NoticiasNoticias España

03 de mayo de 2021

La dura historia de los padres de trillizos prematuros que se negaron a abortar

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Los pequeños son prematuros y tienen una significativa falta de oxígeno, por lo que están conectados a una máquina. 

La imagen de una madre con sus trillizos recién nacidos en brazos se ha hecho viral por ser un momento muy emotivo, pero también el reto que supuso traerlos al mundo con vida.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Gracias a los esfuerzos de los sanitarios del Hospital Vall d´Hebrón, en Barcelona, Estefanía hizo posible lo que algunos consideraron inviable: dar a luz a sus trillizos.

Cuando mujer se enteró de que estaba embarazada recibió un pronóstico alarmante de sus médicos, quienes aseguraron que no sobrevivirían los tres.

CONTRA TODO PRONÓSTICO

"El médico que nos llevaba nos aconsejó que abortáramos. Nos dijo que teníamos que elegir entre un niño sano o tres enfermos, pero, en el Vall d'Hebrón nos dijeron que ellos harían todo lo posible por sacarlos adelante y eso estamos haciendo", comentó Estefanía.

Cargando...

Publicidad

Tras el parto, la feliz madre pudo encontrarse de cerca con Roc, Aleix y Aral, quienes son prematuros y padecen de una falta de oxígeno, por lo que sobreviven conectados de una máquina de asistencia. 

MÉTODO CANGURO

El personal de salud quería que los pequeños tuvieran un primer encuentro con su madre para sentirle la piel, por lo que se esforzaron para idear una forma de movilizar los tanques de oxígeno mientras los niños seguían recibiendo oxigenoterapia de alto flujo. 

El contacto piel con piel con la madre es algo que se conoce como “método canguro” y se utiliza para mejorar el neurodesarrollo, las respiraciones y la frecuencia cardíaca de los bebés prematuros. El proceso también incluye el contacto con Alex, el padre.

Cargando...

Publicidad

RECREANDO LA EXPERIENCIA

Los médicos reumatólogos recomiendan el uso de esta técnica cuando los bebés pesan menos de 2.5 kilos al nacer, para poder recrear a través de sus progenitores la experiencia que tuvo el feto dentro del útero. 

Cargando...

Publicidad

En el caso de los hermanos que nacieron como dos gemelos y uno individual, el peso estaba por debajo de los dos kilogramos.

UNA EMOCIÓN INDESCRIPTIBLE

Para Alex y Estefanía tener a sus hijos en brazos fue un momento muy emocionante y conmovedor. Para ella fue como volver a tenerlos en el vientre.

“El invento funcionó. Fue emocionante ver la cara de la madre, las enfermeras y las auxiliares”, dijo el Jefe de Neonatología del hospital, Félix Castillo, según recopiló Nius.

Además, cuentan que el proceso del embarazo fue difícil y los puso a prueba. Los pequeños fueron concebidos mediante fecundación in vitro, generando la gestación de los gemelos y del tercer hermanito. Por suerte, esta historia ha tenido un final triplemente feliz.

Cargando...
Cargando...

Publicidad