logo
Angie Dickinson en 1970. | Angie Dickinson en "CBS Sunday Morning Show" en 2020. | Foto: Getty Images | youtube.com/CBS Sunday Morning
Angie Dickinson en 1970. | Angie Dickinson en "CBS Sunday Morning Show" en 2020. | Foto: Getty Images | youtube.com/CBS Sunday Morning

Angie Dickinson, de 91 años, vive sola en Beverly Hills con sus gatos después de que su exesposo y su hija se reunieran en el cielo

  • La carrera pionera de la actriz en Hollywood inspiró a toda una generación de mujeres a entrar en el cuerpo de policía gracias a su papel más destacado.
  • Ahora ella tiene 91 años y es hora de conocer su vida actual.
  • Dickinson no era sólo actriz, sino también esposa y madre. Ella ponía fin a su horario laboral a las 6 de la tarde para estar en casa y preparar la cena para su familia.
Publicidad

Angeline Dickinson, más conocida como Angie, es una actriz estadounidense, y su carrera televisiva abarcó varias décadas. Empezó a aparecer en programas antológicos a principios de los 50 y finalmente consiguió un papel en “Gun the Man Down”.

Puede que también la reconozcas por el filme “Río Bravo”, que le valió un Globo de Oro. Algunas de sus mejores películas son “Jessica”, “The Chase”, “The Outside Man”, “The Art of Love”.

También “The Killers”, “Ocean's 11” (la original de 1964 en la que Frank Sinatra interpretaba a Danny Ocean), “Pretty Maids All in a Row” y muchas otras.

Angie Dickinson, alrededor de 1964. | Foto: Getty Images

Angie Dickinson, alrededor de 1964. | Foto: Getty Images

Una pionera para su tiempo

Sin embargo, su papel más significativo de todos los tiempos fue el de Sgt. Pepper Anderson en “Police Woman”. Fue la primera actriz en interpretar el papel protagonista en un drama televisivo.

Publicidad

Fue un gran éxito, y su personaje inspiró a toda una generación de chicas que decidieron ser policías. La actriz dijo que a principios de los 70 era “único” ver a una mujer con uniforme.

Hay que recordar que en aquella época no tenían todos los fantásticos personajes femeninos que aparecen hoy en día en programas como “Law & Order” y “CSI”.

Pero Dickinson demostró que una mujer era lo bastante fuerte para el papel, y las mujeres de la vida real querían llegar a ser como su personaje. En el programa de PBS “Pioneers of Television”, la actriz habló de su participación y del amor que el público siente por las series policíacas.

Angie Dickinson como la Sargento Suzanne "Pepper" Anderson en la temporada 1 de la serie "Police Woman". | Foto: Getty Images

Angie Dickinson como la Sargento Suzanne "Pepper" Anderson en la temporada 1 de la serie "Police Woman". | Foto: Getty Images

Publicidad

Sin embargo, Angie nunca se consideró “feminista”. Nunca compitió contra los hombres y creía que ese impulso competitivo fue lo que inició el movimiento. Aunque pueda ser discutible, la actriz explicó cómo equilibraba su feminidad sin dejar de ser fuerte.

“Cuando me presentaba para un papel, no competía con los hombres; era un papel para una mujer”, añadió.

Cuando se le preguntó por la diferencia salarial que siempre ha existido entre hombres y mujeres en el mundo del espectáculo y en muchas otras industrias, Dickinson sólo comentó que estaba “contenta” con el sueldo que le ofrecían por algunos proyectos. Pero eran otros tiempos.

Angie Dickinson en la proyección de 'The Killers' en el 10º Festival Anual TCM Classic Film, el 14 de abril de 2019 en Hollywood, California. | Foto: Getty Images

Angie Dickinson en la proyección de 'The Killers' en el 10º Festival Anual TCM Classic Film, el 14 de abril de 2019 en Hollywood, California. | Foto: Getty Images

Dickinson también dijo que “Police Woman” no tuvo la oportunidad de mostrar más. La actriz sentía que la serie era “demasiado limpia”. Mirando hacia atrás, no le agradaba que todos los episodios acabaran perfectamente y tampoco le gustaba la poca violencia que había.

Publicidad

Quería mostrar más consecuencias para los malos, así que está claro que a Dickinson no le asustaba el morbo, la sangre o ir más allá. Ella cree que, a las series actuales, como “Southland” y “Detroit 1-8-7”, les va mejor con esas tramas.

Durante el apogeo de la serie, Dickinson recibió muchas cartas de su público que le decían que querían ser policías gracias a ella. Angie no sólo fue una inspiración para las futuras mujeres policía. Fue un ícono para las actrices de Hollywood.

Angie Dickinson como la Sargento Suzanne "Pepper" Anderson en la temporada 1 de "Police Woman". | Foto: Getty Images

Angie Dickinson como la Sargento Suzanne "Pepper" Anderson en la temporada 1 de "Police Woman". | Foto: Getty Images

Ella tenía más de 40 años cuando actuaba en “Police Woman” y trabajaba más duro que las actrices más jóvenes de la época. Además, su atractivo nunca desapareció, ni siquiera cuando envejeció.

La gente siempre estaba intrigada por ella, y por eso era la amiga de la agrupación Rat Pack. Se ha dicho que tuvo un romance de 10 años con Frank Sinatra después de protagonizar con él “Ocean's 11”.

Publicidad

También se ha especulado que mantuvo una relación con Dean Martin y con el expresidente John F. Kennedy.

Quizás recuerdes su icónico cameo en “Ocean's 11” de 2001, con George Clooney. Por eso se le sigue conociendo como una leyenda entre las actrices de Hollywood.

Angie Dickinson con un vestido de noche de lamé dorado sin espalda y mangas murciélago. | Foto: Getty Images

Angie Dickinson con un vestido de noche de lamé dorado sin espalda y mangas murciélago. | Foto: Getty Images

Lo que lamenta de su papel en “Police Woman”

Lamentablemente, hay algunas cosas que Angie lamenta de su papel más importante. En 2020, apareció en “CBS Sunday Morning Show” y le preguntaron por su etapa en “Police Woman”. Cuando a Angie le ofrecieron el papel, quería “vomitar”.

Según la actriz, era una “faena extenuante”. Por aquel entonces, se rodaban 20 o 21 episodios por temporada, lo que era agotador. La actriz les dijo a los responsables de la serie que les daría cuatro años, pero no más.

Publicidad

Ella trabajó durante cuatro años, pero reveló que no le pagaban mucho y que llegó a arrepentirse de haberlo hecho. Angie dijo que le “quitó” años de vida y que “no valió la pena”.

Angie Dickison en el "CBS Sunday Morning Show" en 2020. | Foto: youtube.com/CBS Sunday Morning

Angie Dickison en el "CBS Sunday Morning Show" en 2020. | Foto: youtube.com/CBS Sunday Morning

Cuando se le preguntó por qué había aceptado el papel, Dickinson reveló que David Gerber le había dicho que podría convertirla en una actriz conocida. Ella deseaba eso en aquel entonces, pero las cosas cambian con el tiempo a medida que la gente adquiere perspectiva.

La actriz de 91 años estuvo casada y tuvo una hija

Angie Dickinson se casó dos veces. Su primer marido fue Gene Dickinson, y su matrimonio duró de 1952 a 1960. Después, la actriz se casó con Burt Bacharach. Ella y el legendario compositor estuvieron juntos entre 1965 y 1981. También fue el segundo matrimonio de Bacharach.

Publicidad

Tuvieron a su hija Nikki, la primera hija de ambos. Por desgracia, nació prematuramente, unos tres meses antes de lo previsto, en 1966. Años más tarde, Bacharach reveló que Nikki padecía el síndrome de Asperger, un tipo de autismo a menudo denominado “autismo de alto funcionamiento”.

Angie Dickinson en la presentación de The Paley Center for Media & WE tv de "On the Beat: The Evolution of the Crime Drama Heroine" en The Paley Center for Media, el 19 de junio de 2014. | Foto: Getty Images

Angie Dickinson en la presentación de The Paley Center for Media & WE tv de "On the Beat: The Evolution of the Crime Drama Heroine" en The Paley Center for Media, el 19 de junio de 2014. | Foto: Getty Images

Nikki estudió geología en la Universidad Cal Lutheran, pero su vista no era muy buena, por lo que no pudo seguir la carrera. Por desgracia, sus padres tuvieron que llevarla en algún momento a un centro de tratamiento, donde vivió durante diez años.

Lamentablemente, se quitó la vida en 2007 en su apartamento de Thousand Oaks, Estados Unidos. Nikki tenía 40 años.

Por desgracia, Burt Bacharach falleció el 8 de febrero de 2023, a los 94 años. El compositor tenía cuatro hijos, pero Nikki era la única hija de Angie. Ya no estaban juntos por muchas razones, entre ellas la infidelidad del compositor.

Publicidad
Burt Bacharach y Angie Dickinson revisando algunas canciones de Burt en el patio de su casa en Los Ángeles, California, en 1960. | Foto: Getty Images

Burt Bacharach y Angie Dickinson revisando algunas canciones de Burt en el patio de su casa en Los Ángeles, California, en 1960. | Foto: Getty Images

En una autobiografía, Burt confesó haber engañado a la actriz. Angie admitió en una ocasión que él nunca la quiso como suelen querer los demás. Tenía una forma única de amar a la gente, que no era la mejor. “Así que no me respetaba”. Cuando le preguntaron si lo quería, ella respondió que sí.

Hoy en día, a Dickinson no se le ve mucho fuera de casa. Vive sus años dorados tranquilamente y alejada de los focos. Sin embargo, en las raras ocasiones en que se la ha visto, los paparazzi han captado a una mujer sana y tranquila. Algo extraordinario para su edad.

Algunos fotógrafos la vieron recogiendo el correo en la puerta de su casa antes de cumplir 90 años hace un tiempo. Su último papel en el cine fue “Elvis Has Left The Building” en 2004, pero la última vez que se vio a Angie en televisión fue en “Mending Fences” en 2009.

Publicidad
Angie Dickinson con un traje formal de cuentas negras, alrededor de 1970 en Nueva York. | Foto: Getty Images

Angie Dickinson con un traje formal de cuentas negras, alrededor de 1970 en Nueva York. | Foto: Getty Images

Desde entonces, ha participado en documentales y noticias, incluido un documental de la PBS sobre Sammy Davis, Jr., “I've Gotta Be Me”. Hace unos años, a sus 79, la actriz dijo que era “afortunada”.

“Llegué en el momento adecuado para muchas cosas grandes. Conocí a grandes estrellas y seguí siendo amiga de muchas y amante de algunas. Fue una vida fantástica, de verdad. Y lo sigue siendo”, contó.

Ella habló sobre su retiro

Cuando se le preguntó a la actriz sobre su retiro, pues su último papel fue en 2009, Angie dijo que no quería ningún “papel de abuela”. Dijo que estar en casa era mejor. Ella estaba considerando varias cosas, como el teatro o hacer un espectáculo en solitario.

Publicidad
Angie Dickison en el "CBS Sunday Morning Show" en 2020. | Foto: youtube.com/CBS Sunday Morning

Angie Dickison en el "CBS Sunday Morning Show" en 2020. | Foto: youtube.com/CBS Sunday Morning

Sin embargo, viajar puede ser un reto para una mujer porque cuesta mucho “quedar bien”. Además, hacer cine es demasiado complicado como para hacer algo que no se disfruta. La actriz declaró al Daily News de Los Ángeles:

“Incluso a mi edad, me sigue afectando el síndrome de la chica glamorosa: ya sabes, tiene unas piernas estupendas, pero no sabe actuar”.

Clint Eastwood en los 20º Premios Anuales AFI en el Four Seasons Hotel, el 3 de enero de 2020 en Los Ángeles, California. | Foto: Getty Images

Clint Eastwood en los 20º Premios Anuales AFI en el Four Seasons Hotel, el 3 de enero de 2020 en Los Ángeles, California. | Foto: Getty Images

Publicidad

En un acto celebrado en Beverly Hills en 2008, se sentó junto a Clint Eastwood, y él se rio del hecho de que los maquilladores ya no se preocuparan por él a su edad.

En aquel momento, Dickinson le dijo que se acostumbraban tanto a ir maquillados y con estilistas que se sentían desnudos sin ellos.

“Acabas obsesionado con tu aspecto. Si en un ascensor no hay un espejo, estoy acabada. No me importa quién seas, cuando pasas de los 50, todo cambia”, agregó.

Burt Bacharach y Angie Dickinson en los 48º Premios de la Academia en el Dorothy Chandler Pavilion en Los Ángeles, California. | Foto: Getty Images

Burt Bacharach y Angie Dickinson en los 48º Premios de la Academia en el Dorothy Chandler Pavilion en Los Ángeles, California. | Foto: Getty Images

La actriz tenía fama de hablar con franqueza y ser un poco bromista. Sin embargo, también era misteriosa. Nunca ha revelado demasiados detalles personales y dijo que probablemente por eso los editores no estaban interesados en hacer sus memorias.

Publicidad

“Pero no lo voy a hacer todo, ¿sabes? No es mi naturaleza. Si algún día me animo, quizá haga un espectáculo en solitario”, dijo.

Ahora parece vivir una vida tranquila en una preciosa casa de Beverly Hills. Alexandra Becket, autora de LA Magazine, reveló que fue la niñera del gato de Dickinson porque creció en un barrio lleno de famosos.

Angie Dickinson en la primera entrega anual de los premios de televisión Made In Hollywood celebrada en el Heart of Hollywood Terrace, el 15 de agosto de 2013 en Hollywood, California. | Foto: Getty Images

Angie Dickinson en la primera entrega anual de los premios de televisión Made In Hollywood celebrada en el Heart of Hollywood Terrace, el 15 de agosto de 2013 en Hollywood, California. | Foto: Getty Images

Ella dijo que Angie era “la vecina más dulce que podría pedir”. La actriz adora su casa y dice que la vista de Beverly Hills es preciosa.

A sus 91 años, Angie reveló que no siente su edad. Le encanta pasear y montar en bicicleta por el barrio. Sin embargo, añadió que ya no se siente sexy. Para ella, la definición de sexy ha cambiado mucho con los años.

Publicidad

Además, siempre odiaba que la compararan con la difunta Betty White, que trabajó hasta su fallecimiento en 2021. Dickinson dijo que nunca sintió celos de los constantes papeles de su colega, pues no estaba interesada.

“No estoy buscando trabajo, realmente no me importa. Yo tuve mi tiempo bajo los focos y estoy muy satisfecha”, dijo.

Sus años felices con Burt y su separación

Publicidad

A pesar del trágico fallecimiento de su hija y de su separación de Burt Bacharach, Angie pasó muchos años maravillosos con ellos. Cuando le preguntaron más tarde por su hija, ella reveló:

“Era muy inteligente, divertida y maravillosa. Sí, así que todos mis recuerdos de ella son mis mejores recuerdos”.

Curiosamente, cuando Angie y Burt se juntaron en 1965, ella era famosa en la industria mientras que él aún era desconocido. Con el tiempo, él escribió canciones para Dionne Warwick y Butch Cassidy, lo que cambió las cosas para la pareja.

Burt Bacharach posó con la actriz Angie Dickinson, en Londres, en 1966. | Foto: Getty Images

Burt Bacharach posó con la actriz Angie Dickinson, en Londres, en 1966. | Foto: Getty Images

Él se volvió más ocupado y Angie tuvo que pasar a un segundo plano. Sin embargo, no estaba resentida porque quería ser una buena madre y esposa.

Publicidad

A menudo se negaba a hacer papeles si estaban demasiado lejos de casa y rechazó un par de programas de televisión hasta que llegó “Police Woman”.

Para ese contrato, negoció un horario fijo, que tenía que terminar a las 6 de la tarde para poder volver a casa con su familia. Sin embargo, no siempre funcionaba tan bien. Angie tuvo que esforzarse al máximo para ser una “supermamá”.

La actriz tenía que pasar comprando comida italiana para llevar de camino a casa para que pudieran comer a tiempo. Al parecer, Bacharach le dijo que se enfadaba demasiado por aquel entonces. Dickinson no había entendido lo que quería decir hasta años después.

Burt Bacharach y su esposa, la actriz Angie Dickinson, observando a su hija tocar el piano en 1974. | Foto: Getty Images

Burt Bacharach y su esposa, la actriz Angie Dickinson, observando a su hija tocar el piano en 1974. | Foto: Getty Images

Sentía que cada pequeño error era un gran problema y se culpaba a sí misma. Por desgracia, eso también perjudicó a su matrimonio. Años más tarde, Angie cambió, pero ya era demasiado tarde para su familia.

Publicidad

Dickinson aún se pregunta si valió la pena ser una madre trabajadora de Hollywood o si su esposo la habría querido más si sólo hubiera sido un ama de casa.

Por desgracia, era una doble moral, porque los hombres no tenían que preocuparse por ese tema. Podían trabajar sin descanso y estar fuera de casa todo el tiempo. Dickinson luchaba por ser madre, esposa y actriz.

Con el tiempo, eso llevó a una separación significativa en la que ambos estuvieron saliendo con otras personas durante cinco años, pero seguían técnicamente casados.

Finalmente se divorciaron y siguieron adelante. Sin embargo, Angie Dickinson siempre tenía fotos de él en su casa. Al fin y al cabo, era el padre de su hija, así que nunca pudo desaparecer del todo de su vida.

Angie Dickinson y Burt Bacharach durante la 43ª Entrega Anual de los Premios de la Academia' Governer's Ball en el Beverly Hilton Hotel de Beverly Hills, California, Estados Unidos. | Foto: Getty Images

Angie Dickinson y Burt Bacharach durante la 43ª Entrega Anual de los Premios de la Academia' Governer's Ball en el Beverly Hilton Hotel de Beverly Hills, California, Estados Unidos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Sus momentos felices con Nikki

A Nikki le encantaba la música, igual que a Burt, y solía tocar la batería. Angie admiraba su fuerza e independencia. Tuvieron algunas diferencias, sobre todo cuando Nikki se unió brevemente a una secta religiosa a los 14 años, pero solucionaron sus problemas.

Además, Nikki era todo lo contrario a su madre. No se maquillaba y le decía que “nunca sería tan femenina” como la actriz. Aun así, tenían un vínculo precioso y Angie siempre la quería cerca.

Por eso llevó a su hija a Hawai para “Pearl”. Sin embargo, mientras nadaban en Diamond Head, quedaron atrapadas en una corriente y chocaron contra un arrecife de coral. En ese momento, la actriz pensó que morirían.

Burt Bacharach, su esposa Angie Dickinson y su hija Lea Nikki, de 2 años, alrededor de la piscina de su casa en Hollywood, el 3 de junio de 1969. | Foto: Getty Images

Burt Bacharach, su esposa Angie Dickinson y su hija Lea Nikki, de 2 años, alrededor de la piscina de su casa en Hollywood, el 3 de junio de 1969. | Foto: Getty Images

Publicidad

Por suerte, mantuvo a su hija fuera del agua y finalmente la puso a salvo. Desde entonces, vivió con una cicatriz en la pierna. Dickinson dijo que la experiencia había sido horrible y que “nunca la olvidaría”.

Por desgracia, Nikki tuvo muchos problemas como bebé prematura, como problemas de vista y autismo. A veces, se ponía violenta con su madre. Pero Angie comprendía su frustración.

“Ella era un regalo maravilloso, maravilloso”, dijo la actriz.

Las personas con síndrome de Asperger suelen hablar muy bien, y Nikki dijo una vez que las canciones de su padre eran como “ir al cielo en un tobogán de terciopelo”.

Pero a medida que las necesidades de Nikki se hacían más exigentes, Angie tuvo que apartarse de los agotadores horarios.

Angie Dickinson y su hija Nikki Bacharach en el estacionamiento del Parkfield Inn, el 30 de septiembre de 2004 en Parkfield, California. | Foto: Getty Images

Angie Dickinson y su hija Nikki Bacharach en el estacionamiento del Parkfield Inn, el 30 de septiembre de 2004 en Parkfield, California. | Foto: Getty Images

Publicidad

Ella lo explicó: “No era un sacrificio. ¿Habría estado trabajando? Sí, habría estado haciendo obras de teatro en Chicago o algo así, si no hubiera tenido una hija que me necesitaba. Pero la tenía. No tenía el don del tiempo libre”.

Cuando Nikki falleció, Angie encontró apoyo en sus amigos, entre ellos la viuda de Gregory Peck, Veronique, que conocía a Tony Kushner. La actriz encontró consuelo en una de las obras del dramaturgo sobre la pérdida de alguien de su familia.

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono ofrece atención a través del 0155 5259-8121. En Estados Unidos, puede llamar a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. En España, llame al Teléfono contra el Suicidio a través del 911 385 385. Otras líneas internacionales de ayuda al suicida pueden encontrarse en befrienders.org.

Publicidad
Publicidad