logo
twitter.com/infobaemexico
Fuente: twitter.com/infobaemexico

Sara García: por qué el icono de la época de oro no soportaba a Pedro Infante

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

¿Por qué Sara García se llevó una mala impresión de Pedro Infante? Aquí te contamos la razón.

Publicidad

Sara García Hidalgo fue una actriz y comediante nacida el 8 de septiembre de 1895 en Orizaba, Veracruz. Su dedicación la llevó a quitarse 14 piezas dentales a sus 45 años para interpretar a una mujer de tercera edad en 1940 en el filme 'Allá en el trópico'.

La película tuvo éxito y su personaje se volvió tan popular, que desde entonces es conocida como "La Abuelita de México". Gracias a sus recordadas actuaciones es considerada una de las grandes estrellas de la Época de Oro del cine mexicano.

Publicidad

FUERON VECINOS

La artista siempre tuvo mayor vocación por la comedia, aunque fueron sus interpretaciones dramáticas las que se ganaron el corazón de millones. A lo largo de su carrera tuvo la oportunidad de actuar junto a grandes estrellas del cine, incluyendo a Pedro Infante.

Ambos compartieron créditos en filmes como 'El inocente' en 1956 y 'La tercera palabra' en 1956. Sin embargo, las películas más recordadas por el público fueron 'Los tres García' y 'Vuelven los García' en 1947.

Pedro y Sara tuvieron una entrañable amistad que duró años, aunque al principio Sara se llevó una mala impresión del icono popular de la cultura mexicana. La actriz se sinceró con el locutor Félix Sordo sobre su vínculo con el “Ídolo de Guamúchil” años después de actuar juntos.

Publicidad

Antes que nada, debemos mencionar que ambos eran vecinos, ya que vivían en la colonia Narvarte separados por tan solo una cuadra. Debido a esto tuvieron una de sus primeras disputas.

Publicidad

MALAS COSTUMBRES

Sara siempre fue una mujer muy puntual y procuraba llegar a sus compromisos con tiempo de sobra. Pedro era todo lo contrario, ya que acostumbraba a llegar tarde a los Estudios Tepeyac.

La mala costumbre de Infante enfurecía a García, pues le hacía perder el tiempo a ella y a todo el equipo de producción. La impuntualidad del cantante la irritaba de tal manera, que por poco abandona el proyecto. Un día decidió regañar a "El Inmortal".

“No se crea usted que ser estrella consiste en llegar tarde a los llamados. El ser estrella consiste en llegar a tiempo a su llamado, cumplir con su deber, dar todo lo que se tiene para halagar al público y salir triunfante hasta donde se pueda. ¡Eso es ser estrella!”, reclamó la actriz según Infobae.

Publicidad

El regaño de Sara lo hizo entrar en razón y, a partir de entonces, Pedro empezó a mostrar gran respeto hacia ella. Le prometió no volver a llegar tarde al set y mantuvo su palabra hasta el final.

Publicidad

DIFICULTADES EN EL SET

Además de la impuntualidad de Pedro Infante, había otras actitudes que sacaban de quicio a la "Abuelita de México". En una ocasión, el músico retrasó a todo el equipo de producción por no querer salir de su camerino para filmar.

Ismael Rodríguez le rogó a Sara que hablara con él y lo convenciera de salir a trabajar. Ella aceptó y cuando habló con Infante, este le confesó que se encontraba desmotivado, pues él era un mariachi, no un histrión.

Así fue como la mexicana entendió que su colega tenía grandes inseguridades y le costaba mucho dejar de ser un cantante de radio para convertirse en actor de cine. A partir de entonces, ella lo ayudó dándole lecciones y consejos de actuación.

Publicidad