NoticiasPersonas

11 de marzo de 2021

Corte obliga a un hombre a pagar a su exesposa por las tareas domésticas que hizo durante 5 años

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

El señor Chen solicitó el divorcio luego de varios años de matrimonio, y aunque la corte falló a su favor, también lo obligó a pagar una compensación a la que fue su esposa.

Un nuevo e importante precedente se sentó en Beijing, China, luego de que el Tribunal Popular del Distrito de Fangshan obligara a un hombre a pagar por las tareas domésticas que realizó su esposa durante el tiempo que estuvieron casados.

El señor Chen y la señora Wang se unieron en matrimonio en el año 2015 y durante los primeros cinco años, la mujer no tenía un empleo formal.

Mujer haciendo tareas domésticas. │ Foto: Freepik

Publicidad

La señora Wang, como muchas mujeres, se dedicaba todos los días a realizar las tareas del hogar sin ninguna recompensa monetaria.

Debido a esto, luego de que el señor Chen pidiera el divorcio y solicitara la división de las deudas y propiedades conjuntas, el tribunal tuvo que intervenir y evaluar la situación.

Martillo de juez junto a unos libros. │ Foto: Pixabay

Publicidad

Más adelante se supo que el fallo del juez fue a favor de la anulación matrimonial, pero también obligó al hombre a pagar por el tiempo en que su esposa ejecutó las tareas domésticas.

Esto basado en una nuevo estatuto del matrimonio en China en el cual se indica que la persona que asume la mayor responsabilidad del cuidado de los hijos, ancianos o asistencia en el trabajo de los esposos, tiene derecho a solicitar compensación.

Persona limpiando. │ Foto: Freepik

Publicidad

“Las dos partes deben negociar medidas, y si las negociaciones fracasan, el tribunal debe fallar”, explicó Zhong Wen, abogado de divorcios, al South China Morning Post.

Esta decisión ha causado mucha controversia tanto en China como en el resto del mundo, ya que la noticia se ha ido viralizando a través de las redes sociales.

Mujer limpiando. │ Foto: Freepik

Publicidad

Sin embargo, el juez Feng Miao, encargado del fallo de este caso, trató de minimizar la polémica explicando la razón de su decisión.

“(Las labores domésticas) pueden mejorar la capacidad del otro cónyuge para lograr un crecimiento académico personal e individual, y esto no se refleja en la propiedad tangible”, expresó.

Ahora Chen deberá pagar mensualmente un monto de 2 mil yuanes por manutención del hijo que tienen en común, equivalente a 258 euros. Además de otros 50 mil yuanes (6.397 euros) por motivo de compensación a su esposa.

Publicidad