PopularRealeza

02 de octubre de 2020

Las joyas de Pilar de Borbón: las piezas más brillantes de la colección de la Infanta y su incierto futuro

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La infanta Pilar tuvo un joyero personal con el que muchas mujeres soñarían. Dentro de su colección de alhajas se encuentra una tiara de brillantes y zafiros, que su madre le dejó al morir.

María de las Mercedes de Borbón, condesa de Barcelona, reservó dos diademas, una de perlas y otra de diamantes, para sus hijas Pilar y Margarita.

La diadema de brillantes fue utilizada por Bárbara Cano y Laura Ponte para sus bodas con Bruno y Beltrán Gómez-Acebo, quienes son hijos de Pilar de Borbón. Este accesorio resalta por sus 15 pequeños zafiros rodeados de tirabuzones de brillantes.

Pilar, hermana del Rey Juan Carlos de Borbón, el día de su boda con Luis Gómez Acebo, 1967, Estoril, Portugal.| Foto: Getty Images

Publicidad

Además, doña Pilar usaba a juego con la tiara, un colgante de diamantes y zafiros que la hacía lucir hermosa. La duquesa de Badajoz fue propietaria de la tiara rusa hasta los años noventa. Su madre se la cedió tanto a ella, como a sus dos hermanos.

A lo largo de su vida, Pilar lució un collar de 25 perlas naturales, pendientes de perlas gruesas tocadas con dos diamantes, un broche de esmeralda rectangular con orla de brillantes, pulseras de platino, oro blanco y piedras preciosas, en diversos actos públicos.

Sin embargo, el joyero de la duquesa es inferior al que posee la baronesa Thyssen, Cuqui Fierro o la condesa de Romanones.

Publicidad

Publicidad

FUTURO INCIERTO

Tras el fallecimiento de la Infanta el 08 de enero de 2020, lo que se acostumbra entre la nobleza es dejar las joyas a las descendientes femeninas.

En este caso podrían ser para Simoneta Gómez-Acebo, quien a su vez puede dar el legado a su hija, María Fernández Sastrón.

Pilar de Borbón asiste al lanzamiento del libro "Un Momento de Mi Vida", el 29 de mayo de 2012.|Foto: Getty Images

Publicidad

María junto a Laura Gómez-Acebo, la hija de Beltrán y Laura Ponte, son las dos nietas de Pilar. El resto de los nueve nietos, son todos varones.

Por otra parte, puede ser que la duquesa haya dejado de herencia la tiara de zafiro a todos sus hijos. En ese caso, ellos podrían llevarla a alguna famosa casa de subastas como 'Sotheby's' o 'Christie's', para luego dividir el importe de la pieza entre todos. Esta joya tiene un valor histórico importante, ya que perteneció a la condesa de Barcelona.

Publicidad

CASA REAL ESPAÑOLA

También existe la posibilidad de que la tiara regrese a la casa real española, como ocurrió con la rusa. Luego del fallecimiento de María de las Mercedes de Borbón, su hijo Juan Carlos, llegó a un acuerdo con sus hermanas para recuperar la valiosa joya.

Una historia parecida se dio con la tiara Cartier para con la que el rey llegó a un acuerdo con su tía María Cristina para que regresara a la casa real.

Por esto, es posible que el rey Felipe VI decida negociar con sus primos por la tiara de zafiros que finalmente podría terminar sobre la cabeza de la reina Letizia.

Publicidad