Sobre AM
MediosHistorias virales

23 de julio de 2021

Niño de 2 años y una anciana de 99 forman una inesperada amistad a causa de la pandemia

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Aunque el aislamiento social impuesto por la pandemia por el covid-19 ha afectado a todos, para los niños y los ancianos ha sido particularmente duro. Pero este par forjó una bonita amistad.

Cuando comenzó la pandemia, Benjamin Olson, de Minnesota era muy pequeñito. A lo largo de estos meses no ha tenido oportunidad de compartir con otros niños. Pero pronto notó a la simpática vecina que lo saludaba con cariño.

Era Mary O´Neill y pronto cumplirá 100 años. Entre ambos surgió una bonita amistad y en AmoMama queremos compartir contigo su hermosa historia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

GRANDES AMIGOS

Mary vive sola en la casa vecina a la de los Olson. Su esposo murió hace 37 años. Sus nietos y bisnietos viven fuera del estado, por lo que solo sus fotos la acompañan. Con la pandemia, quedó aislada.

A través de su ventana veía al pequeño niño de la casa vecina y siempre le hacía un cariñoso saludo. Pronto, Benjamin, que ahora tiene dos años cumplidos, tuvo la capacidad de salir solo al patio.

Y así comenzó la amistad entre ambos. A través de la cerca que divide las propiedades, Mary y Benjamín juegan a la pelota, él la lanza y ella la devuelve con el bastón.

Cargando...

Publicidad

“Durante más de un año, no vio a otros niños. No interactuó con nadie excepto con nuestra familia y Mary. Terminaron formando un vínculo increíblemente fuerte”, dice Sarah Olson, según recoge Today.

REGALOS ESPECIALES

El niño también le da muchos obsequios, como piedras, florecitas y cualquier tesoro con el que se tropiece. Ella por su parte recordó que en el sótano de su hogar estaban los enormes camiones de su hijo ya fallecido.

Cargando...

Publicidad

Sacando fuerza de la voluntad que le sobra, esta anciana mujer cargó con los pesados juguetes y se los regaló a su amiguito. Según la madre de Benjamin, los diversos colores de los camiones le han ayudado a aprender sus nombres. 

Para Mary, el niño y su hermanito Noah son lo más cercano a unos nietecitos, y los días fríos y lluviosos cuando no pueden ir al patio, los extraña mucho. “Benjamin me hace compañía, me hace sentir bien”, dice la anciana.

La verdad es que ambos se han hecho mucho bien en estos tiempos difíciles y con seguridad, Benjamin la recordará como a una abuela muy querida. ¿Qué piensas de su amistad? ¿Conoces historias similares? Deja tu opinión en los comentarios.

Cargando...
Cargando...

Publicidad