Sobre AM
PopularRealeza

19 de marzo de 2020

Cuarentena real: cómo y dónde se refugian del coronavirus los reyes

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La realidad acerca de la pandemia por el coronavirus es que no discrimina entre los humanos, por lo que la realeza, al igual que el resto de la población, se encuentra encerrada en su residencia.

El rey Felipe VI, al lado de su conyugue la reina Letizia y sus encantadoras hijas, la princesa Leonor y y la infanta Sofía, pasan la cuarentena recluidos en el Palacio de la Zarzuela, cuya construcción cuenta con el espacio y la comodidad suficiente para que sus días sean productivos y agradables.

El Palacio cuenta con dos despachos, desde los cuales el Rey y su comitiva pueden trabajar cómodamente, aunque en definitiva han cancelado todos los compromisos oficiales.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Hay una nutrida biblioteca, suficientes habitaciones con sus respectivos baños, una amplia cocina y amplios ventanales con vista al Monte de El Pardo, impresionante bosque mediterráneo de gran belleza, por lo que su cuarentena en definitiva será muy placentera.

Cargando...

Publicidad

Según revela Semana, las niñas están recibiendo su educación en casa vía internet, al igual que todos los niños en edad escolar del país, cumpliendo con sus trabajos y evaluaciones en forma remota, en total coordinación con el colegio Nuestra Señora de los Rosales, centro de estudios de Leonor y Sofía.

Cargando...

Publicidad

La reina Letizia en cambio sí tiene la cuarentena algo más aislada, debido a que el pasado seis de marzo asistió a un acto público donde tuvo contacto con la ministra Irene Montero, quien resultó portadora del virus COVID-19.

Debido a este incidente, la reina se encontraría durmiendo sola en la primera planta de la Zarzuela, y no tiene contacto con el resto de la familia. Si bien el test de ambos reyes dio negativo, en el caso de ella está en observación por alrededor de 15 días, con controles médicos de su temperatura cada dos horas.

Cargando...

Publicidad

Además, dispone de un despacho personal en la segunda planta, donde puede seguir trabajando a distancia en algunas de sus obligaciones, y cumpliendo sus ejercicios matutinos por videoconferencia con su entrenador personal.

Y cuando no tenga nada que hacer, la reina tiene la ventaja de amar pasar el tiempo leyendo o viendo películas, actividades que se pueden hacer perfectamente en aislamiento, si la buena salud la sigue acompañando.

Cargando...
Cargando...

Publicidad