Celebridades

03 de octubre de 2020

Laura Escanes y su cambio de vida a un año de dar a luz a su primera bebé con Risto Mejide

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Ya pasó un año desde que Roma llegó a este mundo y sin duda, su presencia le dio un giro radical a la vida de sus padres.

Laura Escanes cambió su vida desde que nació su primera hija al lado de Risto Mejide. El ámbito laboral y personal han sido influenciados con la presencia de su bebita que celebra su primera vuelta al Sol.

Hoy se cumplen 365 días desde que la pareja le dio la bienvenida a la pequeña y han sido doce meses en los que no solo la niña ha cambiado, sino también su madre.

Publicidad

EN TODOS SUS PLANES

Roma ha pasado a formar parte de todos los planes de Laura y Risto. La influencer se convirtió en una madre muy atenta que no descuida las necesidades de su pequeña.

Precisamente por eso, la bebé modificó la forma de vida de Escanes quien cuenta con la compañía de su primogénita las 24 horas del día de los siete de la semana.

Publicidad

De hecho, es común ver publicaciones en la cuenta de Instagram de Laura en las que se puede observar su vida de mamá y algunos detalles de lo laboral.

Sin embargo, la esposa de Mejide intenta buscar un espacio para de vez en cuando compartir un momento a solas o para una salida de amigas sin Roma.

Publicidad

SIN NADA QUE SACRIFICAR

Laura siempre ha dejado claro que convertirse en madre no significa que toda mujer deba sacrificar las actividades cotidianas de su vida antes de tener un hijo.

Y lo ha demostrado junto a su esposo, pues ambos han integrado a Roma en cada paso que dan. Por ejemplo, viajan con ella, la llevan en sus salidas a restaurantes, de paseo al parque y hasta para hacer senderismo en familia. Y si Laura tiene planes de chicas, la bebita casi siempre va.

Es poco el tiempo que los padres dejan en casa a su hija para atender algún compromiso y darse una escapada romántica.

Publicidad

EL CAMBIO FÍSICO

Las fotografías en la plataforma digital de la influencer también muestran otro cambio radical en Laura. Desde que dio a luz, su físico se recuperó por completo y luce una figura tan esbelta que no parece que hubiera estado embarazada hace poco.

Publicidad

Laura ha dejado claro que no le obsesiona bajar de peso ni volver a tener el cuerpo que lucía antes de la maternidad, sin embargo, ha logrado grandes avances gracias al deporte y la comida sana.

Si se trata de estilo de vestir, también ha cambiado, pues suele lucir ropa mucho más cómoda que la que usaba antes, aunque no pierde su esencia.

Publicidad

EN EL PLANO LABORAL

En cuanto al plano laboral, Laura Escanes es ahora mucho más electiva con los trabajos pues trata de no gastar tanto tiempo para poder compartir con su hija.

Incluso, cuando ha tenido que viajar por compromisos laborales, la influencer en algunas ocasiones suele llevar a Roma para estar junto a ella.

No cabe duda de que la vida de la española se modificó desde la llegada de su bebita que ya tiene fecha que recordó en su cuenta de Instagram.

Publicidad