logo
Fuente: undefined

Bailarina de 71 años prueba que la edad es solo un número con su danza increíble y arriesgada

Fabricio Ojeda
28 ago 2018
08:25
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La historia de esta flexible y talentosa tailandesa demuestra que a veces las vocaciones tardan en manifestarse, pero cuando llegan lo hacen con todo para recuperar el tiempo perdido.

Publicidad

Con la boca abierta se quedaron los miembros del jurado de America's Got Talent, cuando una bailarina de 71 años y su joven compañero de 35 realizaron una memorable actuación que puso al público a ovacionarlos de pie.

Según reseñó Daily Mail, Quin Bommelje, una bailarina de salón que creció en Tailandia, comprobó que la edad “es solo un número” cuando subió al escenario con Misha Vlasov, en el episodio de la competencia del pasado 21 de agosto.

La bailarina llevaba un leotardo plateado y tacones de tiras para la actuación en la que Misha levantó a Quin en el aire y la hizo girar

Publicidad

Al ritmo de ‘Maniac’, el hit de Michael Sembello, ambos realizaron con facilidad piruetas inimaginables y movimientos arriesgados en su segunda audición, como si se tratara de dos adolescentes virtuosos y además, experimentados.

Pero fue en su primera actuación del 31 de julio cuando la pareja arrancó exclamaciones de asombro y aplausos de los espectadores, que no podían creer lo que estaban viendo.

Al terminar su baile, Quin y Misha recibieron el codiciado Golden Buzzer del programa, que envía el acto a la siguiente ronda, independientemente de los votos de los otros jueces.

'Sabes, dices que quieres inspirar a personas de cierta edad, pero has inspirado a todas las personas de todas las edades. Fue realmente una actuación notable ", dijo la jueza Martina McBride antes de tocar el timbre que llenó de confeti todo el escenario.

Publicidad

VOCACIÓN TARDÍA

A principios de la temporada, Quin habló sobre su educación en un video que se emitió antes de una de sus actuaciones con Misha.

Publicidad

Ella explicó que creció en un pequeño pueblo en Tailandia y que nunca 'en un millón de años' habría imaginado que lo haría en un programa como America's Got Talent.

Y aunque la mayoría asumiría que ha estado bailando toda su vida, no se enamoró de los bailes de salón hasta hace 10 años, cuando ella y su esposo tomaron una clase juntos, reveló Daily Mail.

"Me di cuenta de que el baile era mi sueño", dijo. "Después de tres años, mi marido no podía seguirme el ritmo... y después tuve que buscar un hombre joven para bailar".

Publicidad

A PUNTO DE NO PARTICIPAR

Lo que nadie sabía, y se develó después en una nota de Good House Keeping, es que días antes de su increíble presentación, la pareja sufrió un accidente que hizo peligrar su participación en el programa.

"Mucha gente no sabe esto, pero cuatro días antes Quin se lastimó el pie. Accidentalmente pisé su pie y se le salió una uña y comenzó a sangrar", contó Misha al sitio web.

Quin, de 71 años, reveló que ambos terminaron pasando cuatro horas juntos en la sala de emergencias.

"Ni siquiera estábamos seguros de poder volar al día siguiente [para la audición] y actuar, pero lo hicimos, esperando que sanara", dijo. "Estaba sangrando muy mal, pero lo pegué con cinta adhesiva. Me dolió mucho y estuvo en carne viva durante unos días".

Publicidad

Pero Quin, a pesar del dolor, dijo que no iba a dejar que la lesión se interpusiera en sus sueños.

"Me dije a mí misma: 'Esta es una oportunidad que solo viene una vez'. Así que me esforcé y me dije que no debía pensar en eso ", expresó Quin. "Fui por ello y bailé, y déjame decirte, Dios está de mi lado. Pero después de que terminé, había sangre en todas partes".

Quin admitió que le preocupaba que su lesión afectara la forma en que los jueces los criticarían, especialmente cuando llegó el momento en que Martina analizó su desempeño.

Publicidad

"Cuando ella [Martina] me miraba, pensé que iba a decir: '¿Qué le pasó a tu pie?' Porque me miró de forma extraña ", recordó Quin. "Entonces, de repente, su mano se levantó y el confeti cayó al suelo".

Y hablando de espíritus jóvenes, un video en YouTube que muestra a un anciano de 93 años bailando efusivamente con su nieta, tiene enamorados a los usuarios de internet.

La joven se llama Rachel y el abuelo sufre de Alzheimer, enfermedad que no le impidió mover el esqueleto por un largo y divertido rato.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hombre mayor promete esperar a la mujer que ama en su café favorito: espera casi 20 años - Historia del día

23 de mayo de 2022

Mujer se divorcia de quien fue su marido por 36 años después de que su hijo se entera de que tiene un hermano - Historia del día

27 de abril de 2022

Vendedora echa a pobre anciana de tienda lujosa: policía la lleva de vuelta más tarde - Historia del día

07 de mayo de 2022

Señora que nunca tuvo hijos se hace prueba de ADN y descubre que tiene una hija - Historia del día

16 de mayo de 2022