Mamá e hija dan a luz a hermanas: quedó embarazada después de que su mamá le prestara su vientre

Alejandra Quintero
11 dic 2020
21:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La madre accedió a prestarle su vientre para que pudiera cumplir el deseo de ser madre. Sin embargo, el destino les  tenía preparada una sorpresa por partida doble.

Publicidad

Una mujer y su hija, residentes de Michigan, Estados Unidos, están celebran el milagro de la vida, tras la llegada de dos bebés a su familia. Un evento inusual, pero maravilloso para todos ellos.

Kelsi Pierce, de 31 años, se casó con su pareja, Kyle, en 2016. Un año más tarde, los médicos le dijeron que tenía problemas para quedar embarazada. 

Publicidad

Su reserva ovárica era baja y sus trompas de falopio estaban bloqueadas. Sin embargo, ellos querían agotar recursos y decidieron empezar el tratamiento de Fecundación Invitro.

La pareja estaba desesperada porque nada parecía funcionar. Kelsi estaba dispuesta a hacer lo que fuera por tener un bebé. Entonces, su madre, Lisa Rutherford, de 54 años, decidió plantear la posibilidad de ser una sustituta gestacional.

Al principio, la pareja no lo tomó en serio. Ellos creían que no era necesario hacerla pasar por este proceso a su edad y aún confiaban en que los tratamientos de fertilidad funcionarían.

Publicidad

No obstante, tuvieron que enfrentarse a la peor noticia. Una llamada les confirmó que pese a sus esfuerzos, los médicos consideraban que la probabilidad de embarazarse estaba agotada.

Por fortuna, la propuesta de Rutherford seguía en pie. Después de consultar a varios médicos especialistas en fertilidad, la familia obtuvo el visto bueno.

En diciembre de 2019, Lisa empezó a preparar su cuerpo para quedar embarazada después de tres décadas de haber dado a luz por última vez. El 15 de febrero recibieron la buena nueva.

Publicidad

La historia para esta familia apenas empezaba. A finales de marzo, Kelsi se enteró de que también estaba esperando un bebé. Ella solía realizarse pruebas de embarazo por rutina, y está vez fue positiva.

Rutherford se emocionó tanto como ellos por ayudarlos a tener dos bebés, pues la probabilidad de que tuvieran un segundo hijo era muy baja. Lo que parecía improbable ahora era un sueño cumplido y por partida doble.

“Dije: 'Bueno, tal vez esta sea la manera de Dios de permitirles tener dos hijos'”, dijo Lisa a People.

Publicidad

Las dos mujeres compartieron su gestación juntas. Ellas definieron este proceso como "divertido". Finalmente, Rutherford dio a luz a Everly el 1 de octubre. Después, fue el turno de Kelsi quien acudió al hospital para el nacimiento de Ava el 23 de noviembre.

Rutherford está feliz de ver que su hija y su yerno pudieron realizar su deseo de ser padres. Ella los ayuda mientras disfruta al ver lo buenos que son en su rol.

Esta no es la primera vez que una madre decide engendrar a su propio nieto. Una historia similar fue protagonizada por Julie Loving, de 51 años, después de enterarse de que su hija no podía concebir. Mira aquí los detalles.

Publicidad