Celebridades

03 de marzo de 2020

Kiko Rivera hace las paces con Isa: los hermanos se besan y abrazan en 'El programa de Ana Rosa'

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

El reencuentro televisivo entre los hermanos Pantoja ha sido una de las escenas más esperadas por los televidentes.

Kiko Rivera e Isa P coincidieron en ‘El Programa de Ana Rosa’, donde se dieron un caluroso abrazo, enviaron un emotivo saludo a su madre y hablaron del futuro de su relación.

El DJ está promocionando su más reciente trabajo musical llamado ‘Tuboescape’. Fue así como llegó al matinal de Telecinco donde se reencontró con su hermana.

Publicidad

Después, de un saludo efusivo que incluyó un gran abrazó, los Pantoja se sentaron juntos en el sofá del plató. Desde allí sortearon las preguntas y hasta las críticas de los colaboradores.

De hecho, fue Alessandro Lequio quien quiso ir más allá y le reprochó a Kiko por no apoyar a Isa P en su lanzamiento musical. Sin embargo, el DJ salió al paso haciendo una promesa para mejorar la relación.

Publicidad

“Habrá que empezar a darle a Isa el reconocimiento que se merece”, explicó.

Por su parte, Chabelita prometió que irá a la próxima presentación de su hermano sin importar quién esté allí, haciendo alusión a Omar Montes. Los hijos de la tonadillera tienen claro que para recuperar su relación deben dar prioridad a la familia antes que a otras personas.

Publicidad

De hecho, Kiko Rivera reconoció que haber contando con la presencia y apoyo de su hermana tras la muerte de la madre de Irene Rosales, fue un gesto que valoró y le dio el empujón que necesitaba para hacer borrón y cuenta nueva.

“Para mi fue súper importante que mi hermana estuviera conmigo por el fallecimiento de mi suegra. En ese mismo segundo desapareció todo lo demás y, a partir de ahí vida nueva”, dijo.

Publicidad

En medio de la entrevista, los hermanos recordaron que desde la infancia han querido hacer alguna colaboración artística juntos. Entonces, el DJ aprovechó para fantasear con un sencillo producido entre ambos y su madre.

Al final, Isa y Kiko decidieron abrazarse una vez más, mirar a la cámara y enviar un beso a su madre, que de seguro estaba presenciando este momento tan importante para ella.

Al parecer, las diferencias entre los hermanos del clan Pantoja han quedado atrás y un gesto de apoyo borró el sinsabor del pasado. Por ahora, ellos se concentran en reconstruir su relación y afianzar el vínculo familiar.

Publicidad