NoticiasNoticias mundiales

20 de diciembre de 2020

25 años después: joven mujer halla a sus padres biológicos tras ser robada al nacer

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Belle Barbu, una joven de 26 años, se reencontró con sus padres de Rumania tras haber sido criada por una familia en Utah.

Cuando era una niña, Bella Barbu se percató de que no se parecía físicamente a sus padres rubios. A los ocho años le explicaron que había sido adoptada cuando era pequeña.

Aunque se había criado en los Estados Unidos, había nacido en Rumania. Su familia adoptiva le dijo que sus padres biológicos no le querían, por lo que ellos se hicieron cargo de ella.

Publicidad

La menor supo que era adoptada cuando cumplió ocho años, después de cuestionarse varias veces el por qué no se parecía en nada a su familia. Lejos de responder sus preguntas, la pequeña quedó con más dudas sobre sus orígenes.

De acuerdo a lo informado por The Sun, sus padres adoptivos le dijeron que era una bebé no deseada de una familia rumana. Su inquietud no cesó hasta descubrir su apellido original.

Publicidad

El año pasado, la joven de 26 años se topó con un grupo de Facebook que usan muchos ciudadanos rumanos para buscar a sus familias biológicas. Tras publicar su caso en la comunidad, en 48 horas recibió una respuesta de la administradora.

A través de la red social encontró a su hermano Moise, a su hermana Simona y a otro hermano llamado Florian. Finalmente dio con sus padres biológicos, Margari y Zambila, quienes viven cerca de Roma.

Publicidad

La organización benéfica Operation Underground Railroad hizo posible que la joven se sometiera a una prueba de ADN para demostrar su parentesco. Después de haber vivido toda una vida en Utah, Belle viajó a Italia para reunirse con su verdadera familia.

Sin duda, fue un momento muy emotivo para ambas partes después de tantos años separados. Al conocer a sus padres supo la verdad detrás de su adopción: había sido robada al nacer.

Publicidad

"Cuando nací en octubre de 1994, los médicos les dijeron que estaba enferma, aunque no especificaron con qué, y me mantuvieron en el hospital mientras ellos regresaban a casa. Unos días después, cuando regresaron, les dijeron que había muerto", contó a The Sun.

Lo cierto es que secuestraron a la bebé y la vendieron. Sus padres biológicos gastaron todo lo que tenían tratando de encontrar a su hija en vano. Eventualmente el dinero se acabó y ellos se quedaron sin opciones.

Publicidad