logo
Fuente:

Rachael Ray ha estado casada por 16 años: no usa su anillo de bodas original ni dice "Te amo"

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La famosa chef y su esposo han estado juntos durante más de una década, pero ella no usa su anillo de bodas ni dice “te amo” como los demás.

Publicidad

Rachael Ray construyó una carrera a partir de su amor por la comida, y es lo que la conectó con su esposo, John Cusimano. La historia de cómo se conocieron revela cómo la comida puede unir a las personas.

Eso los llevó a realizar un compromiso único e interesante y a una fuerte unión. Aunque los esposos han atravesado momentos difíciles durante su matrimonio, lograron superarlos. Siguen siendo compañeros fuertes en la vida y en su carrera.

Rachael Ray y John Cusimano en Grand Tasting Village, el 21 de febrero de 2015, en Miami Beach, Florida. | Foto: Getty Images

Publicidad

SU CARRERA EN LA COCINA

Después de graduarse de la universidad, Rachael nunca imaginó tener una vida de celebridad. Trabajaba como gerente de dulces en Macy's Marketplace en Nueva York. Dejó su trabajo para convertirse en chef y compradora en una tienda gourmet antes de mudarse a Albany.

Lee más: Joanna Gaines, felizmente casada por 18 años, casi deja plantado a Chip en su primera cita

Allí tomó lecciones de cocina y fue descubierta por una estación de televisión local. Comenzaron a transmitir segmentos de cocina presentados por ella que finalmente se convirtieron en “Comidas de 30 minutos”.

Publicidad

Desde entonces, Rachael ha escrito más de una docena de libros de cocina de gran venta y ha presentado programas de televisión como “Rachael Ray”, “Inside Dish with Rachael Ray”, “$40 a Day” y “Worst Cooks in America”.

Publicidad

EL ESPOSO DE LA CHEF

En medio de la pandemia, Rachael había estado trabajando desde casa y les dio a los espectadores de su programa una imagen más clara de quién es su esposo.

Él ha dado un paso adelante para ayudar a su esposa asumiendo los roles de camarógrafo, maestro de la parrilla y mixólogo.

Aunque John Cusimano es abogado y músico. Solía ​​ejercer como abogado de entretenimiento en Nueva York hasta que conoció a su esposa, y ella se convirtió en su única cliente.

Ray admite que haberse casado con un abogado de entretenimiento fue lo más inteligente que ha hecho, pues le ahorró mucho dinero. Cusimano se especializa en licencias de entretenimiento, y es algo que la chef ha necesitado a lo largo de los años.

Publicidad

Él actúa con su banda, The Cringe, cuando no está ejerciendo la abogacía. Antes de la pandemia de COVID-19, solían hacer giras por Estados Unidos y el Reino Unido.

Rachael Ray y John Cusimano en la cena de corresponsales de la Casa Blanca de 2010. | Foto: Getty Images

Publicidad

SU PRIMER ENCUENTRO

Ray y Cusimano se conocieron cuando los invitaron a la fiesta de cumpleaños de un amigo en común. Su amigo había estado tratando de presentarlos durante casi un año, pero nunca llegaron a verse hasta que finalmente llegó esa noche.

John dijo que en su primer encuentro se sintió como si hubiera estado entre un mar de personas altas.

“Ella invitó a todos sus exnovios y personas que conocía, y todos eran altos. Y como pueden ver, ella y yo no somos muy altos. Así que me gusta decir que nos vimos entre un mar de rodillas”, dijo el abogado.

Publicidad

Rachael compartió que habían hablado todos los días desde entonces. La noche de la fiesta de su amigo estuvieron juntos hasta las cuatro de la mañana. Consideran que esa velada fue la primera de muchas citas.

Publicidad

PENSABA QUE NUNCA SE CASARÍAN

Cuando John le propuso matrimonio a Rachael, ya habían estado juntos durante seis años. Fue muy diferente a las historias normales de compromiso, y es algo de lo que continúan riéndose hasta el día de hoy.

El apartamento de la pareja estaba en construcción y no estaría terminado a tiempo para la temporada navideña con sus familias. La solución de Cusimano al incesante llanto de Ray fue darle un anillo de compromiso.

Al describir el escenario, él compartió que, con la esperanza de que ella dejara de llorar, le arrojó un anillo a la cabeza en una caja azul de Tiffany. Al principio, Rachael pensó que era las llaves del apartamento hasta que se dio cuenta de lo que era.

Publicidad

En ese momento ella gritó y, aunque Cusimano creía que había dicho algo encantador, él y Ray ya no recuerdan qué fue lo que dijo exactamente. Después de eso la chef le dijo: “Llama a mi madre y cuéntaselo”.

Rachael Ray y John Cusimano en Rachael Ray's Feedback House, el 21 de marzo de 2015 en Austin, Texas. | Foto: Getty Images

Publicidad

Puede que no haya sido una forma ideal de proponer matrimonio, pero es un momento que recuerdan con felicidad.

A lo largo de su relación, la chef nunca le había hablado a su pareja sobre casarse. Ella supuso que, dado que habían estado juntos durante tanto tiempo sin conversaciones sobre el matrimonio, nunca sucedería.

Ray y Cusimano se casaron en un castillo de ensueño en la Toscana en 2005. Los invitados volaron para unirse a la pareja en su día especial mientras bailaban toda la noche.

La chef usó un vestido blanco fluido para la ceremonia y un conjunto dorado para la recepción de la boda. Cusimano se puso un traje negro impecable que combinó con un lazo.

Publicidad
Publicidad

NO USA SU ANILLO DE BODAS

Después de estar casada durante casi dos décadas, Ray ya no usa su anillo de boda ni tampoco el de compromiso. Siendo chef, admitió que los anillos de platino la quemarían, pues es un metal muy fino.

Lee también: Melissa Sue Anderson lleva 31 años casada, tiene 2 hijos y mantiene perfil bajo adrede

Al final, optó por comprar un anillo de oro suave que le facilitaba el uso incluso mientras cocinaba. Rachael admitió que cambió el diamante tradicional por un diamante negro porque le gustaba más ese tono.

Ella ya no tiene sus anillos de boda originales, pues se los robaron junto con su billetera. Ella quería llevar las prendas encima sin importar a dónde fuera, en caso de que muriera.

Publicidad
Publicidad

Cusimano compró el mismo anillo de diamantes que Ray había perdido el siguiente día de San Valentín. Desafortunadamente, ese también desapareció cuando su casa se quemó.

NUNCA DICE “TE AMO”

Además, la chef nunca le dice “Te amo” a su esposo, le dice: “Me das vida”. La razón de esto es que años antes de que se casaran, Cusimano le envió a Ray un mensaje que ella sigue guardando hasta ahora. En ese momento, el abogado estaba enojado con ella.

Él le dijo: “Soy un hombre muy independiente, y no estoy acostumbrado a no sentirme bien cuando no estoy con otra persona. Es solo que otras chicas simplemente están sin vida. No son interesantes. ¡Y tú me das vida!”.

Publicidad
Publicidad

HAN SUPERADO LOS OBSTÁCULOS

A pesar de su entrañable historia de amor, también fueron objeto de titulares acusando a Cusimano de tener aventuras y festejar en un club de swingers. En ese momento, los artículos afirmaban que la pareja se divorciaría luego de los rumores de su infidelidad.

Otra revista afirmó que John frecuentaba un club de swingers sin Ray y estaba acompañado por compañeras. Una fuente afirmó que el abogado se dirigía a la trastienda y no se duchaba solo.

La pareja demostró que todos los artículos estaban equivocados al mantenerse fuertes y permanecer juntos a lo largo de los años. Ray cree que ella y Cusimano se conocen muy bien, pues han estado juntos durante décadas.

Publicidad

Además, la pareja se casó cuando ya tenían casi 40 años cada uno, lo que significaba que ya habían pasado por muchas cosas en la vida y estaban firmes en quiénes eran y en su relación.

Tanto Rachael como John se dan el espacio suficiente para ser ellos mismos tanto como sea posible. Aunque disfrutan del tiempo juntos, también son muy buenos para permanecer callados y darse tiempo el uno al otro para perseguir sus pasiones a solas.

Publicidad

Como cualquier otra pareja casada, la chef y el abogado han pasado por una buena cantidad de desafíos. Sin embargo, permanecen agradecidos por sus vidas a lo largo de todos sus altibajos.

Lee más: Mark Hamill salió con Anne Wyndham, su hermana en la TV, quien ha estado casada por 40 años con otro hombre

Si hay algo que Ray tenía que decir al respecto, es esto: “Al final del día, John y yo, siempre volvemos a estar agradecidos”.

Publicidad