logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

La reina tenía fe en que se "reuniría" con el príncipe Philip: no se recuperó del "enorme vacío" que dejó su muerte

Mayra Pérez
10 sept 2022
16:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando la Reina perdió a su compañero de toda la vida, el Príncipe Philip, se le dificultó tener que vivir sin él. Sin embargo, le consolaba la idea de que se volverían a encontrar en el más allá.

Publicidad

El 8 de septiembre de 2022, el nuevo monarca británico reinante, el rey Charles III, tuvo la difícil tarea de anunciar el repentino fallecimiento de su madre, la reina Elizabeth II.

En un comunicado difundido por el Palacio de Buckingham en las redes sociales, el rey Charles describió su muerte como un momento de gran tristeza.

La reina Elizabeth II en un servicio para la Orden del Imperio Británico el 7 de marzo de 2012 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

La reina Elizabeth II en un servicio para la Orden del Imperio Británico el 7 de marzo de 2012 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Publicidad

Explicó lo difícil que era este momento para él y los demás miembros de la Familia Real. El nuevo monarca expresó que estaban de luto por la Reina, quien había sido una madre amada para él y una soberana muy querida para todos.

El rey Charles señaló que todo el Reino Unido (RU) siente profundamente la pérdida, incluidos los países de la Commonwealth, con numerosas personas alrededor del mundo. Concluyó su mensaje con estas palabras:

“Durante este periodo de luto y cambio, mi familia y yo nos sentiremos reconfortados y sostenidos por el conocimiento del respeto y cariño profundo que mantuvo ampliamente La Reina”.

Publicidad

Juntos Después De La Muerte

Cuando el esposo de toda la vida de la reina, el príncipe Philip, murió el 9 de abril de 2021, su hijo, el príncipe Andrew, reveló que ella le dijo que su muerte le había dejado “un gran vacío”.

El duque de Edimburgo falleció en su casa, en lugar de estar solo en un hospital, debido a las regulaciones de la pandemia de COVID-19.

Publicidad

La condesa de Wessex sintió que la muerte del príncipe Philip ocurrió en el momento adecuado y que fue una transición suave para él. Ella describió su fallecimiento como alguien que tomó su mano y se lo llevó.

La condesa dijo que su muerte fue pacífica y, por lo tanto, más fácil para las personas que dejaba atrás. En una declaración posterior, la princesa Anne, hija de Philip, recordó cómo su padre había sido su crítico, solidario y maestro.

Dijo que lo que más quería emular de él era lo bien que vivía y cómo prestaba su servicio libremente. Anne honró a su difunto padre por cómo trataba a todos en las organizaciones en las que estaba involucrado.

Publicidad

Después de la muerte de su esposo, las fuentes del Daily Mail afirmaron que la Reina dijo que se sentía “consolada” por la fe de que ella y Philip se reunirían algún día. La historia de amor de la pareja fue larga y feliz.

La reina Elizabeth II y el príncipe Philip en las celebraciones de "El almuerzo del patrón" por su 90 cumpleaños el 12 de junio de 2016 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

La reina Elizabeth II y el príncipe Philip en las celebraciones de "El almuerzo del patrón" por su 90 cumpleaños el 12 de junio de 2016 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Publicidad

Hermosa Historia De Amor

Según Daily Mail, cuando Elizabeth conoció a Philip, un joven oficial naval, ella tenía 13 años y era princesa. Aunque era joven, la publicación afirmó que se enamoró del príncipe de 18 años.

Después de esa reunión, la futura reina nunca miró a nadie más porque estaba enamorada, según afirmó un amigo de la familia. Philip también tenía fuertes sentimientos hacia ella.

Después de su boda, según los informes, Philip le escribió a su suegra, la Reina Madre, confesando que Lilibet era lo único en el mundo que era “absolutamente real” para él. Su vínculo inquebrantable duró 73 años hasta la muerte del duque a los 99 años.

Publicidad

Según el documental “The Private Lives of the Windsors”, la madre de la princesa Elizabeth inicialmente estaba en contra de que Philip fuera la pareja de su hija. Ella lo veía como “peligrosamente progresista” y le preocupaba que se casara con alguien de su familia.

La madre de Elizabeth no vio al príncipe como un aliado cuando se convirtió en parte de la familia porque no le gustaba competir con él por la atención de la princesa. La reina madre supuestamente estaba acostumbrada a salirse con la suya.

La reina Elizabeth con sus hijas, la princesa Elizabeth y la princesa Margaret, en los terrenos del castillo de Windsor, Berkshire, el 8 de julio de 1941. | Foto: Getty Images

La reina Elizabeth con sus hijas, la princesa Elizabeth y la princesa Margaret, en los terrenos del castillo de Windsor, Berkshire, el 8 de julio de 1941. | Foto: Getty Images

Publicidad

Según los informes, le molestaba traer a un extraño a su grupo cercano porque la desafiaba como la matriarca de la Familia Real. A pesar de los obstáculos, Philip y su novia se casaron junto a 2.000 invitados en la Abadía de Westminster el 20 de noviembre de 1947.

Durante parte de su luna de miel, los recién casados ​​fueron a Birkhall en Balmoral Estate. Entre 1949 y 1951, se mudaron a Malta y vivieron en Villa Guardamangia mientras Philip estaba destinado allí como oficial naval.

Más tarde, la reina describió esa época como una de las mejores de su vida porque podía vivir “normalmente”. Durante su longevo matrimonio, Philip desempeñó un papel crucial en la vida de la monarca.

Publicidad

Un Amor Especial

Durante el funeral de su esposo, la monarca repitió lo dicho durante la celebración de sus bodas de oro. Intentaba explicar lo que el príncipe había significado para ella.

La Reina compartió cómo Philip había sido su “fortaleza y apoyo” a lo largo de los años, mientras que ella, su familia y muchos países le debían más de lo que él nunca sabría.

El duque de Edimburgo también tenía una adorable tradición que repetía cada año para el cumpleaños de su esposa. El príncipe adornaba la bandeja del desayuno de la Reina con una hermosa flor.

La princesa Elizabeth y el príncipe Philip después de casarse en la Abadía de Westminster, Londres, el 21 de noviembre de 1947. | Foto: Getty Images

La princesa Elizabeth y el príncipe Philip después de casarse en la Abadía de Westminster, Londres, el 21 de noviembre de 1947. | Foto: Getty Images

Publicidad

La primera vez que se escribió sobre esta linda tradición fue en la Gaceta de Montreal en 1976, hace más de cuarenta años.

El 21 de abril de 2021, el primer cumpleaños de la reina sin el amor de su vida, Victoria Arbiter, corresponsal real, compartió una captura de pantalla del artículo original en Twitter. La pieza también incluyó los pensamientos de la Reina sobre su día especial.

Para celebrar su cumpleaños número 95, la realeza emitió un sincero comunicado en el que agradeció al público por sus condolencias y los hermosos recuerdos de su difunto esposo.

La Reina expresó que tanto ella como el resto de la familia estaban de luto, pero admitió que los tributos les daban un gran consuelo.

Publicidad

Lee también: El desgarrador tributo del príncipe Charles a su padre el príncipe Philip

Como cualquier pareja, la Reina y su esposo tuvieron momentos difíciles, que afortunadamente lograron superar. El DailyMail afirmó que ambos “se llevaban muy bien”.

La publicación enfatizaba que la pareja nunca dejó de hablarse, escucharse y reír, y su amor nunca flaqueó. Según los informes, sus amigos tenían muchas historias en las que se veía a Philip acariciando suavemente el cabello de su esposa o tomándola de la mano.

La reina Elizabeth II y el príncipe Philip en el estudio del castillo de Balmoral, Escocia, el 26 de septiembre de 1976. | Foto: Getty Images

La reina Elizabeth II y el príncipe Philip en el estudio del castillo de Balmoral, Escocia, el 26 de septiembre de 1976. | Foto: Getty Images

Publicidad

Último Aniversario Juntos

En noviembre de 2020, la Reina y su esposo celebraron 73 años juntos. Jennie Bond, ex corresponsal real de la BBC durante 14 años, dijo que pensaba que ellos se sentían perfectamente cómodos uno al lado del otro.

Desde el principio se decidió que el príncipe no podía tener prioridad sobre la reina en público, por lo que debía estar dos pasos detrás de ella. Sin embargo, en privado él era el hombre de la casa.

Estaba a cargo de la administración de las propiedades, por indicaciones de la Reina. Ella también permitía que su esposo tomara iniciativas y según especuló la corresponsal, él solo debía responderle a ella.

Bond expresó que todos necesitaban tener a alguien especial en sus vidas y según su opinión, Philip mantenía a su esposa centrada. Ella compartió cómo la pareja se tenía mucho afecto y una “relación profunda y amorosa”.

Te puede interesar: Príncipe William y su esposa reaccionan al anuncio de Elizabeth II sobre que Camilla será reina consorte

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

La nieta "favorita" de Elizabeth II, quien no supo que su abuela era reina, asombra a todos con su parecido con ella

09 de septiembre de 2022

Harry y William nunca estarán de acuerdo con que Camilla tome el título de reina consorte que debió haber sido de su madre, según un autor

07 de julio de 2022

La reina invita a Meghan y Harry a pasar "tiempo de calidad" con ella meses después de la fría recepción en el Jubileo, afirma informe

02 de agosto de 2022

Camilla dice que la relación con Charles "a veces no es fácil", ya que son "como barcos que se cruzan en la noche"

09 de agosto de 2022