Felipe VI y Letizia gastaron una cifra millionaria en joyas en el día de su boda

El Rey de España le propuso matrimonio a su esposa con un sorprendente anillo con 16 diamantes incrustados.

Hace 16 años España se paralizó ante el enlace nupcial del entonces Príncipe de Asturias y la periodista Letizia Rocasolano. Los padres de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía deleitaron a todos con la celebración de una de las relaciones más sólidas del acontecer popular y que hoy vuelve a ser noticia... ¿Pero por qué?.

Recientemente la prensa británica revivió aquel 22 de mayo a través de una investigación hecha por periodistas de "Express", quienes emplearon la experiencia de la gemóloga Helen Doyle para determinar el valor total de las joyas que la Reina lució el día de su boda.

Felipe de Borbón y Letizia Ortiz en su boda, en Almudena el 22 de mayo de 2004 en Madrid. I Foto: Getty Images.

Felipe de Borbón y Letizia Ortiz en su boda, en Almudena el 22 de mayo de 2004 en Madrid. I Foto: Getty Images.

EL ANILLO DE COMPROMISO

Una de las piezas más emblemáticas del evento fue el anillo de compromiso con el que Felipe VI le propuso matrimonio a Letizia. Aunque la joya hecha en oro blanco con 16 diamantes incrustados resalta por su elegancia y belleza, la Reina dejó de usarlo luego de que saliera a la luz que fue pagado con una tarjeta de crédito vinculada con el caso Nóos.

"Los diamantes de este anillo son de un color y una claridad excepcionales y valen más de 30.000 libras esterlinas", especificó la experta que aparece regularmente en "Prestige Pawnbrokers".

Felipe de Borbón, con Letizia Ortiz durante la ceremonia de su boda en la catedral de la Almudena el 22 de mayo de 2004 en Madrid. I Foto: Getty Images

Felipe de Borbón, con Letizia Ortiz durante la ceremonia de su boda en la catedral de la Almudena el 22 de mayo de 2004 en Madrid. I Foto: Getty Images

LOS PENDIENTES DE DIAMANTE

Para acompañar su hermoso vestido de novia y el suntuoso anillo de diamantes, Letizia usó un par de pendientes hechos con 10 diamantes, de los cuales dos son de 4,54 quilates, otros dos de 1,22 quilates y el resto de 2.44, fueron un regalo de Don Juan Carlos y Doña Sofía.

"Un par de pendientes de su talla y su calidad se podrían vender por unas 200.000 libras esterlinas", apuntó Doyle, sobre el costo que en euros vendría siendo aproximadamente 225.009 euros. Con piezas de tal calibre, no es casualidad que la Reina las haya lucido nuevamente en eventos de gran escala.

Felipe de Borbón y su esposa Letizia saludan en su primera aparición en el balcón del Palacio Real como pareja casada el 22 de mayo de 2004 | Foto: Getty Images

Felipe de Borbón y su esposa Letizia saludan en su primera aparición en el balcón del Palacio Real como pareja casada el 22 de mayo de 2004 | Foto: Getty Images

LA RELIQUIA FAMILIAR

Cómo todas las familias Reales, los Borbon conservan una serie de reliquias que tradicionalmente van pasando de generación en generación. La entonces Reina Sofía consideró pertinente prestarle a su nuera una magnífica tiara de diamantes hecha por la firma alemana Koch, la cual ha estado dotando de joyas a la aristocracia europea desde el siglo XVIII.

"Dada la procedencia real de esta pieza, valdría más de 500.000 libras esterlinas", acotó la experta que determinó la presencia de 50 ct de diamantes del mejor color y claridad.

Felipe de Borbón de pie junto a su novia Letizia Ortiz el día de su boda en la catedral de Almudena el 22 de mayo de 2004 | Foto: Getty Images

Felipe de Borbón de pie junto a su novia Letizia Ortiz el día de su boda en la catedral de Almudena el 22 de mayo de 2004 | Foto: Getty Images

UNA TIARA CON HISTORIA

De acuerdo a la reseña de "Vanitatis", la tiara que Doña Sofía lució en su boda con Don Juan Carlos fue un obsequio de su madre, Federica de Hannover, quien también obtuvo la pieza de su progenitora, Victoria Luisa de Prusia.

Felipe de España, Letizia, Juan Carlos de España y la Reina Sofía en el Palacio Real. I Foto: Getty Images

Felipe de España, Letizia, Juan Carlos de España y la Reina Sofía en el Palacio Real. I Foto: Getty Images

Pero el origen de la corona de diamantes va más allá, pues la abuela de la actual Reina Emérita recibió el regalo de sus padres, el káiser Guillermo II y la emperatriz Augusta, quienes quisieron agasajarla para su boda con Ernesto de Hannover, en 1913.

Con este sorprendente juego de joyas, la especialista calculó que la Reina Letizia ostentó un total de 840.000 euros. Nada mal para celebrar la unión de una de las parejas más poderosas del mundo.

Artículos relacionados
Getty Images
Realeza Aug 24, 2020
El vestido de novia de la reina Letizia: opiniones de expertos 16 años después
Getty Images
Realeza Aug 07, 2020
La princesa Leonor y la infanta Sofía en sus cambios de estilos veraniegos, de niñas a adolescentes
Getty Images
Realeza Jul 23, 2020
Princesa Beatrice y Edoardo Mapelli Mozzi: la historia de la tiara de diamantes de la boda real
Getty Images
Realeza Jun 12, 2020
El día en que la supuesta enemistad entre la Reina Letizia y la Infanta Cristina habría comenzado