Sobre AM
Vida

15 de marzo de 2019

Viajó miles de kilómetros para regresar a una perra perdida, pero su familia la rechazó

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La perrita Blue de menos de un año de edad fue encontrada pasando frío en Midland, Michigan a más de 2.000 kilómetros de distancia de su hogar en Florida.

Afortunadamente, la llevaron al refugio de animales en el condado de Midland donde los trabajadores se percataron del microchip que se le fue incrustado para poder identificar a su dueña en caso de extravío.

Para sorpresa de todos, Blue vivía en la casa de una joven de 22 años de edad ubicada en Lehigh Acres, Florida. Aun cuando no se explican cómo la perrita apareció tan lejos, una voluntaria del refugio de animales se ofreció a llevar a Blue a su hogar.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

RECHAZADA POR SU DUEÑA

Después de manejar los más de 2.000 kilómetros, la dueña de Blue la rechazó. Según la publicación que el refugio animal compartió en Facebook, hubo un cambio en las circunstancias de la familia de la perrita y no pudieron aceptarla de nuevo.

Sin más nada que hacer, la voluntaria regresó al condado Midland con la esperanza de que se le podría encontrar un hogar nuevo. La historia de Blue se hizo viral rápidamente, lo que hizo que muchas personas se ofrecieran a adoptarla.

CONSIGUIENDO UNA NUEVA FAMILIA

Cargando...

Publicidad

Después de recibir decenas de ofertas de familias dispuestas a incluir a la joven pitbull a su hogar, el refugio finalmente se decidió por un hombre residente de Michigan, cuyo nombre no fue revelado.

Entre las personas que intentaron adoptar a Blue estaba un hombre que dijo que su exesposa se había quedado con su perro después de divorciarse. Otra dama indicó que recientemente había perdido a su mascota a causa del cáncer y que también estaba dispuesta a darle amor a Blue.

Cargando...

Publicidad

Una tercera persona dejó claro que también quería incluir a la perrita a su familia y que, en caso de aceptar su solicitud, no tendrían que preocuparse por ella puesto a que no escaparía ya que viviría dentro de la casa.

Es increíble cómo puede haber personas dispuestas a abandonar a sus mascotas de tal manera. Aparte de servir de compañía, los perros son una fuente de amor puro e incondicional.

Incluso, pueden llegar a ser de mucha ayuda con los niños, así como lo demostró este can en China. Debido a que la hija de su dueño se distrae con facilidad mientras hace su tarea, el hombre entrenó a su mascota para que fuese su “tutor”.

Cargando...
Cargando...

Publicidad