NoticiasPersonas

16 de julio de 2021

Quedó viuda a los 40 años y 14 meses después dio a luz a un bebé de su esposo

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Los avances en la ciencia permiten hoy en día verdaderos milagros. Así lo percibe esta viuda, que acaba de convertirse en la más feliz de las madres. 

Cuando Scott y Sarah Shellenberger quisieron agrandar su familia en 2019, las cosas no les resultaron fáciles. En la búsqueda de alternativas, terminaron en una clínica de fertilidad de Barbados.

Pero la muerte sorprendió a Scott a los 41 años. 14 meses después, Sarah logró hacer realidad su sueño de traer al mundo un hijo de su esposo que ha sanado su corazón. Esta es la historia de su milagro.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

SUEÑOS ROTOS

Aunque se conocieron cuando estudiaban en la universidad, fue en 2017 cuando comenzó la historia de amor de Sarah y Scott. Él la contactó a través de Facebook y se enamoraron de inmediato. 

En septiembre de 2018 la pareja contrajo matrimonio y su plan inmediato era tener hijos. Pero las cosas no salieron como esperaban. Sarah no lograba concebir, por lo que les sugirieron ir a una clínica de fecundación in vitro.

Por los altos costos de esas clínicas en los Estados Unidos, la pareja terminó en Barbados. Para diciembre de 2019 recibieron una excelente noticia. Uno de los embriones era viable y era de un niño.

Cargando...

Publicidad

Llenos de ilusión, Sarah y Scott fantasearon con su primer bebé y hasta escogieron su nombre: Hayes. Apenas dos meses después, tenían una cita en la clínica para unos exámenes.

Sarah debió ir sola por los compromisos laborales de Scott. A su regreso la esperaba la peor de las noticias: su esposo había sufrido un infarto y estaba inconsciente en la UCI. 

El 2 de febrero de 2020, ella tomó la decisión de donar los órganos de su esposo y desconectarlo. “Eso es lo más difícil que he hecho”, dijo, según recoge Mirror.

BIENVENIDO HAYES

En medio del intenso dolor, la viuda decidió seguir adelante con sus planes y seis meses después de la muerte de su esposo los médicos implantaron el embrión en su útero.

Cargando...

Publicidad

El bebé nació el 3 de mayo de 2021. “Sostener a Hayes ha sido una buena medicina para mí y me ha curado el corazón de muchas maneras”, escribió Sarah.

Cargando...

Publicidad

La joven de 40 años siente una mezcla de emociones en su interior. Una gran nostalgia por saber que su esposo no conocerá a su hijo y un inmenso amor por el bebé que jamás pensó que sentiría.

“Veo absolutamente a Scott en él. Parece que las cosas están empezando a verse más brillantes y que tal vez mi vida no haya terminado y tenga un propósito”, afirmó la viuda.

En la clínica de fertilidad le notificaron que habían obtenido un segundo embrión viable, por lo que Sarah está planeando volver a embarazarse en un par de años.

Cargando...
Cargando...

Publicidad