logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

A la reina Sofía "le cuesta levantarse" algunos días, según su círculo más cercano

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El gradual desmoronamiento de la corona española ha provocado un bajón de ánimo en la reina Sofía.

Publicidad

Desde la salida de España de Don Juan Carlos, la reina Sofía se ha visto sumida en la tristeza. Desde el pasado 27 de julio ha estado prácticamente aislada en Marivent con su hermana Irene.

Si bien se rumora que su ostracismo se debe a una estrategia de Zarzuela, allegados a la reina aseguran que “muchos días le cuesta hasta levantarse de la cama”.

La Reina Sofía y el Rey Juan Carlos I en el 40 aniversario de la Constitución. | Foto: Getty Images

Publicidad

ALICAÍDA EN AGOSTO

La Reina Madre siempre se mostraba públicamente al lado de la familia real durante las controversias de su marido. Pero ahora, Sofía de Grecia ha optado por mantener algo su distancia.

La aristócrata pasó un verano extraño en Marivent, Mallorca, junto a su hermana Irene. A diferencia de años anteriores, la madre de Felipe VI no compartió públicamente con sus nietas, Leonor y Sofía.

Publicidad

AISLADA SOCIALMENTE

Algunos piensan que su distancia se debe a una estrategia para no relacionar la imagen de los reyes actuales con la de Juan Carlos y Sofía. Sin embargo, parece poco probable, pues Doña Sofía jamás se ha visto salpicada por los escándalos de su marido.

Recordemos que el rey emérito se fue del país en medio de un escándalo por corrupción. Don Juan Carlos se trasladó al extranjero ante la polémica en torno a sus cuentas en paraísos fiscales.

Publicidad

No fue hasta el pasado 16 de octubre que Sofía de Grecia se dejó ver en público con su familia, en los Premios Princesa de Asturias. En septiembre procuró esfuerzos en eventos solidarios.

EN SOLEDAD

De acuerdo a un allegado a la reina, ella se ha sentido muy sola, pues sus hijos y nietas siguen haciendo su vida sin ella. La fuente reveló a El Mundo:

Publicidad

"No tiene casi amigas, salvo su hermana Irene, y cada vez protagoniza menos actos institucionales. Yo no descarto que un día nos dé la sorpresa, haga la maleta y también se marche".

FALTA DE ÁNIMO

Ahora, fuentes cercanas han indicado a Vanity Fair que la reina se encontraría aún peor, sumida en una profunda falta de ánimo. La monarca presuntamente está muy preocupada sobre el desmoronamiento de la corona española, “lo único en lo que cree de verdad”.

Publicidad

De acuerdo a la revista española, Doña Sofía tiene esperanzas de que su marido volverá al redil. Por tal razón, ha vuelto a lucir su anillo de compromiso antes de la partida de Juan Carlos a Abu Dabi.

SUS PREOCUPACIONES

A la monarca le preocupa que se cuestione las acciones del rey emérito para dañar la imagen de Felipe IV:

"Lo vivió con su madre, la reina Federica de Grecia, quien, al enviudar, fue usada para derrocar a Constantino. Una situación similar le aterra, pero es lo que está pasando”, agregó el allegado a la corona.

En medio de su espera, la hija del rey Pablo I de Grecia ha intentado hacerse un espacio en la agenda de la familia real. Según la periodista y escritora española, Pilar Eyre, Sofía siente ansiedad porque no se sabe qué va a ser de ella.

Publicidad