NoticiasNoticias mundiales

12 de junio de 2021

Elefantes salvajes se vuelven estrellas internacionales por su épico viaje de más de 500 km

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Una manada de elefantes lleva 500 kilómetros de viaje en China. Millones de personas siguen su progreso.

Durante más de una semana, las autoridades en China han venido siguiendo a esta manada de 15 elefantes, que merodean fuera de su hábitat. Sus movimientos son monitoreados las 24 horas, y se toman medidas para evitar que ingresen en áreas residenciales.

La manada de elefantes errantes en China. | Foto: YouTube/South China Morning Post

Publicidad

Actualmente, los paquidermos se encuentran en un bosque en las afueras de Xiyang, un pueblo rural a 90 km de la ciudad de Kunming. Parecen estar volviendo sobre sus pasos.

Millones de personas siguen el desarrollo del viaje de estos elefantes a través de Internet. Llevan más de 500 kilómetros de viaje, desde que abandonaron la reserva natural en la que habitaban, en el sur de China. El mapa de su trayectoria es sencillamente sorprendente.

Los granjeros están habituados a otra clase de inconvenientes con los cultivos, y hasta se ha sabido hace poco sobre una plaga de roedores de proporciones bíblicas. Pero los elefantes no se han quedado atrás: han pisoteado cultivos y causado más de un millón de dólares en pérdidas.

Publicidad

Las crías del grupo, una de las cuales nació durante el épico trayecto, son particularmente populares con los internautas. Pérdidas o costos aparte, enternecieron a todos con su andar tambaleante, y muchos fantasearon con la posibilidad de acariciar o arropar a los elefantitos.

No queda claro por qué se han desplazado estos ejemplares y por qué abandonaron la reserva en la que vivían. Las teorías apuntan a la degradación de su hábitat natural, que los podría haber empujado a buscar mejores horizontes. Muchos ven en este evento una llamada de atención ambiental.

Publicidad

El avance agrícola ha sido una de las principales causas de pérdida de hábitats para esta especie, protegida en China. Las manadas se recluyen en segmentos cada vez más reducidos y aislados entre sí, hasta el punto de que muchas veces deben abandonarlas para buscar alimento.

Ver animales salvajes fuera de su hábitat natural siempre resulta llamativo. En ocasiones, incluso aterrador, como cuando un enorme lagarto entró a un comercio y trepó estanterías. Lee más al respecto en AmoMama.

Publicidad