Da a luz a "súpermellizos": fueron concebidos con tres semanas de diferencia pero nacieron juntos

Stef Colina
11 abr 2021
17:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La feliz mamá estuvo intentando quedar embarazada durante años usando tratamientos de fertilidad.

Publicidad

Rebecca Roberts es la protagonista de esta historia que muchos confundirían con la trama de una película. La mujer de 39 años de edad trajo al mundo al mismo tiempo a dos bebés que fueron concebidos con semanas de diferencia.

Publicidad

LOS SÚPERMELLIZOS

Rebecca se embarazó luego de pasar años realizándose tratamientos de fertilidad. Su sueño era tener un hijo con su pareja, Rhys Weaver. Aunque las posibilidades de concebir eran bajas debido a su edad, sin embargo, el milagro se dio y alegró la vida de la pareja.

Pero la sorpresa más grande fue cuando a las 12 semanas de embarazo un ultrasonido reveló la existencia de un segundo bebé.

QUEDARON IMPACTADOS

"Fue realmente impactante que me dijeran que había dos bebés en lugar de uno. (...) Luego me dijeron que había una diferencia de tamaño de tres semanas entre los dos bebés que los médicos no podían entender", reveló Roberts a 'Good Morning America'.

Publicidad

El doble embarazo de Rebecca es tan raro, que los médicos no saben a ciencia cierta cuántas mujeres han pasado por algo similar. A la feliz madre le diagnosticaron superfetación.

EMBARAZO SOBRE EMBARAZO

La superfetación es un fenómeno en el cual ocurre un embarazo mientras está en proceso otro embarazo. Según el ginecobstetra David Walker, para que esto sea posible, los ovarios sueltan óvulos en dos momentos diferentes.

Esto fue lo que pasó con Rebecca. Tras quedar embarazada del primer bebé, tres semanas más tarde otro óvulo se fecundó y se implantó en el útero.

Publicidad
Publicidad

EL RETO DE SER MADRE

"Lo que vino después de quedar embarazada fue un trabajo increíblemente duro. (...) No todo fue feliz y arcoíris como uno espera que sea un embarazo. Fue bastante aterrador", admitió Rebecca.

A las 33 semanas de gestación los médicos indujeron el parto porque la segunda bebé estaba teniendo problemas de crecimiento. Por suerte, todo salió bien y en cuestión de horas tuvo junto a ella a Noah y a Rosalie.

UNA FAMILIA FELIZ

Aunque los gemelos pasaron semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos, afortunadamente fueron dados de alta y ahora conforman un hogar feliz, sin mencionar que son los protagonistas de una historia tan sorprendente como ellos mismos.

Publicidad