Rocío Flores y Ana María Aldón resuelven sus problemas y se disculpan en un sincero tête à tête

Valeria Garvett
28 may 2020
04:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Ana María Aldón y Rocío Flores tuvieron una conversación sumamente íntima y sincera sobre su paso por el concurso y las expectativas que una tenía de la otra.

Publicidad

Estando en los Cayos Cochinos y antes de partir de Honduras, Aldón y Flores se sinceraron una con la otra e incluso hubo disculpas de por medio, con las que zanjaron sus rencillas.

Ya en la recta final del concurso “Supervivientes 2020”, la nieta de Rocío Jurado y la esposa de José Ortega Cano tuvieron un encuentro en el que discutieron temas delicados, como la decepción que Rocío sintió durante las primeras semanas cuando Ana no la defendió de los ataques de Yiya.

Publicidad

Aldón dio el primer paso, agradeciéndole a Flores por su actitud positiva que “contagia alegría”, algo que ayuda a su entorno a sobrellevar sus penas. La mujer del torero reconoció que fue ella quien debió haber actuado como un soporte, y no al revés.

“Me has hecho muy feliz, me has dado mucho más en este concurso que yo a ti. Tengo 42 años y hay lecciones que me has dado tú a mí. Eres clara y directa pero me gustaría que a veces tuvieses más tacto", dijo Aldón.

Publicidad

Rocío aclaró el motivo por el que es clara, diciendo que no le gustan las falsedades o los rodeos. Aun así, siente que jamás faltó el respeto a nadie con sus palabras.

Luego Flores dio entrada a la decepción vivida por el distanciamiento de Aldón durante sus pleitos con otros concursantes. Agradeciéndole que pudo “equilibrar la balanza” durante la etapa final de “Supervivientes”, la hija de Antonio David dijo:

“Entré en este concurso pensando que formabas parte de mi familia absolutamente y que eso iba a ir por encima de cualquier cosa. Me di un choque de realidad. (…) No he entendido en muchísimas ocasiones posturas que has tenido.”

Publicidad
Publicidad

Pese a lo que pasó, Rocío reconoció que esa independencia e individualidad le permitió crear “un escudo, crecer y mejorar como persona”.

Claro que la esposa de Ortega Cano se mostró un poco preocupada porque Rocío no sienta rencor hacia ella por su comportamiento. Afortunadamente, pudo quedarse tranquila con la respuesta de Rocío. "No te guardo nada (de rencor)”, dijo la rubia.

Publicidad