'Sálvame': un médico pierde la paciencia hablando sobre la seriedad del coronavirus

Guadalupe Campos
18 mar 2020
09:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Consultado sobre la pandemia producida por el COVID-19, Jesús Candel, médico del Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada, contó a Sálvame su experiencia en la guardia y su preocupación por la poca seriedad con la que los españoles se están tomando las medidas de prevención.

Publicidad

El profesional de la salud, que se hizo conocido como "Spiriman" por sus reflexiones en su canal de Youtube, se mostró exasperado y visiblemente alterado por la liviandad aparente que nota en la forma en que los españoles están tomándose las medidas dispuestas por las autoridades sanitarias para frenar el avance del virus.

Publicidad

Lejos de intentar llevar tranquilidad, Candel se mostró muy alarmado por la conducta de los españoles ante la crisis sanitaria. “No sé qué está pasando en este país que la gente no se entera de que se tiene que encerrar en sus casas”, se indignó, frente al relato de cómo la gente de Granada tomaba la autovía para ir a trabajar con mucha más normalidad de la que estima prudente.

“Vamos a evitar con algo tan sencillo que muera mucha gente”, dijo, respecto a la utilidad de la cuarentena, y condenó fuertemente a los ciudadanos que no la respetan.

Jesús Candel en su canal de Youtube | Foto: Youtube/ Spiriman ¡Yeahhh!

Publicidad

“Es más serio incluso de lo que los médicos aquí en España nos imaginábamos”, explicó respecto a la crisis producida por esta variedad del coronavirus detectada por primera vez en un grupo de pacientes que habían visitado un mercado en Wuhan, China, en diciembre de 2019.

Contó que “todos los profesionales de la salud pública” se encuentran alarmados por la gravedad de la situación, que la Organización Mundial de la Salud ha catalogado como pandemia, y comenta: “en cuatro días mi servicio y mi hospital se han transformado completamente”.

Madrid en cuarentena, marzo de 2020 | Foto: GettyImages

Publicidad

Dio también algunas precisiones sobre el porqué de la peligrosidad del contagio: "Sé que este es un virus de pacotilla" en términos de letalidad, pero "no he visto una contagiosidad tan bestial, en mi hospital estamos cayendo como chinches", explicó. Y se preocupó por las posibles consecuencias de que los trabajadores de la salud se contagien: “Nos vamos a quedar sin personal”.

Siguiendo el pedido de los profesionales de la salud, en cuya representación habló Jesús Candel, se recuerda la importancia de respetar las disposiciones propuestas por las autoridades para frenar el avance de la enfermedad, y seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Publicidad