logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Maribel Guardia recordó el miedo que sintió la vez que casi muere junto a su hijo Julián Figueroa

Mayra Pérez
21 sept 2020
17:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Si hay algo que ninguna madre puede olvidar es cuando la vida de alguno de sus hijos ha estado en peligro, y la bella actriz compartió el difícil momento que vivió con su hijo en Acapulco.

Publicidad

Cuando Maribel Guardia habla de su hijo Julián Figueroa, el amor y orgullo que siente por él se percibe en el aire. Pero recientemente contó a un grupo de reporteros una de las peores experiencias que han enfrentado juntos.

Algunos años atrás, cuando Julián era tan solo un pequeño de seis años, madre e hijo estaban disfrutando de unas maravillosas vacaciones en Acapulco.

Publicidad

“Una vez casi me ahogo en el mar con Julián, en Acapulco. Nos llevó una ola y llegó un momento en que yo no pisaba”, contó Maribel a los reporteros.

De inmediato la actriz se dio cuenta de que no lograba pisar la arena, y pensando que hacía lo mejor, soltó a su hijo para que nadara hacia la orilla.

Publicidad

Sin embargo, para Julián el lugar más seguro eran los brazos de su madre, por lo que se regresó a donde estaba ella. Por suerte, Maribel logró tocar suelo algunos momentos después y respiró aliviada.

“Gracias a Dios regresó a mis manos porque hubiera sido una tragedia si se lo hubiera llevado el mar, nos hubiéramos ahogado los dos (…) ese día de verdad sentí que volvía a nacer”, expresó la madre de Julián.

Publicidad

CERCA DE LA MUERTE

Esta no ha sido la única vez en la que Maribel sintió que estaba cerca de morir. La cantante también recordó que cuando estaba bastante joven, y se encontraba aún en su natal Costa Rica, sufrió una parálisis repentina.

Publicidad

Ni siquiera lograba hablar, y los médicos no sabían con certeza qué le ocurría. Aparentemente tuvo una embolia cerebral o algo similar, pues Guardia recuerda que le explicaron que una vena en su cerebro podía explotar de un momento a otro.

Aunque esto no llegó a ocurrir, la parálisis y el miedo a la muerte la llevaron a una profunda reflexión sobre la vida. Posteriormente, Maribel logró recobrar toda su movilidad, aunque confiesa que ya no recuerda cómo pudo recuperar su salud.

Publicidad