Recordando la noche en la que Don Juan Carlos I prometió que moriría en España

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El día en que tuvo lugar una intentona de golpe de Estado en 1981, el entonces rey de España estaba completamente determinado a no abandonar su país.

Publicidad

El pasado 23 de febrero se cumplieron cuarenta años desde que el rey Juan Carlos I desautorizó el intento fallido de golpe de Estado por parte de Antonio Tejero.

Ese día en 1981, el Teniente Coronel había ingresado al Congreso de los Diputados junto a un pelotón de guardias civiles que estaban bajo su mando, mientras se llevaba a cabo la votación para la investidura de Leopoldo Calvo Sotelo como nuevo presidente.

Juan Carlos I en Tokio, Japón, el 27 de octubre de 1980. | Foto: Getty Images

Publicidad

EL MENSAJE DE DON JUAN CARLOS

Sin embargo, aquella intentona de golpe se vio truncada tras el mensaje que envió don Juan Carlos a través de TVE en horas de la noche, en el que ordenó a los insurgentes que regresaran a sus cuarteles.

Tras el discurso del rey, los golpistas que ingresaron en el Congreso liberaron en horas del mediodía del 24 de febrero a los diputados que estuvieron retenidos desde el día anterior. Posteriormente se entregaron a las autoridades.

El rey Juan Carlos de España enviando un mensaje para condenar el intento de golpe de Estado en Madrid, España, el 23 de febrero de 1981. | Foto: Getty Images

Publicidad

Desde entonces, el 23 de febrero es recordado cada año como el día en que el monarca se ganó la admiración de los españoles.

Y, aunque suele olvidarse, hay otro hecho histórico que ocurrió aquel día que elevó la relación entre el rey y la población de España. En aquella época, el rey ya tenía dos décadas viviendo en el palacio de la Zarzuela.

Juan Carlos I sentado detrás de su escritorio en el Palacio de la Zarzuela, en julio de 1971 en Madrid, España. | Foto: Getty Images

Publicidad

Sin embargo, los recuerdos de su vida en el exilio permanecían frescos, por lo que la idea de que su reinado podía durar poco no era descabellada. Si aquella noche su determinación de quedarse en España hubiera sido menos firme, se podría haber dado el caso.

Según Vanity Fair, un reportaje de 1992 publicado por la edición estadounidense de la revista compartió que unas fuentes del palacio real revelaron que lo que salvó a la corona y la democracia fue la obsesión del monarca de no abandonar Madrid.

Publicidad

DETERMINADO A PERMANECER EN ESPAÑA

Una de aquellas fuentes reveló al periodista T. D. Allman que la noche del 23 de febrero de 1981, Valery Giscard d’Estaing, entonces presidente de Francia, le había hecho una oferta a don Juan Carlos.

El político le había ofrecido la posibilidad de que él y su familia fueran evacuados en un avión con destino seguro en el extranjero. No obstante, la oferta del presidente solo logró fortalecer la determinación del monarca.

Publicidad

En el reportaje de Vanity Fair USA publicado en agosto de 1992 se citó a un individuo de la corte española que había estado presente la noche del 23-F en el palacio real. 

“El rey nació en el exilio y está determinado a morir en España. Estaba absolutamente resuelto a no abandonar su país de la misma manera en la que lo había hecho su abuelo”, decía la cita publicada en aquel entonces por el medio de comunicación.

Publicidad

CONSEJOS DE SU PADRE

El padre del rey, don Juan de Borbón, también aconsejó a su hijo esa noche que evitara un nuevo exilio a como diera lugar.

“Quédate en el palacio”, le habría dicho el conde de Barcelona al monarca aquella noche de 1981, según contó T. D. Allman en su reportaje.

Aquel artículo señaló que el abuelo del rey Felipe VI insistió diciéndole a don Juan Carlos que no cediera terreno bajo ninguna circunstancia, sin importar las amenazas o promesas que le hicieran, pues todo estaría perdido.

Publicidad

Según reseñó Vanity Fair, en el libro ‘La Reina’ escrito por la periodista Pilar Urbano, se publicó que doña Sofía expresó que en ningún momento pensaron en irse de España durante aquel golpe de Estado fallido.

El reportaje de la edición estadounidense de Vanity Fair titulado “El rey que salvó a su país” fue publicado en la época en que don Juan Carlos gozaba de gran popularidad durante el verano de las Olimpiadas de Barcelona.

Juan Carlos I con su abuela Victoria Eugenia y su padre Don Juan, 1967. | Foto: Getty Images

Publicidad

UN GIRO EN LA HISTORIA

No obstante, las cosas han cambiado mucho desde entonces. En agosto de 2020, el padre del rey Felipe VI tomó la decisión de abandonar España tras verse envuelto en la polémica debido a un presunto cobro de comisiones. Actualmente, el emérito actualmente se encuentra residiendo en Emiratos Árabes.

Sin embargo, en el comunicado donde dio a conocer su decisión no afirmó que su salida del país era definitiva, pues indicaba que se marchaba al extranjero “en estos momentos”.

Esto dio pie a otros rumores que señalaban que el emérito permanecería fuera de España hasta que las aguas se calmaran o su salud empeorara.

Publicidad