Marta López, novia de Kiko Matamoros, ofrece actualizaciones sobre su estado de salud

Valeria Garvett
01 ago 2020
14:10
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La novia de Kiko Matamoros ha dado un adelanto sobre cómo se encuentra el colaborador de “Sálvame” después de regresar al hospital por un fuerte dolor a raíz de una pancreatitis.

Publicidad

No habían pasado 24 horas de haberle extirpado la vesícula biliar cuando Kiko Matamoros fue ingresado de urgencia con un dolor abdominal agónico. Y es que una complicación posoperatoria alteró totalmente sus planes de retomar su vida.

Publicidad

"Ha sido una cosa muy violenta. He estado estupendamente esta mañana. Iba a ir al masajista y al salir de casa he sentido una cosa intensísima, un dolor tremendo", había dicho Kiko desde la cama del hospital.

Cuando sintió tal dolor que incluso le sacó lágrimas, Marta López lo llevó en taxi al centro médico más cercano, donde aun permanece internado: la Clínica El Rosario. Parece que la operación le ocasionó una pancreatitis, responsable de los fuertes dolores del colaborador de televisión.

Publicidad

MARTA NOS ACTUALIZA

Un reportero de “Sálvame” se acercó a la Clínica El Rosario donde entrevistó a Marta sobre el estado de su acontecido novio.

Al comienzo, la modelo se quejó en tono de broma sobre el verano que Kiko “le está dando”, asegurando que no llegaría a broncearse.

“Voy a quedarme blanca (risas). A él le dio un dolor muy fuerte por la mañana y fuimos a urgencias inmediatamente porque no se podía ni mover, estaba casi llorando, y como es él para que llore, hace falta que le duela mucho”, aseguró a las cámaras.

Publicidad

Fue entonces cuando los médicos diagnosticaron una pancreatitis aguda “originada por la cirugía probablemente, y el páncreas lo tenía muy inflamado al parecer”, añadió.

Cabe destacar que los valores en los exámenes que le realizaron a Kiko estaban “a mil” cuando ingresó, pero con el pasar de las horas, afortunadamente bajaron. Para cuando le volvieron a efectuar los análisis por la mañana del 31 de julio, estaban “casi a niveles normales”.

Publicidad

“Entonces preveían 10 días de ingreso, pero ahora es probable que le den el alta el lunes o el martes”, dijo López, “no ha comido ni bebido nada, sino que le tienen puesta una vía. No puede ni hablar. Y mañana (domingo) probablemente le den líquido para ver como lo tolera”.

Marta asegura que Kiko es un buen paciente porque “no se queja nada”. Pero cuando le corresponde seguir instrucciones o recomendaciones médicas, el colaborador se comporta “regular”.

¡Esperamos que se mejore pronto! ¡Ánimo, Kiko!

Publicidad