Sebastián Ligarde: de villano de "Quinceañera" a una historia de amor que empezó con la muerte de un amigo

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

El actor salió del clóset en 2013 y meses después contrajo matrimonio con quien ha sido su pareja durante décadas.

Sebastián Ligarde saltó a la fama a finales de los ochenta por el rol de "El Memo" en "Quinceañera", la telenovela con la que inició una astronómica carrera en la que se destacó como villano. Pero su vida real no podría estar más alejada de sus malvados personajes, pues el actor es el protagonista de su propia historia de amor.

Publicidad

DE UNA TRAGEDIA NACIÓ EL AMOR

Ligarde lleva seis años casado con Jorge López Lira, a quien considera el amor de su vida luego de 27 años de relación. Según ha compartido en varias ocasiones, todo comenzó el mismo día que tuvo que cremar a su mejor amigo, Carlos.

"Había fallecido mi mejor amigo, yo fui el que lo llevó al crematorio. Yo estaba llegando a mi casa en donde vivo en mi edificio con las cenizas de Carlos y acababa de rentar Jorge un apartamento en ese edificio", recordó el histrión de 66 años en una entrevista.

Publicidad

SU COMPAÑERO FIEL

Desde aquel momento Sebastián ha estado compartiendo sus días con Jorge, a quien decidió convertir en su esposo en 2013 luego de anunciar su orientación sexual al público, obteniendo el apoyo tanto de su hija, como del resto de su familia.

Un año más tarde la pareja celebró su enlace en Texas y lo compartió con sus seguidores a través de sus redes sociales diciendo:

"Después de 20 años me uniré en matrimonio al hombre que amo y mi mejor amigo”, escribió Sebastián, de acuerdo a un reporte de Telemundo, dejando atrás los momentos amargos y los traumas por los abusos sexuales que sufrió durante su adolescencia cuando estudiaba en un internado.

Publicidad

Publicidad

EL LEGADO DE UNA TELENOVELA

Gracias a "Quienceañera" el intérprete de "Salomé", "María la del barrio" y otra decena de producciones dramáticas, logró el reconocimiento que lo ayudó a servir como ejemplo para muchos que temen salir del clóset.

Ahora Sebastián continúa su vida en matrimonio en paralelo con su carrera como actor mientras imparte talleres de formación histriónica en varias ciudades del mundo.

Otras figuras del aclamado dramático que siguen siendo admiradas por muchos son Adela Noriega y Ernesto Laguardia, quien hace unas semanas recordó con una fotografía su paso por la exitosa telenovela.

Publicidad

El actor compartió en su cuenta de Instagram una imagen capturada hace más de 33 años, en la que aparece junto a Noriega, lo cual provocó que sus seguidores abrieran el baúl de los recuerdos.

Publicidad