NoticiasPersonas

15 de noviembre de 2020

El día que Sofía Loren lloró de envidia al ver la felicidad de su amiga Lucía Bosé

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La italiana ganadora de dos premios Óscar siempre quiso tener lo mismo que la mamá del intérprete de “Amante bandido”.

Sofía Loren derramó lágrimas de envidia al ver la felicidad de su amiga Lucía Bosé. En 1956 en Cuenca, durante la celebración del bautizo de Miguel Bosé, la estrella del cine deseó formar una pareja como la que tenía su colega con Luis Miguel Dominguín.

Resulta que la artista no podía constituir una familia con Carlo Ponti, porque él estaba casado y eso la llenaba de tristeza. Por eso Lucía se convirtió en un modelo a seguir para ella.

Sofía Loren y Carlo Ponti cenando en un restaurante en 1961. | Foto: Getty Images

Publicidad

“MI ADMIRADA”

Sofía se refería hacia Lucía como “mi admirada”. Y es que, a inicios de los años 50, Bosé fue descubierta por Luchino Visconti y luego comenzó a ser reclamada por destacados directores de cine.

“Durante mucho tiempo fue un modelo para mí (…) Un cuento que pertenecía a todas las chicas de mi generación y que hablaba de renacimiento, de gloria y de felicidad”, dijo Loren en sus memorias y compartió Vanity Fair.

Para la bella italiana la vida no ha sido fácil, aunque sí ha sido buena.  Su relación amorosa con Ponti la llevó a transitar por un camino de espinas y hay cosas en su memoria que, aunque recuerda con detalle, prefiere guardarlos.

Publicidad

Fue precisamente por eso que lloró en la casa de Bosé. Ella fue testigo del hogar que logró construir su gran amiga y no pudo reprimir el llanto al querer tener lo mismo con el director de cine.

Publicidad

Nadie vaticinó que años más tarde Dominguín y Lucía se separarían. Tampoco que su matrimonio fue como estar en una cárcel de oro, tal como llegó a decir. 

Lo que Loren envidio fue la imagen que reflejaba la pareja. Una casa llena de artistas, un hijo, bellos espacios. Era el hogar que anheló construir junto al hombre 39 años mayor que ella.

Carlo Ponti y Sofía Loren yacen juntos en cama en 1964. | Foto: Getty Images

Publicidad

EL ÚNICO HOMBRE EN SU VIDA

Ponti fue el único hombre en la vida de Sofía Loren. Al menos así lo llegó a decir a la prensa en algunas oportunidades. La actriz lo conoció siendo menor de edad y la relación constituida desató un escándalo. No se trató solo de que ella era una jovencita, sino de que él estaba casado y con hijos.

Pasaron muchos años para que Sofía y Carlo pudieran tener un poco de paz. Pero lograron lo deseado. O al menos ella lo logró. Se convirtió en madre después de varios abortos y trajo al mundo a Edoardo y Carlo.

Junto a Ponti tuvo una difícil y larga relación. También fue plena. Entre tanto, el matrimonio de su amiga se terminó en 1967 a causa de las múltiples infidelidades cometidas por el torero español.

Publicidad

DATOS SOBRE LAS GRANDES AMIGAS

Lucía Bosé falleció a los 89 años de edad. Su nombre quedará grabado para siempre por haber obtenido el título de Miss Italia en 1947.

Publicidad

Pero también será recordada por su destacado paso por el cine y por los titulares obtenidos en la presa rosa al ser la esposa de Luis Miguel Dominguín y la madre del cantante Miguel Bosé.

La artista que muchos recuerdan por teñir su cabello de azul, trabajaba en una pastelería en Milán cuando su belleza impactó a Luchino Visconti y de inmediato su vida cambió.

Publicidad

Luego de conseguir fama y retirarse del mundo del espectáculo por deseo de su único esposo, Lucía decidió tener una vida tranquila. Se alejó de los focos y se instaló en una población de Castilla y León.

Por su parte, Sofía vivió una vida de cuento de hadas a pesar de sus episodios turbios. A Carlo Ponti lo conoció en Roma en un restaurante cuando se celebraba el certamen de Miss Roma.

Loren llegó a Hollywood en 1957. Ganó un Óscar por ‘Dos mujeres’, el primero concedido a una actriz en lengua extranjera.

Sophia Loren en el Hotel Savoy, Londres, 1965. | Foto: Getty Images

Fue encarcelada por 17 días en 1982. La acusaron de evasión fiscal, delito que ella siempre dijo que había sido por culpa de errores de sus asesores y abogados.

Sofía logró construir la familia que siempre quiso. Se convirtió en una diva del espectáculo y en el presente tiene 86 años de edad y recientemente volvió a la gran pantalla de la mano de uno de sus hijos.

Publicidad