Rafael Amaya habla de su proceso de rehabilitación y de quién le salvó la vida

El actor perdió el amor que sentía por su trabajo y su familia, además de su paz interior. Se encontraba volando sin rumbo.

Rafael Amaya, quien fue el protagonista de la serie de Telemundo ‘El señor de los cielos’, resultó ser el gran ausente durante las grabaciones de su séptima temporada, que concluyeron a finales de 2019.

Desde meses antes, el actor había estado ausente de los foros de la televisora y de sus redes sociales. Incluso sus allegados tenían dificultad para ponerse en contacto con él.

En aquel entonces, el histrión solo deseaba alejarse de todo, por lo que decidió subirse en su automóvil y largarse sin dar ningún tipo de explicaciones.

REVELACIONES TRAS SU REGRESO

Ahora está de regreso y, en una entrevista con People en Español que fue publicada el pasado 3 de diciembre, contó que atravesó por un proceso de reencuentro consigo mismo tras llegar a la cima y luego desplomarse.

Rafael reveló al medio de comunicación que se fue sumergiendo poco a poco en las drogas y el alcohol. Experimentó todos los excesos posibles. Perdió el amor que sentía por su trabajo y su familia, además de su paz interior.

Sentía mucha inseguridad y se encontraba volando sin rumbo. Durante meses se escondió de la gente en Centro y Sudamérica y en Europa. Para evitar que lo reconocieran usaba gorras y barba larga.

Confesó que estuvo mucho tiempo solo, y le hizo mucho daño a sus seres queridos, a sus amigos, a sus compañeros y también a su público.

RECURRIÓ A SUS SERES QUERIDOS

A pesar del daño que pudo haberles causado, hace ocho meses, cuando experimentó su peor momento al tocar fondo, decidió recurrir precisamente a sus seres queridos.

Su compadre, Roberto Tapia, a quien el galán llamaba a veces de distintos números para no ser localizado, contó que se encontraba en su estudio cuando recibió una llamada de Amaya.

"Me dijo: 'Compadre, necesito ayuda, ya no puedo'", relató el cantante mexicano, quien ocasionalmente tenía noticias de Rafael.

EL PLAN PARA AYUDARLO

Tapia no dudó en buscar ayuda para su amigo, por lo que contactó a Fátima Amaya, hermana del actor, y a Karem Guedimin, su mánager, quienes pasaron meses tratando de encontrarlo.

Con ellas unió fuerzas, y los tres idearon un plan para ayudarlo a salir de la oscuridad. Para convencerlo de que regresara, le dijeron que varios proyectos interesantes lo estaban esperando en Sinaloa, México.

Cuando ya estaban en la ciudad, internaron a Rafael en una clínica de rehabilitación. El cantante recordó que su amigo no se encontraba en buenas condiciones. Sin embargo, deseaba recibir ayuda.

Para intentar evadir a la prensa, Tapia condujo durante 24 horas desde Culiacán hasta Acapulco, donde se encontraba el actor. Tras recogerlo, este venía llorando en el automóvil, según contó su compadre.

Sin embargo, él intentó que Rafael se diera cuenta de que estaba tirando por la borda todas las cosas buenas que tenía en su vida.

SE DEJÓ LLEVAR POR BANALIDADES

El actor logró la fama mundial tras encarnar al personaje de Aurelio Casillas en ‘El señor de los cielos’. Gozó de las mieles del éxito y parecía tenerlo todo. Tanto, que llegó a creer que quienes lo rodeaban no estaban a su nivel si no tenían autos de lujo y yates.

“Soy un ser humano, no soy un robot. Me dejé llevar por el alcohol, las banalidades. Estaba cegado por el manto oscuro de la drogadicción”, reveló Amaya lleno de arrepentimiento.

Sin embargo, tras pasar cuatro meses en la clínica de rehabilitación ‘Baja del Sol’, que pertenece a Julio César Chávez, donde el primo hermano del actor, Carlos Appel, es director, la perspectiva de Rafael comenzó a cambiar.

El dueño de la clínica contó que la evolución del actor fue “increíble” y destacó que es como todo ser humano, que comete errores.

Sin embargo, dijo que es un hombre noble. Actualmente, Amaya continúa asistiendo a juntas, pero está finalizando su proceso. “Esto es de por vida”, explicó el actor.

VALORA LO QUE REALMENTE ES POSITIVO

Hoy en día, el que fue protagonista de la famosa narcoserie, valora más que nunca lo que es realmente positivo.

Está infinitamente agradecido con Dios, pues, para él, es quien lleva las riendas de su vida, aunque no se había dado cuenta por estar “anestesiado”.

Siente que renació gracias a las cosas buenas que se han presentado y agradece profundamente a su familia, a su compadre Roberto Tapia, a su primo Carlos Appel, a Julio César Chávez y a su mánager Karem Guedimin.

Señaló que todo es diferente gracias a ellos. Incluso dijo estar abierto al amor. “Me siento preparado para ejercer la fe, el amor en mí, y vamos a ver qué pasa. Hoy por hoy estoy soltero, me siento muy enamorado de la vida, de Dios”, dijo.

Artículos relacionados
Getty Images
Medios Nov 30, 2020
Eduardo Yáñez vivió una severa depresión durante la cuarentena: "Quieres que pare"
Getty Images
TV Aug 27, 2020
Luz Elena González habló de la relación sentimental que tuvo con Luis Miguel
Getty Images
TV Aug 25, 2020
Fernanda Castillo y Rafael Amaya: la pareja televisiva que no se habla en la actualidad
instagram.com/gabrielbonillaoficial/
TV Aug 09, 2020
Isidrito de "El señor de los cielos" ya cumplió 10 años y es un niño precioso