logo
Fuente: undefined

Enfermera ve a bebé huérfano en hospital. Luego escribe a marido y le pide que rece

Fabricio Ojeda
11 ago 2018
22:37
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El pequeño Jeremiah estaba destinado a convertirse en un Dickerson y todo obró para que sucediera. Sus nuevos padres se asombraron cuando el niño predijo que tendría una hermana.

Publicidad

Cole Dickerson, de Memphis, Tennessee, envió a Love What Matters la particular historia que rodeó el proceso de adopción de su hijo Jeremiah, que emprendió junto a su esposa Jordan y llegó a parecer algo imposible de lograr.

Jordan trabaja como enfermera en el Hospital Infantil Le Bonheur. Un día ella le dijo a Cole que allí estaba un niño muy lindo, que no tenía una familia para cuidarlo. Dos semanas más tarde, ella le envió a su esposo un mensaje de texto mientras estaba en el trabajo que decía: "Nene, ¿orarás en serio y pensarás en algo?".

Cole contó que de inmediato su corazón comenzó a palpitar más rápido, porque sabía que ese mensaje debía referirse a algo muy serio.

Publicidad

Ambos habían conversado de lo apasionados que eran de la adopción y deseaban hacerlo algún día.

“Hablamos, oramos y decidimos comenzar las clases de padres de crianza temporal que requería una organización con la que estábamos involucrados”, recordó Cole.

Publicidad

Dijo que hablaron con Departamento de Servicios Infantiles y parecía casi imposible comenzar el proceso de adoptar a un niño específico con el que todavía no estaban relacionados. Tendría que haber un milagro, y el resto de la historia es nada menos que eso.

Durante el proceso, otra pareja fue al hospital y comenzó a criar a Jeremiah, lo que los golpeó emocionalmente porque ya habían hecho una conexión con él.

“Nos sentimos decepcionados y molestos, pero decidimos continuar las clases para ser futuros padres de crianza y verdaderos padres de un niño algún día”, relató Cole.

Publicidad

Dos semanas después, mientras estaban de viaje por su primer aniversario, alguien del trabajo de Jordan llamó y le dijo que Jeremiah había sido llevado al hospital por razones médicas y que la pareja que lo tenía no podría continuar cuidando de él.

“Inmediatamente estallamos en lágrimas y supimos que esta era la obra de Dios de que algún día seríamos una familia”.

Cuando regresaron de viaje, el asistente social del niño quería conocer a Jordan en Le Bonheur para asegurarse de que ella y su esposo tomarían en serio su adopción.

Después de pasar por clases legales, médicas y de crianza, finalmente pudieron llevar al niño a casa en junio de 2017. “¡Y el 16 de julio de 2018, oficialmente adoptamos a nuestro hijo!

Publicidad

Volviendo a abril de 2018, ambos recordaron que habían escuchado a Jeremiah rezando una noche:

“Gracias Dios por Dios, por Jesús, por mi mamá y mi papá, y mi hermanita en un par de semanas, Amén”.

Publicidad

Los Dickerson se miraron sorprendidos. ¿Qué estaba diciendo?

Solo un par de semanas más tarde, la pareja descubrió con asombro que Jeremiah efectivamente iba a tener un hermano o hermana bebé.

Y volviendo hasta el presente, “¡el niño estaba en lo correcto sobre su hermana bebé! ¡Nos acabamos de enterar ayer!”.

Para Cole, lo ocurrido era otra muestra de que el hacedor de milagros continuaba trabajando, “y estamos muy agradecidos de ser una familia ".

La otra cara de la moneda

La historia de los Dickerson es muy diferente a la de otra familia estadounidense que se involucró en una adopción.

Publicidad

AmoMama reseñó que Jessica y Adams Davis, de Ohio, querían adoptar y eligieron a una niña de 6 años de Uganda, África.

En el orfanato les dijeron a ambos que la pequeña Namata no conoció a su papá y que su madre la maltrataba. También, que su padre había muerto y estaba siendo descuidada no solamente en su hogar sino también en la educación, ya que nunca había ido a la escuela.

Cuando la conocieron, en la habitación en donde se encontraba no tenía juguetes y sus ventanas tampoco estaban protegidas. Entonces, decidieron adoptarla para darle la oportunidad de tener una mejor calidad de vida.

Publicidad

Sin embargo, después de hacer los trámites y llevársela a Estados Unidos, al poco tiempo se enteraron de que todo había sido un engaño.

Lo cierto es que Namata escondía una tristeza muy grande. Cuando empezó a aprender inglés y supo comunicarse mejor, le contó a sus nuevos padres que extrañaba a su madre y que ella nunca la había maltratado, que se querían mucho y que además, iba a la escuela todos los días.

Los Davis decidieron buscar, con ayuda de voluntarios de Uganda Reunite, a la madre de Namata, y descubrieron que también había sido engañada.

A ella le mintieron diciéndole que su hija se iría a estudiar a Estados Unidos y que al terminar los estudios regresaría a casa.

Lo que realmente hace esta agencia de adopción es visitar familias de pocos recursos y convencen a los padres de aceptar enviar a sus hijos al extranjero, a cambio de que regrese con una educación completa.

Sin que sus padres biológicos se enteren, los niños son llevados a un orfanato donde los venden hasta por 15 mil dólares a familias interesadas en adoptar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Pareja se entera de que hijo adoptivo tiene dos hermanos perdidos y corren a buscarlos - Historia del día

22 de marzo de 2022

En su primer día en escuela nueva, niña entra al aula y conoce a una chica idéntica a ella - Historia del día

13 de febrero de 2022

Padres negros adoptan a tres niños blancos, dicen que "las familias no tienen que verse igual"

08 de mayo de 2022

Mujer que sufrió abortos se despierta a diario con la risa de niños en su patio: sale y no ve a nadie - Historia del día

15 de mayo de 2022