logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Madre de cuatro hijos es despedida sin recibir pago: dos años después compra la empresa - Historia del día

Vanessa Guzmán
25 jul 2022
02:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una madre de cuatro hijos decide cambiar de carrera después de ser despedida sin que le paguen. Dos años más tarde, su nuevo trabajo le permite comprar la empresa que una vez la despidió sin piedad.

Publicidad

Melissa trabajó día y noche para mantener a sus cuatro hijos en crecimiento. Durante el día, trabajaba como oficinista en una empresa que vendía alimentos para bebés. Por la noche, era ama de llaves en un hotel local.

Sus trabajos eran tan exigentes que Melissa a menudo estaba exhausta. Solo dormía unas cuatro horas cada noche. No tenía tiempo para ella misma y solo veía a sus hijos todas las mañanas antes de irse al trabajo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Trabajar en la limpieza del hotel era agotante. Debía atender a los huéspedes rebeldes que desordenaban sus habitaciones durante fiestas nocturnas.

Cuando llegaba a casa alrededor de las dos de la mañana, se quedaba dormida de inmediato y se despertaba cansada al día siguiente. Debido a esto, a menudo llegaba tarde a su trabajo y la gerencia se hartó de este ciclo.

"No sé lo que haces por la noche, Melissa, pero no podemos dejar que llegues tarde cada dos días. Es injusto para nuestros otros empleados. Esta no es la primera vez que te advierto sobre esto y no tengo más remedio que despedirte", le dijo su supervisor de recursos humanos.

Publicidad

Melissa estaba desesperada. Ella rogó que le devolvieran su trabajo, explicó que tenía dos empleos para poder mantener a sus cuatro hijos.

Como trabajaba en una empresa de alimentos para bebés, pensó que serían más compasivos. Desafortunadamente, no se inmutaron y le pidieron que se fuera de inmediato.

Melissa esperó un par de semanas por su indemnización por despido, pero nunca llegó. Envió varios correos electrónicos a la empresa, pero no recibió respuestas de ellos.

Lee también: Madre soltera con solo $11 ni siquiera puede comprar pañales: años después, se convierte en millonaria

Publicidad

Su esposo, David, la presionó para que buscara otro trabajo porque su ingreso mensual era mucho menor de lo que solía ser. Empezó a buscar trabajo de forma remota mientras pasaba su tiempo libre grabando videoblogs sobre la maternidad con sus cuatro hijos.

Todos los días, Melissa subía contenido a las redes sociales, mostrando cómo era la vida con cuatro hijos y dos padres que trabajan. Semana tras semana, sus seguidores comenzaron a aumentar exponencialmente y se dio cuenta de que tenía una oportunidad que podía aprovechar con sus blogs.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Sin embargo, David no pudo soportarlo. No podía entender cómo funcionaba el mundo de los "vlogueos". Pensó que Melissa estaba siendo perezosa y se negaba a conseguir un trabajo de verdad.

"Entonces, mientras estoy trabajando todo el día, ¿estás aquí perdiendo el tiempo en Internet? ¿Qué tal si consigues un trabajo de verdad? ¿Sabes lo difícil que es trabajar día y noche y volver a casa para verte holgazaneando? ¡Qué injusto es eso!", le gritó.

Melissa se sintió ofendida por la acusación de su esposo. "¿No sabes lo difícil que es criar a cuatro niños en crecimiento simultáneamente? Apenas tengo tiempo para mí", lloró. "Además, mi vlog está ganando terreno lentamente en línea. En un par de meses, si sigo trabajando en él, comenzaré a ganar dinero”.

Publicidad

David simplemente se rio de Melissa después de que ella dijo eso. Él le advirtió que, si la atrapaba concentrándose en el vlog nuevamente, la dejaría.

A espaldas de David, Melissa continuó haciendo vlogs hasta una mañana en que David se enfadó con ella. "¿Por qué sigues en casa? ¿De verdad no tienes planes de conseguir un trabajo? Ser ama de llaves por la noche no va a pagar las cuentas, ¿sabes?", le dijo a ella.

"David, ¿puedes tener algo de fe en mí?", rogó Melissa. "Estoy trabajando para conseguirnos dinero. ¡Llegará!", le aseguró.

"¡Sí, claro! Tal vez te acostumbraste tanto a que pagara todas las cuentas, ahora quieres ser un ama de casa inútil. ¡Terminé con eso! ¡Terminé contigo!", gritó y salió furioso de la casa.

Publicidad

Después de una semana, Melissa recibió un sobre grueso por correo. Eran los papeles del divorcio de su marido. Ella lloró con incredulidad. No podía creer que el que había sido diez años su esposo simplemente la dejara. Perdió al amor de su vida y ahora tenía que mantener a sus cuatro hijos como madre soltera.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Pese a todo, Melissa siguió con su blog y hasta detalló su trágica historia de cómo su esposo la dejó sola con sus hijos. Ese vlog de revelación se volvió viral. Las mujeres simpatizaron con ella y se sintieron inspiradas por su fuerza y ​​coraje.

Poco después, comenzó a ganar dinero con sus vlogs. Las marcas se acercaban a ella en busca de colaboraciones, y los anuncios entre sus vlogs se monetizaron.

Cuando se dio cuenta de que estaba ganando un ingreso estable, Melissa renunció a su trabajo de limpieza y se quedó en casa con sus hijos todo el día.

No solo ganó mucho más, sino que ya no necesitaba gastar en una niñera porque podía trabajar desde casa mientras cuidaba a sus hijos.

Publicidad

Después de dos años, el vlog de Melissa se convirtió en uno de los vlogs para padres más vistos. Su página se volvió muy rentable y sus consejos y trucos para el cuidado de niños, recetas y vlogs del día recibían millones de visitas.

Un día, vio que la empresa para la que una vez trabajó estaba a la venta. La gerencia actual ya no podía mantenerse al día con las tendencias y sus productos dejaron de resonar entre los padres.

Melissa decidió invertir una parte de sus ahorros en dicha empresa. Llamó al número publicado en el anuncio y esperó a que alguien respondiera.

"Hola, soy Melissa Ovalles", se presentó.

Publicidad

"¿Melissa Ovalles?". La persona al final de la línea respondió como si el nombre le fuera familiar.

"Sí, soy exempleada de su empresa. Me despidió hace dos años. ¿Se acuerda? Nunca recibí mi último salario", dijo Melissa, tratando de hacer que el gerente la recordara.

La persona al otro lado de la línea se aclaró la garganta. "¿Qué puedo hacer por ti?", preguntó.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Vi que la empresa está a la venta. Me gustaría comprarla", declaró Melissa.

El hombre no podía creer que un exempleado quisiera comprar la empresa. Para ver si la oferta de Melissa era legítima, decidió programar una reunión con ella.

Durante el encuentro, el equipo directivo se sorprendió al descubrir que Melissa quería comprar la empresa por completo. Después de finalizar el contrato con ella, arreglaron rápidamente los documentos de transición para poder entregárselos correctamente.

Melissa se convirtió en la directora general de la empresa. No pudo evitar sentirse orgullosa de que la empresa que una vez la rechazó ahora fuera suya, y su misión era hacerla lo más inclusiva y amigable posible para los padres.

Publicidad

Después de hacerse cargo oficialmente de la empresa, la renombró para adaptarse al mercado de las madres más jóvenes. Comenzó a hacer vlogs sobre los productos y contrató a mamás, papás y futuras madres como sus empleados, brindándoles beneficios y apoyo incomparables.

La empresa volvió a ser rentable y Melissa tenía dos fuentes estables de ingresos. Finalmente, su exmarido se enteró de su éxito y trató de hablar con ella. Habían pasado tres años desde que se fue.

"Los extraño", le dijo David. "Extraño a nuestra familia y realmente me gustaría ver a nuestros hijos. ¿Puedo verlos?".

Lee también: Un mes antes de convertirse en millonaria, mujer pobre estaba hurgando en la basura - Historia del día

Publicidad

Melissa se burló, luego lo soltó una fría respuesta: "Si desea ver a los niños, entre en línea y suscríbete a mi vlog. Si lo haces, podrás verlos todos los días".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nunca te rindas hasta alcanzar tus metas: Melissa tuvo dificultades para mantener a sus hijos hasta que descubrió el mundo de los vlogs. Cuando se dio cuenta de una gran oportunidad en ese ámbito, dio un salto de fe y comenzó a apostar por sí misma hasta que lo hizo en grande.

Cada trabajo cuenta: David despreciaba a Melissa por ser ama de llaves y afirmaba que no pagaba las cuentas. Cuando ella decidió hacer un vlog, él también la menospreció y dijo que era una pérdida de tiempo. Al final, se arrepintió de sus acciones y trató de volver con ella al ser una empresaria exitosa.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hijo pequeño visita al jefe de su mamá para pedirle un día libre, y al día siguiente él la recibe con flores - Historia del día

05 de julio de 2022

Papá viudo compra cuna vieja para sus bebés gemelas y encuentra un sobre adentro - Historia del día

12 de julio de 2022

Niño desespera de hallar una familia tras 11 años en el sistema de acogida: un día sus padres biológicos aparecen - Historia del día

07 de julio de 2022

Señora renuncia a su trabajo tras pelea con el director: él se presenta en su puerta 1 mes después - Historia del día

04 de mayo de 2022