MediosTV

19 de marzo de 2021

La triste muerte de Lina Marulanda, la actriz de "Betty la fea" atormentada por su aspecto

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La muerte de la actriz conmocionó a la opinión pública en 2010, luego de darse a conocer que la causa de su deceso fue un suicidio propiciado por un cuadro de depresión.

Lina Marulanda inició su carrera en el modelaje a los 12 años, cuando una famosa presentadora colombiana la descubrió caminando en un centro comercial de Medellín y la invitó a formarse en su academia.

La joven demostró talento para las pasarelas y decidió continuar su carrera en Bogotá, donde también se formó en publicidad en una universidad de la capital. 

Lina Marulanda. | Foto: Getty Images

Publicidad

A los 20 años fue parte del elenco de la exitosa telenovela ‘Yo Soy Betty La Fea’ del director Fernando Gaitán. En el melodrama, Lina interpretó un papel menor como modelo de la agencia Ecomoda.

De ahí saltó a la radio, luego a la televisión en las secciones de entretenimiento y hasta emprendió un negocio de comidas rápidas en el canal donde trabajaba. 

Sus compañeros la recuerdan como una mujer de carácter, simpática, con un exquisito humor negro y muy emprendedora. De hecho, terminó asociándose en una empresa de accesorios llamada Turmalina y Durando en 2008.

Publicidad

La exitosa presentadora siempre se mostró hermética frente a su vida privada, pero según recoge Univisión, tuvo que luchar con desórdenes alimenticios y problemas de autoestima.

Además, la fama no le sentó del todo bien. La frivolidad del mundo del espectáculo y las constantes críticas que confundieron su carácter con agresividad habrían logrado atormentarla.

Lo que parecía una vida perfecta se fue desmoronando poco a poco para la joven de 29 años, quien terminó por acabar con su vida en abril de 2010.

Los problemas financieros para la actriz habrían comenzado cuando sus padres necesitaron costosos tratamientos para sus afecciones de salud. Eso se sumó a las dudas que tenía sobre las finanzas de su empresa y que la llevó a romper con sus socios.

Publicidad

Publicidad

Por ese mismo tiempo, Marulanda se encontraba atravesando una ruptura sentimental con su segundo esposo, el empresario Carlos Oñate, a quien conoció en su adolescencia y consideró como una oportunidad de recobrar la ilusión en el amor, tras su primer divorcio.

Según los informes, la pareja parecía feliz y se dice que un día antes de su muerte, ellos hablaron de darse una nueva oportunidad. Sin embargo, ya no hubo tiempo.

Alrededor de su suicidó giraron muchas hipótesis como posibles causas, pero quienes la conocieron de cerca solo apuntan a que fueron muchos acontecimientos negativos los que se sumaron en poco tiempo.

Publicidad

No obstante, su legado se inscribió en la memoria del público y de sus amigos más íntimos, quienes la recuerdan como una mujer con mucho carácter, pero de buen corazón, alegre y talentosa.

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono ofrece atención a través del 0155 5259-8121. En Estados Unidos, puede llamar a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. En España, llame al Teléfono contra el Suicidio a través del 911 385 385. Otras líneas internacionales de ayuda al suicida pueden encontrarse en befrienders.org.

Publicidad