logo
Shutterstock.com
Fuente: Shutterstock.com

Historia del día: padres se niegan a asistir a la boda de su propio hijo

Stef Colina
22 mar 2021
07:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Los padres de Carolina se niegan a asistir a la boda de su hermano Tomás porque este no eligió a su hermano Andrew como su padrino.

Publicidad

Carolina tiene 21 años y es de Nashville, Tennessee. Está cursando su segundo año en la universidad y una de las cosas que más disfruta de esa experiencia es que puede estar lejos de sus padres.

Publicidad

LA ESPERADA BODA

La jovencita es la menor de tres hermanos, todos hijos de los mismos padres. Su hermano mayor inmediato es Andrew, mientras que su hermano mayor es Tomás, quien le propuso matrimonio recientemente a su novia de toda la vida, Mary.

Todos en la familia estaban complacidos con la noticia y entusiasmados, comenzaron a hacer los preparativos para la boda. Una de las razones del entusiasmo es que todos aman a Mary.

VAYA NOTICIA

Tomás y Mary programaron la boda para mayo, y como Carolina estaba en la universidad, no pudo participar activamente en los preparativos de la ceremonia. Sin embargo, se sorprendió cuando los novios le pidieron que fuera su dama de honor principal, algo que aceptó de inmediato.

Publicidad

Andrew y sus padres creían que Tomás haría de su hermano menor padrino de boda, por lo que se sorprendieron al ver que no sería así. El joven eligió a su mejor amigo, Bob, para asumir ese papel.

NO ESTÁN CONTENTOS

La decisión de Tomás enfureció tanto a sus padres, como a su hermano menor, quienes confrontaron al joven por su decisión. Pero él les dijo que celebraría su boda de la manera que él quisiera.

Con eso, Andrew y sus padres prometieron no asistir al matrimonio a menos que Tomás lo convirtiera en su padrino. Cuando Carolina habló con su hermano mayor sobre el asunto, expresó su decepción por lo que estaba pasando.

Publicidad

ESTÁ DECEPCIONADA

No podía entender cómo sus padres y su hermano querían influir en decisiones del día de su boda. Carolina entendió el punto de vista de su hermano.

Publicidad

Sin embargo, para su sorpresa, sus padres también le dijeron que no asistiera a la boda porque sentían que Tomás estaba siendo un mal hermano para Andrew y que había traicionado a la familia. Ahora, está confundida sobre qué hacer y cómo remediar la situación.

¿Cuál es tu consejo para Carolina? ¿Tienen razón sus padres de sentirse traicionados, o deberían permitir que Tomás haga lo que le plazca el día de su boda? Para leer otra historia sobre una complicada situación familiar, haz clic aquí.

Publicidad