Sobre AM
NoticiasPersonas

20 de mayo de 2021

Joven madre muere por agresivo tumor días después de celebrar la boda de sus sueños

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La vida de Megan Sweeney fue muy corta, pero logró hacer realidad dos de sus más grandes sueños: ser madre y casarse con su alma gemela.

En 2019, Megan Sweeney esperaba llena de felicidad el nacimiento de su primer hijo. Pero el día previo al parto se sintió tan enferma que debió ser ingresada de emergencia en el hospital.

Con un cuadro de vómitos incontrolables que los médicos atribuyeron inicialmente al mismo embarazo, Megan dio a luz a Roan, su primogénito. Pero inmediatamente después se descompensó en forma alarmante.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

UN DIAGNÓSTICO ATERRADOR

Una resonancia magnética dejó en evidencia la causa del problema de salud de esta joven madre. En su cerebro crecía un agresivo tumor

A partir de ese momento, los días de Megan se convirtieron en una sucesión de cirugías, tratamientos médicos, quimioterapia y agresivas sesiones de radioterapia. Nada lograba detener el violento crecimiento del tumor cerebral.

Al final, los médicos se vieron obligados a admitir que no podían hacer nada más para salvar su vida. Pero su familia se negó a aceptarlo y siguieron explorando tratamientos alternativos que extendieran la vida de Megan.

Cargando...

Publicidad

UNA LINDA BODA

El caso de Megan llegó a Wedding Wish Makers, una organización sin fines de lucro. Ellos se interesaron en ayudarla a hacer realidad su sueño de casarse con Paul, su alma gemela. 

El mes pasado lanzaron una recaudación de fondos y docenas de empresas se ofrecieron como voluntarias para ayudar.

Megan y Paul se casaron frente a sus seres queridos en una hermosa ceremonia el 17 de abril. La novia vistió el traje con el que siempre había soñado.

“Tuvieron una hermosa ceremonia en su jardín trasero con sus amigos y familiares más cercanos”, dijo la organización, según recoge Mirror.

Cargando...

Publicidad

Cargando...

Publicidad

En un principio la boda se llevaría a cabo el 26 de abril, pero decidieron adelantarla, sintiendo la inminencia de trágico desenlace. 

Tres semanas después, el pasado el 10 de mayo, la joven de 23 años de Glasgow falleció. Estaba rodeada de su familia, su esposo y su pequeño hijo. 

La organización Wedding Wish Makers agradeció a todos los que hicieron posible que Megan y Paul celebraran su boda. Los fondos que sobraron de la recaudación fueron entregados a la familia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad