Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

12 de julio de 2021

Anciano se reúne con su mujer en su lecho de muerte y promete que su amor "durará para siempre"

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Un hombre que luchó por años contra el cáncer terminal y estaba ya en sus últimos días pudo hacer realidad su sueño gracias a un grupo de paramédicos.

En AmoMama, te hemos contado muchos historias que llegan directo al corazón. Hace poco te contamos sobre la pareja de ancianos que lloró al abrazarse por primera vez tras meses de separación por el confinamiento.

La historia que te traemos el día de hoy es aún más desgarradora. Se trata de un hombre terminalmente enfermo que llevaba meses sin ver a su esposa y pudo cumplir su último deseo gracias a los paramédicos.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Danny Rowland, oriundo de Queensland, Australia, fue llevado al hospital para recibir ajustes en sus dispositivos médicos. Fue entonces cuando los paramédicos escucharon la historia de su esposa, Shirley.

Danny llevaba años luchando contra el cáncer terminal. Ya al final del camino, el hombre tenía planeado pasar sus últimos días en casa, con sus seres queridos.

Según el servicio de ambulancias de la ciudad, Danny había aceptado no volver a ver a Shirley nunca más. Suponía que la llamada telefónica que recibió de su parte meses atrás sería la última vez que hablarían.

Cargando...

Publicidad

La organización de paramédicos explicó que Danny recibiría cuidados de hospicio en casa, siendo atendido por sus parientes. Pero su esposa Shirley seguiría en un hogar de retiro cercano.

Allan, Joshua y Samantha, tres paramédicos del servicio de ambulancias, escucharon absortos la historia de Danny. Decidieron ayudar a la pareja a volverse a ver una última vez.

El hogar de retiro de Shirley estaba en la vía hacia el hogar de Danny, por lo que los paramédicos solicitaron permiso para desviarse un poco. Dicho y hecho, Danny fue llevado al hogar de retiro para ver a Shirley.

Cargando...

Publicidad

La pareja compartió un lecho por última vez, tomados de las manos. Fue una romántica y conmovedora escena que habría sido imposible de no ser por la generosidad y empatía de los paramédicos.

Días después, Danny falleció, feliz de saber que pudo ver a su amada Shirley una última vez.

Cargando...
Cargando...

Publicidad