La Infanta Doña Pilar confirma que padece cáncer de colon

Alejandra Quintero
30 may 2019
11:25
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La hermana del rey emérito Juan Carlos de Borbón, fue operada recientemente, sin embargo, la opinión pública especuló que se trataba solo de una obstrucción intestinal.

Publicidad

La infanta Pilar, tía de Felipe VI fue sometida a operación de emergencia el pasado 2 de febrero de 2019, pero se desconocía la causa exacta de la intervención.

Doña Pilar ha confirmado que se trata de un cáncer de colon, pero intentó tranquilizar a la prensa indicando que se encuentra "divinamente".

Publicidad

Ella apareció de buen ánimo el domingo pasado, en la cita electoral para ejercer su derecho al voto y señaló que sigue haciendo "vida normal".

Asimismo, confesó que lo está llevando muy bien y que, por ahora, no tiene síntomas e incomodidades propias de la quimioterapia.

Publicidad

A principios de este año, doña Pilar, de 82 años, empezó a sentirse mal y, al visitar a los médicos decidieron realizarle una intervención quirúrgica de emergencia en la clínica Ruber Internacional.

En ese momento se resolvió la obstrucción intestinal, síntoma del cáncer que padece, y estuvo hospitalizada por 20 días.

Publicidad

La infanta también padece de artrosis y aunque ya ha sido puesta en quirófano varias veces por problemas en la cadera, la madre de Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando ha tenido fuerzas para luchar, pues ha estado acompañada en todo momento por sus hijos. 

Publicidad

Originalmente los Borbones tenían otro miembro, se trataba de Alfonso; quien por una jugarreta del destino, murió en 1956 a causa de un disparo hecho accidentalmente por su hermano mayor, Juan Carlos.

El Rey emérito compartió algunos detalles de esta terrible situación que no solo le quitó a su hermano, sino que también lo dejó sumido en una fuerte depresión durante años, pues eran muy unidos y todo pasó cuando eran niños mientras jugaban con el arma de su padre.

Era sábado en Estoril, la localidad portuguesa donde vivían los Condes de Barcelona y sus hijos. Esperando la hora de la cena, los dos hermanos estaban solos, en la sala de juegos de la mansión para hacer algunos disparos contra un blanco circular de colores brillantes. Después la tragedia se apoderó de su hogar.

Publicidad