Medios

17 de mayo de 2021

Novia le prohíbe a su mejor amigo proponerle matrimonio a su chica en su propia boda

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Para muchas mujeres el día de su matrimonio es uno de los más importantes de su vida. Sueñan por años con la boda donde serán el centro de atención indiscutible. ¿Cederías tu protagonismo?

Un sueño recurrente en la vida de Amy Martin es caminar del brazo de su padre hacia el altar donde la espera su novio. Con la brisa marina de Hawái acompañándolos en el recorrido. 

Vistiendo un hermoso traje blanco de encajes que deje al descubierto su espalda, se imagina como el centro de todas las miradas. Amy ha planeado cada detalle con una precisión adorable, y jamás imaginó que pudiera arruinarse por su mejor amigo.

Imagen referencial de una pareja de recién casados. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“ES MI DÍA”

Mark Stevens ha sido para Amy mucho más que su mejor amigo. Ha estado con ella en cada momento feliz de su vida y fue su mayor apoyo cuando perdió a su padre.

Cuando ella se comprometió con su novio, no hubo duda alguna de quién la llevaría al altar. Los planes fluían maravillosamente bien hasta que Mark le dijo que le tenía una propuesta maravillosa. 

Imaginando todo tipo de sorpresas increíbles, Amy se reunió con su mejor amigo en una pequeña dulcería donde ambos suelen merendar. La sonrisa de Stevens era de emoción sincera cuando se encontraron.

Publicidad

Apenas se sentaron le lanzó la propuesta: quería aprovechar su boda para proponerle matrimonio a su novia. Amy se quedó muda de la impresión, algo que Mark interpretó como una invitación a continuar.

“Sería maravilloso que el día más feliz de tu vida se convierta en el más feliz de la mía cuando mi novia acepte pasar el resto de su vida conmigo”, dijo Mark.

Por fin Amy logró reaccionar, pero no como su amigo esperaba. En forma explosiva le dijo que de ninguna manera podía hacer algo así: “¡Es mi día!”.

Anillo de compromiso. | Foto: Shutterstock

Publicidad

¿EGOÍSTA?

Sin medir sus palabras, Mark la acusó de egoísta y de nunca haber apreciado su amistad. También la acusó de querer monopolizar la atención de todos en cada situación que les había tocado vivir juntos.

La reunión terminó bruscamente sin que ninguno de los dos cediera en su posición. Amy intentó buscar aliados entre sus amigos y familia, pero se encontró con opiniones divididas.

Para algunos la simple sugerencia de Mark es de mal gusto. Sin embargo, para otros, entre los que se cuenta su novio, la propuesta es muy tierna y aseguran que de ninguna manera le quitará protagonismo. Al final ella será la única novia.

Amy está considerando seriamente suspender la boda si su amigo no desiste de su idea, pero no quiere que su amistad se arruine. Cuéntanos, ¿qué harías tú en su situación?

Publicidad