Padres se casan junto a la cama de su hijita enferma para que pueda ser la dama de honor

Diego Rivera Diaz
04 jul 2021
14:30
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

En el Reino Unido, una pareja contrajo matrimonio en pleno hospital para que su hija enferma pudiese ser la dama de honor en la ceremonia.

Publicidad

Las graves enfermedades son terribles experiencias, pero también pueden poner muchas cosas en perspectiva. Te hemos contado sobre la joven madre que murió de cáncer días después de celebrar la boda de sus sueños.

El día de hoy, te traemos el caso de Karim y Louise Rezaie, los padres de Layla. El pasado 21 de mayo, la pareja contrajo matrimonio junto a su hija, en pleno hospital.

Madre sosteniendo mano de hija en cama de hospital. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Layla nació el día de Navidad de 2020. Tristemente, la chiquilla ha sido un paciente del Hospital Infantil de Bristol desde que vino al mundo. Padece síndrome CHARGE, una inusual condición genética.

Como consecuencia, Layla no puede dejar su lecho en el hospital, ni siquiera para estar presente en la boda de sus padres. Ante esta situación, la pareja decidió buscar una solución creativa.

Si la bebita no podía asistir a la ceremonia, ¡la ceremonia iría a la bebita! Fue así como se les ocurrió la idea de organizar su boda en el recinto hospitalario donde su hija había pasado su vida entera.

Publicidad

Así, Layla tuvo la oportunidad de ser la dama de honor en la boda, cumpliendo un sueño de sus padres. Fue un momento muy conmovedor, e imágenes de la ceremonia se hicieron virales en redes sociales.

Karim, un psicólogo terapeuta, dijo que todo el día de la boda fue mágico de principio a fin. Fue un gesto lleno de amor, y la pareja contó con la ayuda del personal del hospital para organizar las decoraciones y la música.

Publicidad

De hecho, las enfermeras del hospital ayudaron a rastrear a sus parientes y coordinaron la grabación de mensajes en video de los que no pudieron asistir. Fue algo realmente impresionante.

Sin embargo, para el padre de Layla, el hecho no dejó de ser agridulce. Si bien la niña pudo estar presente en la ceremonia, el escenario recalcó lo grave que es su condición.

Según los doctores, pasarán semanas o meses antes de que Layla pueda ir a casa. Entretanto, su familia hace lo posible por garantizar que participe en los momentos más importantes.

Publicidad