atención a través del 0155 5259-8121. En Estados Unidos, puede llamar a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. En España, llame al Teléfono contra el Suicidio a través del 911 385 385. Otras líneas internacionales de ayuda al suicida pueden encontrarse en befrienders.org.

Publicidad