logo
facebook.com/savannah.abernathy.7
Fuente: facebook.com/savannah.abernathy.7

Enfermera se vuelve la madrina de un bebé que cuidó en la UCI durante 10 meses

Karina Martín
10 may 2020
11:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), Savannah Galloway, confesó que aunque siente afecto por todos los bebés que están bajo su cuidado, se sintió especialmente atraída por el pequeño Oliver.

Publicidad

Hace varios meses, Ricki Ann Gandy tuvo que dar a luz al pequeño Oliver, teniendo tan solo 25 semanas de embarazo, lo que llevó a que su hijo naciera con varios problemas, especialmente respiratorios.

Debido a esto, el bebé tuvo que permanecer en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) y fue la enfermera Savannah Galloway la que estuvo a su lado, al menos mientras Gandy se recuperaba.

Publicidad

Savanahh llevaba cinco años trabajando para esa unidad, y aunque ha sentido afectos por todos los bebés que llegan, ella misma ha asegurado que sintió una atracción particular por Oliver.

“Había algo sobre Oliver, no sé qué fue exactamente (…) su historia es única”, afirmó la enfermera.

La atención que le daba Savanahh a Oliver fue tan apreciada que incluso los papás del pequeño empezaron a llamarla “la madre de Oliver de la UCIN”.

Sanitarios con instrumentos de medicina. | Foto: Pixabay

Publicidad

A pesar de que después de un tiempo, Oliver fue transferido a otra institución médica, Galloway siempre se mantuvo en contacto, e incluso iba a visitar a la familia del pequeño junto con su esposo para ayudarlos.

Los padres del pequeño aseguraron que todas las enfermeras se convirtieron de una forma u otra en familia, pero Galloway fue tan especial que decidieron nombrarla como madrina de Oliver.

“Por supuesto que dijimos que sí. Es un gran honor. Ahora con como familia para nosotros”, dijo la enfermera, demostrando que tanto ella como su esposo le tomaron afecto a Oliver y a sus padres.

Bebé sosteniendo el dedo de un adulto. | Foto: Pexels

Publicidad

Después de

10 largos meses

en las unidades de cuidados intensivos de distintos hospitales, el pequeño por fin se fue a su casa, pero tendrá de madrina a una enfermera, listo para auxiliarlo por el resto de su vida.

Sin duda alguna, Oliver es un bebé sumamente afortunado, pues hay algunos bebés que no tienen la fortuna de seguir adelante y menos en estos tiempos tan difíciles por el coronavirus.

De hecho recientemente salió la terrible noticia de un bebé brasileño que falleció por coronavirus, tan solo cuatro días después de nacer. Para leer la noticia completa, dele clic aquí.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad