Kiko Matamoros recibe el alta médica, pero poco después regresa a urgencias

Valeria Garvett
16 ago 2020
16:50
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Hace algunas horas, Marta López dio la genial noticia de que su novio, el colaborador de televisión Kiko Matamoros, finalmente había recibido el alta médica.

Publicidad

Luego de un par de semanas con complicaciones de salud, Kiko por fin pudo regresar a casa para continuar con su recuperación. No obstante, solo horas después, se vio obligado a regresar a la sala de urgencias por un nuevo problema que, por suerte, se solucionó rápido.

Publicidad

Días atrás, el colaborador de televisión fue sometido a una operación para extirparle la vesícula, pero horas después volvió a urgencias por un fuerte dolor abdominal que primero se creyó estaba relacionado con una pancreatitis. Este fue el comienzo de una pesadilla para Kiko.

Afortunadamente, los médicos pronto encontraron que su páncreas no tenía problemas. Y tras evaluarlo más exhaustivamente mediante una ecografía y un TAC, los especialistas señalaron había un problema en los conductos del hígado, originado a raíz de la complicada cirugía de vesícula.

Brazos de Marta y Kiko, días atrás. |Foto: Captura de historia de Instagram/martalopezalamo

Publicidad

Debido a que la infección no cedía completamente, pronto Matamoros fue trasladado de la clínica Quirón de San José a la Quiron de Pozuelo de Alarcón para, mediante un proceso en quirófano, limpiar la zona infectada exhaustivamente. A partir de ese procedimiento, las cosas comenzaron a mejorar para Kiko.

EL ALTA, Y UN NUEVO BACHE

Horas atrás, la modelo Marta López celebraba en redes sociales el regreso a casa de su novio. Incluso agradecía a todos sus seguidores por estar pendientes de su salud.

Marta celebrando el alta de Kiko en Instagram.|Foto: Captura de historia de Instagram/martalopezalamo

Publicidad

“Ya estamos en casa. Kiko está bien, vamos a cenar ahora algo. Ha sido bastante cansadito todo, pero todo está bien, él está bien y todos felices”, decía López, según reseña Lecturas.

La felicidad duró poco, porque durante la madrugada, Kiko se dirigió a urgencias tras sufrir una obstrucción de catéter. Por suerte, el problema no tardó en ser solucionado y Kiko volvió a su domicilio.

Publicidad

PÉRDIDA DE PESO ALARMANTE

Según reseña Socialité, Kiko perdió aproximadamente 14 kilos mientras estuvo internado. Hace algunas horas, el colaborador se contactó con el programa para arrojar un poco de luz sobre cómo se encuentra.

Kiko aseguró que se siente “jod****” porque se encuentra tomando siete medicamentos al día y casi no come al costarle tolerar los alimentos a raíz de la operación de vesícula. No obstante, tiene fe de que pronto todo vuelva a la normalidad.

Publicidad