Noticias

27 de febrero de 2021

La historia de Carlos, el joven repartidor que fue fotografiado estudiando bajo una farola

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La imagen de un joven repartidor estudiando bajo una farola mientras esperaba el siguiente pedido se hizo viral en las redes sociales.

Un joven repartidor que reside en Málaga fue fotografiado en horas de la noche mientras se encontraba sentado en el suelo bajo una farola con unas notas sobre sus piernas.

El chico, que tiene 24 años y se llama Carlos Alegre, fue captado en el momento en que aprovechó de repasar sus estudios durante un tiempo que tenía libre mientras esperaba el siguiente pedido.

Joven sentado leyendo un libro. | Foto: Shutterstock

Publicidad

UNA IMAGEN VIRAL

La imagen, publicada originalmente por Pedro G. Díaz en el grupo de “Beneméritos G.C.” de Facebook, se hizo viral en las redes sociales, pues guarda una historia de constancia y empuje

Díaz contó que la imagen fue compartida por un compañero en un grupo de WhatsApp integrado por guardias y policías. La historia del joven le llamó la atención y por eso decidió compartirla.

Señaló que lo único que sabía del chico era que estuvo estudiando sus notas durante unos 15 o 20 minutos hasta que lo llamaron por un nuevo pedido. Cuando publicó la foto en Facebook, la acompañó con un mensaje para crear conciencia.

Publicidad

“A las 21:00 horas de la noche un joven espera alguna llamada de Glovo para entregar algún pedido a domicilio. Y mientras tanto, sentado en el suelo estudia a la luz de una farola”, expresó.

Publicidad

Además, comparó el empuje y constancia del joven con la situación de las revueltas y destrozos que han estado suscitándose en varias ciudades de España después de que el rapero Pablo Hasél fuera condenado a prisión.

Joven trasladándose en una motocicleta para hacer la entrega de un pedido. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“Mientras unos rompen escaparates, saquean tiendas y destrozan las calles en favor de un delincuente reincidente; otros buscan la forma y sacan tiempo de donde sea para labrarse un futuro prometedor”, agregó.

La fotografía se hizo viral dos días después de su publicación, e incluso llegó formar parte de las tendencias de Twitter.

Joven estudiando en una biblioteca rodeado de libros. | Foto: Shutterstock

Publicidad

NO TIENE CUENTAS EN LAS REDES SOCIALES

Catalunya Plural logró conversar por teléfono con Carlos antes de que este partiera a sus clases en la escuela de mecánica EMA Competición.

Manifestó sorpresa sobre el hecho de que la fotografía se haya viralizado en redes sociales. Incluso no tiene cuenta en Facebook, ni Instagram, ni Twitter.

Joven trasladándose en una motocicleta para hacer la entrega de un pedido. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Se enteró de la existencia de la imagen en la red porque sus amigos la vieron y le preguntaron si se trataba de él.

Sobre el mensaje que acompañó la foto en las redes sobre la situación de las revueltas en Barcelona opinó que es “todo ruido”, y hay personas que simplemente trabajan en silencio. Para él, las personas que trabajan y estudian no hacen “ruido”.

Joven estudiando rodeado de libros. | Foto: Shutterstock

Publicidad

UNA HISTORIA DE CONSTANCIA

También conversó con Catalunya Plural sobre sus sueños y objetivos. Es amante de los automóviles, motocicletas y todo lo que tenga motor y ruedas. Nació en la capital de España y estuvo viviendo allí junto a su familia hasta que cumplió 12 años.

Se mudaron a Valdepeñas, en Ciudad Real, cuando finalizó la escuela primaria. Allí realizó la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). La familia se mudó a Málaga cuando él tenía 16 años y allí llevó a cabo sus estudios de Bachillerato.

Cuando habló de su adolescencia, Carlos confesó que nunca ha sido buen estudiante. Reveló que vivió una etapa rebelde durante su primer año en Málaga y logró sacar el primer año de Bachillerato “de milagro”.

Publicidad

Joven trasladándose en una motocicleta para hacer la entrega de un pedido. | Foto: Shutterstock

Su segundo año también fue caótico. Sin embargo, las cosas cambiaron cuando se fue a trabajar a Londres, donde pasó seis meses. Allí cambió.

Publicidad

Regresó para España a finalizar el Bachillerato y posteriormente comenzó a hacer algo que le gusta. Realizó un grado superior de automoción y luego cursó dos años de prácticas. Ha estado estudiando en EMA Competición desde septiembre de 2020.

También trabaja para poder pagarse sus estudios, ayudar en su casa y ahorrar. En septiembre de 2019, su madre quedó desempleada y tuvo que regresar a Madrid, donde vive junto a la hermana de Carlos.

Joven sentado en un banquillo con un libro abierto entre sus manos. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Carlos trabajaba en Telepizza, pero tuvo que cambiar de trabajo porque los horarios no eran compatibles con las prácticas en circuitos de carreras que empezará en marzo.

El joven dijo que le hablaron de Glovo y de Uber, que es donde está actualmente, y destacó que los horarios de Uber le van mejor.

Se había dado por hecho en las redes que trabajaba en Glovo, pues en la imagen se le puede observar con una mochila de esta compañía.

Joven trasladándose a pie con una mochila de reparto en su espalda. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Sin embargo, el chico indicó que compró un morral térmico tras enviar la documentación a Uber, para estar preparado para cuando lo llamaran, y así poder comenzar a trabajar de inmediato, pues es uno de los requisitos indispensables.

La mochila que consiguió fue la de Glovo. Aclaró que pudo haber esperado a que le llamaran de Uber y le enviaran la mochila, pero eso habría sumado unos tres o cuatro días de espera, y necesitaba generar ingresos de inmediato.

Joven sentado en el suelo del pasillo de una biblioteca estudiando. | Foto: Shutterstock

Publicidad

La fotografía viral fue tomada cuando aprovechó para estudiar durante uno de los “tiempos muertos” que se dan entre pedido y pedido, pues prefiere no perder el tiempo.

El éxito de la imagen en las redes sociales no solo le ha traído el reconocimiento de las personas por su empuje y esfuerzo, sino que también ha recibido ofertas de becas por parte de empresas de Alicante, Toledo y Bélgica.

Publicidad