La juventud de Antonio Orozco: su pasión por el fútbol y el viaje a Sevilla que cambió su vida

Georgimar Coronil
24 ene 2021
13:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Antonio es un artista español que nació el 23 de noviembre de 1972 y que con tan solo ocho años, quedó cautivado con la música de Manzanita, Enrique Morente y Paco de Lucía.

Publicidad

Un día, Orozco decidió tomar a escondidas la guitarra de su padre y cuando empezó a rasgar las cuerdas, intentando imitar a su progenitor, sintió que la música corría por sus venas.

Con el paso del tiempo desarrolló su pasión por el fútbol, tanto así, que llegó a jugar con el Barça de fútbol sala durante varios años. Sin embargo, dejó esta disciplina por la música.

Publicidad

PASEO A SEVILLA

A los 15 años, viajó a Sevilla y durante su estadía en el lugar, vio a dos jóvenes tocando flamenco con toques de blues y de pop.

Antonio quedó impactado con el sonido y sintió el impulso de incursionar en el mundo de la música. Al regresar a su casa, soñó que estaba en un escenario y que el público cantaba con él, lo que representó un presagió para el artista.

Publicidad

Para cumplir su sueño, primero debió aprender a tocar guitarra y componer canciones. De hecho, cuando tenía 13 años escribió su primer tema, al cual tituló “Necesito mi libertad”.

Esta canción fue inspirada en su padre, ya que cuenta la historia de las discusiones que tenían sus progenitores. Explicó que su papá estaba cansado de todo y su madre se quejaba de las ausencias de su esposo.

Publicidad

SU PRIMERA GUITARRA

Por otra parte, su papá, además de inculcarle que estudiara y buscara una profesión para el futuro, también lo animó a luchar por sus sueños.

Es por ello que lo acompañó a comprarse su primera guitarra, la cual le costó 559 euros. Antonio la pagó trabajando con su padre durante tres meses en una obra.

Publicidad

Orozco nombró a la guitarra Rosario, en honor a su abuela y cuando la tuvo por primera vez en sus manos, sintió mucha emoción.

Para que Antonio pudiera tomar clases de música, su progenitor lo llevó a donde su tío para que lo enseñara a tocar el instrumento.

Finalmente, cuando Orozco tenía 21 años, nació su hermano menor. Al poco tiempo, el cantante tuvo que hacerse cargo de su hermanito porque su padre falleció en un accidente laboral y él tuvo que asumir el rol de la paternidad.

Publicidad

LAS TRES GRANDES PÉRDIDAS DE ANTONIO

En 2020, Antonio contó que en cuestión de semanas tuvo que enfrentar la muerte de sus dos mejores amigos y la Susana Prat, la madre de su hijo, simultáneamente.

Primero perdió a su mejor amigo, quien fue su productor durante 25 años, a causa de un ACV. Un mes después, murió Prat por un cáncer que venía enfrentando desde hacía un tiempo, y cuatro semanas más tarde falleció otro de sus mejores amigos.

El catalán expresó que los últimos cinco años han sido parte de un proceso de aprendizaje sorprendente, en el cual ha encontrado fuerzas en la música, en sus fanáticos, en su familia, y por supuesto, en su hijo Jan.

Publicidad